FYI.

This story is over 5 years old.

DMT Berzerk: el lado subterráneo de la electrónica mexicana

Una plática con el residente del icónico club Real Under en la CDMX.

DMT Berzerk, es residente del icónico club Real Under de la Ciudad de México y artista infaltable de festivales como el Orus Fest. Más de 13 años de trayectoria lo han llevado a compartir escenario con agrupaciones internacionales del calibre de Front 242, Apoptygma Berzerk, Sigue Sigue Sputnik, The Mission y VNV Nation.

Platicamos con Dimitri sobre cómo se inició en el mundo de las tornamesas, acerca del momento de crecimiento que experimenta la escena subterránea nacional, sobre su faceta como productor, entre otros temas.

Publicidad

¿Cuándo y en qué momento inicia tu carrera como DJ?

Fue en una noche ambientando una fiesta, me dijeron "hay esta oportunidad, ¿cómo ves?, ¿te interesa?", dije "pues sí, vamos a darle", era 2004, 2005, por ahí más o menos, allá en el local de Donceles 80 donde estábamos antes. Yo siempre he sido amante de la música, coleccionista de discos, me encanta comprar, ir a las tiendas, rascarle y salir con montañas de discos. Ha sido mi pasión, por lo mismo, siempre me ha interesado la música subterránea, la que es tal vez un poquito más difícil de encontrar. Me interesa que tenga cosas más profundas en cuanto a significado. La temática que buscaban para este evento que te comento no había quien la pudiera realizar y me invitaron a mi porque sabían que yo tenía más o menos conocimiento sobre esos temas y de ahí, obvio, me gustó, dije "¡órale!, ¡está bien padre esto!".

¿Qué música tocaste aquella noche?
Fue más enfocado al folk dentro de los géneros del metal, del metal oscuro, black metal. Por cuestión de familia soy amante del metal fuerte, black, death, trash metal, por tradición soy fan de esta música y por profesión de la música electrónica. En la otra pista ese día fueron ondas más como horror punk, psychobilly, que en ese entonces también me atraían mucho y no había tantas propuestas de gente que pudiera poner esas cosas. No tenía las bases reales para ser un DJ, fue mi primer acercamiento y veía el equipo con botoncitos y no sabía ni para que servían. De ahí a algunos amigos les gustó, claro, a mí me gustó más y se comenzó a volver más cotidiano el que se me invitara.

Publicidad

¿Cómo se dio esa mutación del rock a la electrónica?
Lo chistoso es que yo no quería enfocarme tanto en la música electrónica porque ya había muchos DJs de estos géneros, de synth pop, future pop de hard electro, yo prefería algo más nuevo, algo diferente para la gente. Pero con el tiempo, de repente ponía electrónica y a la gente le gustaba más. Con el tiempo me fui especializando más en esto, en la música electrónica subterránea y hasta el día de hoy yo creo que ya me quedé ahí (risas).

¿Qué músicos o artistas han influido más en ti?
Un DJ que admiro mucho, es Paul Van Dyk, me parece que es un muy buen DJ, se me hace que tiene calidad, tenía mucha actitud, se me hace alguien que supo cosechar bien su trabajo. DJs que admiro aquí en la escena, hay muchos también, amigos, gente con quienes comparto todos los días, incluso como Lord Fer, que como DJ es una excelente atracción; XL2C, es alguien de quien aprendí mucho en su momento. Ya como músicos o bandas, ¡híjole!, de todo, Chopin para mi es el maestro, en cuanto a música electrónica VNV Nation es una de mis bandas más emblemáticas, la que más me llama la atención; Apoptygma Berzerk obvio, Covenant, toda esta escena electrónica de finales de los ochenta y principios de los noventa, toda esa transición cuando se empezó a forjar la segunda generación del EBM es mi principal influencia. A mí no me tocó tanto la escena ochentera de Front 242 de Nitzer Ebb, digo, sí la conozco pero no me tocó su apogeo por mi edad.

