FYI.

This story is over 5 years old.

Identidad

Por qué todo el mundo lleva 'choker'

Estos días es imposible dar una patada a una piedra sin encontrarte un choker debajo. Preguntamos a varias expertas en moda por qué esta tendencia de los noventa se ha hecho tan popular en tan poco tiempo.
30.9.16

Desde los collares de cuero con hebillas y pinchos de Vivienne Westwood hasta los collares de plástico hiper ajustados al cuello que parecen un tatuaje, el collar tipo choker ha rodeado los cuellos de miles de personas. De hecho, se cree que este accesorio de inspiración sumisa adornó en primer lugar el cuello de la tristemente famosa adúltera (y acusada de brujería e incesto) Ana Bolena, cuya vida le fue arrebatada cortándole aquello que anteriormente había adornado con su collar de perlas, lo que sitúa el origen de este accesorio en el siglo XVI.

Publicidad

Si tiene suerte, la moda de llevar un accesorio va fluctuando y pasa de ser muy guay durante una década a volver unas cuantas después, llevado a modo de oda vintage a una época que no volverá. En el caso del choker, este ir y venir de su popularidad ha continuado durante siglos y, actualmente, ha vuelto con energías renovadas.

Gran parte del reciente regreso del choker puede vincularse al resurgir de las tendencias de los noventa. Entre los artículos más en boga se encuentran los pantalones vaqueros Levi's de cintura alta y los petos, ambos procedentes de la década que nos dejó Twin Peaks, el movimiento Riot Grrrl y The Miseducation of Lauryn Hill. Dado que la moda del choker parece sobre todo popular entre las mujeres de veintitantos y treinta y pocos años, la mayoría de sus seguidoras probablemente también lo llevaban en los noventa.

Como sucede con la mayoría de tendencias de moda, el aumento de popularidad de este collar empezó en las pasarelas, donde lleva varias temporadas reinando: La colección prête a porter de Dior para la temporada Primavera 2016 confirió a los chokers un giro romántico emparejándolos con delicados pañuelos atados al cuello, y la colección prête a porter de Alexander Wang para la temporada Otoño 2016 incluía versiones de cuero con hebillas.

Emma Grady, una experta en estilismo residente en NYC, vincula el auge de su popularidad a las más adoradas fuentes de inspiración en lo que se refiere al estilo: las celebridades. "A principios de este año empecé a ver que Kim Kardashian, Gigi Hadid y Kendall Jenner llevaban chokers", afirma, "y poco después vi que la gente los llevaba por la calle en Nueva York. Creo que la tendencia del choker creció con tanta rapidez porque es una forma muy sencilla de añadir un toque muy noventas a cualquier conjunto de ropa".

Jessica Tse, experta en accesorios en la agencia de predicción de tendencias Fashion Snoops, vincula gran parte del factor cool de este tipo de collares a una celebridad en particular: Rihanna. Después de que llevara el choker Monarch de Fallon a principios de este año, este accesorio ―que cuesta 375 $ (unos 334 €)― se agotó en las tiendas inmediatamente (el Monarch también es el favorito de Khloe Kardashian).

Sin embargo, es posible que lo que mantenga vivos a los chokers sea en realidad su desvinculación de la década de 1990. Tse afirma que, aunque su popularidad surgió el año pasado con celebridades "it-girl" y modelos, este accesorio lentamente se está desprendiendo de su vinculación con el look de "chica molona de los 90". "El choker se ha convertido en un accesorio clave", indica. "Ha dejado de ser simplemente una tendencia de los noventa".

"El choker ha adoptado tantas formas porque existen innumerables formas de recrearlo", añade. Y además indica que cuando vemos a una mujer llevando un delicado choker de raso probablemente nos viene a la mente la moda de la época victoriana. "Pueden ser metálicos, llevar incrustaciones e incluso ser de inspiración romántica". Por lo tanto, Tse cree que los chokers se quedarán durante un tiempo si continúan disociándose de la década en que estuvieron de moda y, en su lugar, se convierten en una pieza exclusiva de joyería. Puede que esta evolución ya se esté produciendo; mientras que el choker de cuero de Monarch que llevaba Riri era bastante atrevido, el de la colección de Dior Primavera 2016 podría fácilmente acompañarse con una diadema y un par de zapatos de goma: ambos son chokers, pero eso es todo lo que tienen en común.

Ahora es el momento de que regresen los piercings en el ombligo.