Grandeza

Las Chivas lo dejaron claro: Hay grandes y hay aspirantes

A los equipos grandes de este país las conquistas de los equipos chicos no les quitan el sueño. Los aspirantes a la grandeza se han quedado cortos en campeonatos y las oportunidades recientes no han sido suficientes para que, por ejemplo, Toluca se acerqu

Chivas desapareció del panorama después del título que consiguieron de la mano del Bofo Bautista en el Apertura 2006. Ese fue el año de su centenario y lo celebraron con la vuelta olímpica en La Bombonera. Tras aquella copa, fueron necesarios más de una decena de experimentos para volver a mandar en el futbol mexicano y con doblete.

Los Grandes

1. Chivas
El Guadalajara tuvo tiempo de caer casi hasta el fondo de la porcentual en algunas jornadas del 2015, y parte de su afición se escondió por un rato mientras veían cómo los que equipos menos esperados alcanzaban finales e incluso el bicampeonato. Equipos como el León, por ejemplo, que partió desde el ascenso para imponerse a los grandes. El mal momento del Rebaño fue objeto de burlas constantes, pero nadie amenazó en serio su lugar en el futbol mexicano.

2. América
Los últimos años del América están definidos por la intermitencia. Desde la final del Clausura 2007, cuando cayeron ante Pachuca en el Estadio Azteca, las Águilas han disputado otras tres finales y además de esa perdieron la del torneo pasado, contra Tigres, después de tres torneos sin presencia en la serie definitiva. Tras ganar el último título con Antonio Mohamed, el ocupante del banquillo ha cambiado en cuatro ocasiones: Matosas, Ambriz, La Volpe y ahora Herrera tendrá su segundo periodo. Sin éxito, jugaron dos veces el Mundial de Clubes, el primer intento fue desastroso y el segundo, un golpe de realidad. Ganaron más en la última década que cualquiera de los que llevan la etiqueta de "grande" en el futbol mexicano. La gestión de Ricardo Peláez fue calificada como buena, pero ya se acabó. América anunció cambios en la estructura: el nombramiento de Santiago Baños en la dirección deportiva y del "Piojo" Herrera como director técnico. Apenas tomaban sus lugares cuando la presión aumentó súbitamente este domingo a las 8 de la noche y sin poner un pie en el campo. Y es que el Guadalajara ganó un título y les arrebató la tranquilidad de la cumbre histórica.

Publicidad

3. Pumas
La última vez que Pumas fue campeón del futbol mexicano, Francisco Palencia todavía jugaba. Y anotó dos goles contra Morelia en la serie final. Ahora es su director técnico y las cosas no van tan bien como cuando era jugador. Desde aquel título bajo la dirección técnica de Guillermo Vázquez en el Clausura 2011, se cuentan seis técnicos en el banquillo y ninguno ha conseguido devolverles el protagonismo y aunque demostraron orgullo en la final que jugaron contra Tigres en el Apertura 2015, el partido de ida definió el fracaso. La identidad no gana títulos por sí sola, pero al equipo universitario le ha costado definir un estilo y no ha podido sostener el proyecto de cantera que en algún momento los caracterizó. Están a cinco títulos de inquietar a sus acompañantes y ha perdido presencia entre los equipos más mediáticos.

4. Cruz Azul
En diez años, Cruz Azul ha disputado tres finales en el futbol mexicano. La del Clausura 2013 ante América en el Estadio Azteca dejó una marca indeleble en el ánimo cementero. No solo por la rivalidad, sino también por la forma: el cabezazo de Moisés Muñoz, el resbalón en los penales. Es esa imagen la que queda como referencia de su mala fortuna, de la debacle inminente. Desde entonces, la Máquina ha tenido cuatro técnicos: Sergio Bueno, Tomás Boy y Paco Jémez, además de dos breves períodos con la dirección de Joaquín Moreno. El fracaso se cuenta en cada uno de ellos porque, a pesar de las concesiones del sistema de calificación en México, no han tenido al menos la posibilidad de probarse en fases finales. En el Clausura 2017, se convirtieron en el único equipo de la Liga Mx sin liguilla en seis torneos consecutivos.

Publicidad

Los aspirantes

1. Santos
Los de Torreón sumaron tres títulos en la década, a partir del Clausura 2007, así que su historia de éxitos es reciente, todavía están lejos de igualar a los más ganadores del país, pero han sumado afición. Nada de qué preocuparse todavía.

2. Tigres
Tigres es el que mejor ha sabido sembrar el terror, sin importar que su historial de campeonatos no corresponda al nivel del miedo. Buscan dominar una época y han invertido grandes cantidades en el objetivo; llevan cinco finales en el mismo periodo y consiguieron igualmente tres títulos. Sin embargo, su presencia en la fiesta grande es habitual, tanto que en seis torneos han disputado tres finales. Por su plantilla con talentos relumbrantes, la cantidad de seguidores va en aumento y tras perder la final de Copa Libertadores contra River Plate, su nombre es más conocido en el continente.

3. Pachuca
Pachuca y Toluca son parte de la eterna discusión por la etiqueta de pararse en el umbral de la grandeza en el futbol mexicano. Por un lado, los Tuzos se mantienen como el único equipo en ganar un título de Conmebol -aunque ahora no es posible igualarlos- su hazaña permanece como el más grande logro a nivel de clubes. Seis títulos y un proyecto que en años recientes ha apostado al desarrollo y debut de jugadores mexicanos pretenden servir de aval para considerarlos; pero al igual que Toluca, el argumento para relegarlos es el impacto mediático que no es ran resonante como en otros equipos.

4. Toluca
Los Diablos Rojos suelen reclamar que les den el crédito por los trofeos conseguidos, están a dos títulos de los más ganadores. Toluca vivió su mejor época en la primera década del nuevo milenio con un equipo que tenía a José Saturnino Cardozo como rey del futbol mexicano. Sin embargo, esa fortaleza que construyeron gracias a una plantilla dominante, resultado del buen ojo para las contrataciones, especialmente en la delantera, ha perdido fuerza desde el título conquistado con Chepo de la Torre en el Bicentenario 2010. El reciente torneo sirve de prueba: los peores equipos del campeonato sacaron victorias de la Bombonera en plena celebración por sus cien años. El infierno no arde como antes.

5. Monterrey
Monterrey lo intentó cuatro veces en esta década y cayó en tres, solo ganó la del Apertura 2010. Su numerosa afición, una plantilla armada con chequera y ambición, y la inauguración de un estadio impresionante los mantienen en la memoria de los seguidores, pero su influencia se queda ahí. El título de Chivas representa un desafío para América porque todavía no hay quién esté listo para asumir la presión de los grandes clubes. A los rojiblancos les tomó muchos años volver al protagonismo, pero la final la jugaron como lo que son, un equipo al que los años no pudieron arrebatarle la identidad. Mantenerse no es fácil en esta liga, Guadalajara estará a prueba. ¿Alguien los alcanzará en la cima antes de que puedan superarse entre sí?