Publicidad

Eres un DJ muy versátil, he escuchado en tus sets future pop, synth pop, EBM, hard electro, incluso techno, ¿en qué estilo te siente más cómodo?
Mi estilo predilecto, incluso el estilo que yo produzco es synth pop y EBM es lo mío completamente. El que me inviten a fiestas a tocar synth pop o EBM para mi es lo mejor que puede haber, pero procuro no quedarme ahí. Como residente del Real Under, uno tiene que saberle a todo, no puedo estar poniendo synth pop toda la noche porque la gente se va a aburrir, si hay que poner gótico, ponemos gótico, si hay que poner más ochentas, le damos también, el chiste es no clavarse en un sólo género. Como DJ tienes que saber de todo.

¿Qué fue lo que te atrapó del EBM y del synth pop?
En la música lo primordial que yo busco sea el género que sea, es una buena melodía, y el synth pop prácticamente es pura melodía. Un buen synth pop tiene un tecladito que lo escuchas y se te queda grabado en la cabeza y estas todo el día tarareando la canción, por eso me he acercado tanto al synth pop aunque digan que es muy meloso. El EBM por el contrario, como contraste, usa sonidos más monótonos, tal vez es una melodía mucho más sencilla, no es lo que resalta, pero tiene mucha energía, y ese es otro factor que yo busco mucho, música que te transmita algo, ya sean sentimientos, no sé, el synth pop tiene canciones que te transmiten tristeza, melancolía. En cuanto al EBM hay canciones que te dan mucha energía, mucha fuerza, esta proyección viene desde los ochentas con el industrial, con las fábricas, de la fuerza humana, del cuerpo como tal, de ahí lo de electronic body music, es música que evoca eso, si escuchas a Nitzer Ebb, de inmediato te dan ganas de bailar, te dan ganas de moverte.

Publicidad

¿Cómo fue la transición de DJ a productor?
Es una espinita que casi, casi desde que empecé a coleccionar música la tuve, uno como fan de la música siempre tiene la utopía de "el día de mañana yo voy a tener una banda, voy a tocar", desde niño te ilusionas con esas cosas. A mí siempre me ha interesado la música, mi padre es músico, tocó en varias bandas, mi hermano igual. Entonces yo siempre como que estuve muy inmerso en este ambiente, y yo nada más como que esperaba el momento. Cuando comencé más en forma con mi carrera de DJ me hice varias preguntas, "estas canciones no se adaptan para un DJ, es muy buena canción pero no queda, me cuesta mucho trabajo mezclarla, hacer una transición, vamos a trabajar en ella, vamos a ver qué podemos hacer", agarre la canción y clásico, a cortar y pegar, extenderla, ponerle una intro para que sea más fácil trabajar con ella, y empecé a trabajar así con canciones, realmente no hacía nada, sólo era tal cual cortar y pegar, editarla para que se adaptara a mi técnica. Con el paso de los años junté muchísimas canciones así, más de 100 yo creo.

¿Con qué hardware o software editabas los tracks?
Usaba el Sony Vegas, es un programa de edición de video, pero me daba las herramientas básicas para cortar y pegar audio sin mayor problema. La necesidad me llevó a buscar cosas más específicas y me fui a trabajar con Logic, me cambié a Apple y es con lo que trabajo al día de hoy. Había canciones que decía "ya la arreglé, ya la edité, pero tiene un sonido muy pobre, hay que meterle más punch para que prenda", ahí vino la segunda parte, había que meterle percusiones extra a la canción, había que meterle quizá una melodía por ahí. Así poco a poco empecé a darle, ahorita ya hago remixes en forma, tengo decenas y decenas de remixes ya hechos, precisamente en dos o tres semanas sale mi segundo álbum de remixes.

