Matanza, el trío chileno que defiende las raíces latinas

Matanza, el trío chileno que defiende las raíces latinas

Este batallón latinoamericano propone nuevos ritmos de baile para las pistas alrededor del mundo.
12 Enero 2016, 3:15am

Matanza se describe como una mezcla de neo folklore y cultura global, una combinación de sonidos, de maderas, cueros, cañas y muchos sintetizadores. Este trío chileno, pionero en la electrónica étnica latinoamericana, muestra un recorrido por los ritmos y melodías tribales de la américa indígena con instrumentos en vivo, mezclados con sonoridades techno, house y dub.

Sus producciones han sido aclamadas alrededor del mundo y los han llevado a pisar escenarios como Fusion, Paleo, Mysteryland, Sónar, Lollapalooza y Creamfields. El próximo 13 de enero, estarán poniendo el sabor latino a Boiler Room en Tulum, México; donde compartirán escenario con otros grandes de los ritmos tradicionales como: Siete Catorce, Nicolá Cruz, El Búho y Sidartha Siliceo.

Para darte una idea de lo que el equipo de Boiler Room México propone para este encuentro latino, escucha el mix que el festival Comunité, sede donde ocurrirá la sesión, publicó hace unos días:

Matanza se describe como una mezcla de neo folklore y cultura global, una combinación de sonidos, de maderas, cueros, cañas y muchos sintetizadores. Este trío chileno, pionero en la electrónica étnica latinoamericana, muestra un recorrido por los ritmos y melodías tribales de la américa indígena con instrumentos en vivo, mezclados con sonoridades techno, house y dub.

Sus producciones han sido aclamadas alrededor del mundo y los han llevado a pisar escenarios como Fusion, Paleo, Mysteryland, Sónar, Lollapalooza y Creamfields. El próximo 13 de enero, estarán poniendo el sabor latino a Boiler Room en Tulum, México; donde compartirán escenario con otros grandes de los ritmos tradicionales como: Siete Catorce, Nicolá Cruz, El Búho y Sidartha Siliceo.

Para darte una idea de lo que el equipo de Boiler Room México propone para este encuentro latino, escucha el mix que el festival Comunité, sede donde ocurrirá la sesión, publicó hace unos días:

Rodrigo Gallardo, Vicente Vasquez y Luis Galvez son las mentes detrás de este proyecto que pretende defender los ritmos tradicionales para traerlos de forma orgánica a nuestros oídos con ritmos más conocidos. Hace cinco años que comenzaron con esta misión y no se han detenido desde entonces. Su más reciente entrega Ancient EP (2015) en Levante Records –que también albergó su trabajo anterior Dubamerica (2012)– es una muestra de la traducción de ritmos tradicionales, que podemos encontrar en los escondites más remotos de su país andino, a nuevos lenguajes musicales que ofrecen de forma sutil una inclusión de sus raíces latinoamericanas.

Apolinar EP, su lanzamiento en Antartek Records, es una joya que debe resguardarse con cariño como la ceremonia acústica que es. Incluye sampleos de Arak Pacha, conjunto chileno de música andina que produce desde los años ochenta. Matanza no es sólo un trío, sino todo un colectivo de gente que trabaja alrededor de ellos, preocupados por mantener viva la llama que distingue nuestro calor latino.

El folklor y humildad con la que se manejan se puede percibir desde sus vestimentas, nada vanidosas, ni pretenciosas. Su esfuerzo ha sido constante y este 2016 pinta para ser un año que los pondrá bajo una lupa más grande al ojo del público.

Este tipo de ritmos nos enseñan que la música es nuestra y, a la vez, proponen una producción fuera de la colonización americana que reina a lo largo del globo terráqueo. Escuchemos las voces de nuestro pasado para construir un mejor futuro, un futuro para Latinoamérica.

Recurro a las palabras del Che Guevara para recordar que, antes de nosotros, existió una generación que (a su manera) buscaba algo similar:

"La división de América en nacionalidades inciertas e ilusorias es completamente ficticia. Constituimos una sola raza mestiza que desde México hasta el estrecho de Magallanes presenta notables similitudes etnográficas. Por eso, tratando de quitarme toda carga de provincianismos exiguos, brindo por Perú y por América Unida."

Conéctate con Matanza en: Soundcloud // Facebook

*****

Después de su presentación en Tulum, estaremos siguiendo al trío de productores hasta su país natal para presenciar la ceremonia electrónica en el Festival Nómade.

