FYI.

This story is over 5 years old.

La importancia de un buen monitoreo en cabina

Este es un elemento básico en cualquier DJ Booth que muchos parecen olvidar.
10.9.16
Fotografía: Undergroove Music. Tap The Flow en cabina.

Sigue a THUMP México en Facebook


Un elemento básico en la cabina que desafortunadamente pasa a segundo plano por muchos organizadores de eventos y promotores son los monitores en cabina. El contar con un buen monitoreo es esencial para cualquier presentación como DJ, desde la más profesional hasta algún toquín en el cumpleaños de tu compa. No solo porque es crucial para que desde el booth puedas escuchar fielmente tu música, sino también porque nos permite cuidar la herramienta de trabajo más importante de un DJ: los oídos.

Para asegurarte que estás mezclando sin estarte haciendo un daño es importantísimo poder controlar el volumen de nuestro espacio de trabajo, no hay de otra; y esto es una tarea casi imposible sin un buen par de monitores.

Publicidad

Considera que en la mezcladora o controlador que estás usando para disparar tus rolas, suena lo que suena en la salida del Master Volume, pero la diferencia es que tiene su propio control de volumen. Por lo tanto, puedes controlarlo desde la cabina sin afectar lo que escucha tu público. Si las bocinas en la cabina fueran a ser controladas por el volumen principal (Master) eso significará que si suena fuerte para el público, sonará igual de fuerte (a proporción de la potencia de las bocinas) en la cabina.

Habrá otros lugares donde simplemente no existirá la cabina. Pensemos en barecitos y lugares por el estilo, en donde las mismas bocinas del lugar servirán como tus monitores. A pesar de que no es lo ideal, dado el tamaño del venue y la cercanía de las bocinas podrás lograr tu misión con ese mismo sistema de audio. Tus oídos estarán (parcialmente) a salvo.

Relacionados: Consejos para evitar la sordera antes de los 30

La bronca es cuando es un lugar más grande y las bocinas principales están más alejadas de la cabina; ahí es donde la falta de monitores representa un riesgo.

Suena lógico pero tiene su ciencia: mientras más alejadas estén las bocinas, no se escuchan con la nitidez que se necesita para poder hacer bien la chamba. Además, cuando las bocinas están lejos, por la distancia se genera un delay y acabamos cagando la mezcla. La solución rápida en esos casos será subir el volumen de tus audífonos para tratar de escuchar tus canciones y empatarlas. Podrás mezclar tu set, pero seguro acabarás con los oídos bastante cansados por el esfuerzo.

Además, a fin de cuentas somos DJs porque somos melómanos, y tenemos también todo el derecho de escuchar lo que tocamos como debe ser y disfrutarlo. A nadie le gusta quedarse con los audífonos puestos o escuchando la música de lejitos.

Recalcando, los oídos son la herramienta más importante de cualquier DJ. Cuidémoslos como se debe al ser responsables, esto nos va a permitir durar mucho tiempo en esto que tanto amamos.

Adrián De Los Ríos está en Twitter, Facebook y SoundCloud.