Publicidad

¿Cómo ha sido la experiencia de compartir escenario con bandas internacionales de renombre?
Hay de todo, desde los artistas más payasos que te puedas encontrar, que ni te voltean a ver, que ni te dirigen la palabra ni nada, se respeta, está bien, ellos tendrán sus razones. Por otro lado hay gente muy humilde, el caso específico de Ronan Harris de VNV Nation que terminando el concierto llegue y te diga "felicidades, tu set estuvo muy bueno cuando pusiste tal canción o cuando pusiste esta", digo, se nota la diferencia. Ha habido bandas que se quedan a mi soundcheck, a ver cómo me conecto, qué canciones pruebo, también es como ¡órale!, ¡qué humildad de su parte!, se nota que tienen interés, que realmente están involucrados con la escena.

La primera vez que le abrí a VNV Nation tuve muchas fallas a nivel técnico, por nervios o por lo que quieras. Era la primera vez que tocaba en un foro tan grande como el Plaza Condesa, te impacta mucho, tener a tus espaldas a Ronan Harris escuchándote, hay muchos factores detrás, pero aprendí muchísimo, aprendí más de esa noche que de las noches en que me sale el set perfecto. La presentación de 2014 se me quedó grabada y fue una gran lección para mí, lecciones que al día de hoy aplico.

¿Cómo se encuentra la escena electrónica subterránea en este momento?, ¿Cómo la percibes?
Creo que ahorita está resurgiendo otra vez, todo mundo sabe que la edad de oro de la escena electrónica subterránea en México fue por ahí del 2000, 2001, fue como el clímax de la escena, es donde explotó todo, después decayó un poco por ahí de 2009. Yo siento que ahorita está tomando fuerza, está creciendo mucho, hay mucho talento, hay mucha calidad allá afuera. Tiene un par de años que abrí mi propio sello llamado Sector Industrial, ahorita estoy trabajando en un compilado enfocado a la escena local, recibí casi 100 propuestas, cerré la convocatoria la semana pasada y me siguen llegando propuestas de muy buena calidad, de bandas que ni sabía que existían, de todas partes de México. Me sorprende en verdad, me da muchísimo gusto, confirma mi hipótesis de que calidad sí hay, talento sí hay, lo que no hay es promoción, lo que no hay es apoyo, que es uno de los principales fines que tiene Sector Industrial, vamos a impulsar todo ese talento que hay aquí.

Publicidad

En cuanto a técnica en los DJs ¿qué tanto desarrollo hay en la escena?
En cuanto a DJs ha habido una apertura muy grande, como en todo, también salen DJs bien chafitas, DJs muy buenos, hay DJs con un conocimiento y una selección musical muy buena y salen otros que son más y más de lo mismo, en general creo que está creciendo, está tomando mucha fuerza. A nivel de técnica creo que ahí va, del 1 al 10 esta como en un 7. Hace 10 años no existía tal, hace 10 años era poner tus canciones una tras otra, nada más no permitías que hubiera silencios entre canciones, juntabas las atmósferas y ya, hacías un fade out. En general ya se aplica más técnica entre los DJs y eso me da mucho gusto, ver que está cambiando eso, no sé a qué se deba pero está cambiando y eso está bien, habla bien de México. Algunos amigos que han tenido la oportunidad de ir a Europa a festivales, me platican mucho de eso, que allá los DJs no son DJs solo ponen canciones, sea electrónico, sea gótico, sea lo que sea que estén poniendo, no hacen beatmatching, no respetan estructuras, no respetan tiempos, nada, me atrevería a decir que México es de los países más fuertes, aquí sí hay técnica.

Para concluir, ¿qué sigue para DMT Berzerk a corto y mediano plazo?
Voy a darle más de lleno a Sector Industrial, a buscar talentos, a firmar con bandas. Ya tengo la lista de discos que voy a sacar para este año, van a ser tres o cuatro, vamos a ver si el tiempo y el destino así lo deciden. Por otro lado seguir produciendo y de igual manera trabajar en mis temas propios, llevo muchos años trabajando en ellos, al día de hoy no ha salido nada formal, no creo que se pueda concluir este año, quizá lo trabaje todo este año para que salga en 2018.

Conéctate con DMT Berzerk en: Facebook

Alejandro Arámburo está en Twitter.