Salud

A esta mujer le han sacado 27 lentillas del ojo derecho

¿Cómo guardar 27 lentillas en un ojo?
MA
tal y como se lo contó a Mario Abad
18.7.17

Este artículo se publicó originalmente en Tonic.

Es fácil perder las cosas, sobre todo a medida que nos hacemos mayores. Las llaves, las gafas (un clásico), el móvil… Sin embargo, hay una señora en el Reino Unido que se lleva la palma: a la mujer se le perdieron 27 lentillas en el ojo a lo largo de varios años.

Según un breve informe publicado por el British Medical Journal, el pasado noviembre una señora de 67 años acudió a un hospital cerca de Birmingham para someterse a una operación de cataratas rutinaria. Mientras preparaban a la mujer para la intervención, una anestesióloga encontró lo que describen como "una masa azulada" formada por 17 lentes de contacto, unidas entre sí por la mucosidad segregada por su ojo derecho. Tras un examen exhaustivo, los médicos descubrieron que, de hecho, había otras 10 lentillas más repartidas por la cuenca ocular de la señora. Esto es, 27 lentillas en el ojo derecho y, al parecer, ninguna en el izquierdo.

Publicidad

Como cabría esperar, el equipo de cirugía no daba crédito, no solo por la alarmante cantidad de "cuerpos retenidos", sino por el hecho de que la paciente nunca hubiera tenido molestias, aparte de notar cierta pérdida de visión en ese ojo. "La masa era tan grande… Nos sorprende que la paciente no la haya notado porque tendría que haberle causado mucha irritación en la zona en la que estaba alojada", explicó Rupal Morjaria, oftalmóloga especialista en prácticas y autora del informe, en sus declaraciones.


MIRA: Javier Botet, la máscara invisible


Pero, ¿cómo llegaron ahí las lentillas? Durante los últimos 35 años, la mujer había llevado lentes desechables, pero no visitó a su optometrista regularmente. Ella también se sorprendió al enterarse de lo que tenía alojado en el ojo. Morjaria señaló que, en una cita dos semanas después de retirarle la masa de lentillas, la mujer dijo haber notado una considerable mejoría. "Achacaba las molestias de antes a la edad y a la sequedad de ojos", afirmó Morjaria. El informe sugería que la desaparición de las lentillas pudo deberse a que la mujer tiene los ojos hundidos.

Tras retirarle las lentillas, los médicos postergaron la intervención para evitar complicaciones y le administraron antibióticos. "Había albergado las lentillas durante un periodo de tiempo indeterminado, por lo que si la hubiéramos operado podrían habérsele concentrado muchas bacterias en la zona de la conjuntiva", añadió Morjaria. La mujer no ha presentado complicaciones desde que la operaron, según informó Morjaria a Tonic en un email.