Val ya está lista para cruzar el Trópico de Capricornio para explorar nuevos sonidos latinoamericanos, ella está en Twitter.

Rodrigo Gallardo, Vicente Vasquez y Luis Galvez son las mentes detrás de este proyecto que pretende defender los ritmos tradicionales para traerlos de forma orgánica a nuestros oídos con ritmos más conocidos. Hace cinco años que comenzaron con esta misión y no se han detenido desde entonces. Su más reciente entrega Ancient EP (2015) en Levante Records –que también albergó su trabajo anterior Dubamerica (2012)– es una muestra de la traducción de ritmos tradicionales, que podemos encontrar en los escondites más remotos de su país andino, a nuevos lenguajes musicales que ofrecen de forma sutil una inclusión de sus raíces latinoamericanas.

Matanza se describe como una mezcla de neo folklore y cultura global, una combinación de sonidos, de maderas, cueros, cañas y muchos sintetizadores. Este trío chileno, pionero en la electrónica étnica latinoamericana, muestra un recorrido por los ritmos y melodías tribales de la américa indígena con instrumentos en vivo, mezclados con sonoridades techno, house y dub.

Sus producciones han sido aclamadas alrededor del mundo y los han llevado a pisar escenarios como Fusion, Paleo, Mysteryland, Sónar, Lollapalooza y Creamfields. El próximo 13 de enero, estarán poniendo el sabor latino a Boiler Room en Tulum, México; donde compartirán escenario con otros grandes de los ritmos tradicionales como: Siete Catorce, Nicolá Cruz, El Búho y Sidartha Siliceo.

Para darte una idea de lo que el equipo de Boiler Room México propone para este encuentro latino, escucha el mix que el festival Comunité, sede donde ocurrirá la sesión, publicó hace unos días:

Rodrigo Gallardo, Vicente Vasquez y Luis Galvez son las mentes detrás de este proyecto que pretende defender los ritmos tradicionales para traerlos de forma orgánica a nuestros oídos con ritmos más conocidos. Hace cinco años que comenzaron con esta misión y no se han detenido desde entonces. Su más reciente entrega Ancient EP (2015) en Levante Records –que también albergó su trabajo anterior Dubamerica (2012)– es una muestra de la traducción de ritmos tradicionales, que podemos encontrar en los escondites más remotos de su país andino, a nuevos lenguajes musicales que ofrecen de forma sutil una inclusión de sus raíces latinoamericanas.

Apolinar EP, su lanzamiento en Antartek Records, es una joya que debe resguardarse con cariño como la ceremonia acústica que es. Incluye sampleos de Arak Pacha, conjunto chileno de música andina que produce desde los años ochenta. Matanza no es sólo un trío, sino todo un colectivo de gente que trabaja alrededor de ellos, preocupados por mantener viva la llama que distingue nuestro calor latino.

El folklor y humildad con la que se manejan se puede percibir desde sus vestimentas, nada vanidosas, ni pretenciosas. Su esfuerzo ha sido constante y este 2016 pinta para ser un año que los pondrá bajo una lupa más grande al ojo del público.

Este tipo de ritmos nos enseñan que la música es nuestra y, a la vez, proponen una producción fuera de la colonización americana que reina a lo largo del globo terráqueo. Escuchemos las voces de nuestro pasado para construir un mejor futuro, un futuro para Latinoamérica.

Recurro a las palabras del Che Guevara para recordar que, antes de nosotros, existió una generación que (a su manera) buscaba algo similar:

"La división de América en nacionalidades inciertas e ilusorias es completamente ficticia. Constituimos una sola raza mestiza que desde México hasta el estrecho de Magallanes presenta notables similitudes etnográficas. Por eso, tratando de quitarme toda carga de provincianismos exiguos, brindo por Perú y por América Unida."

Conéctate con Matanza en: Soundcloud // Facebook

*****

Después de su presentación en Tulum, estaremos siguiendo al trío de productores hasta su país natal para presenciar la ceremonia electrónica en el Festival Nómade.

Val ya está lista para cruzar el Trópico de Capricornio para explorar nuevos sonidos latinoamericanos, ella está en Twitter.

Apolinar EP, su lanzamiento en Antartek Records, es una joya que debe resguardarse con cariño como la ceremonia acústica que es. Incluye sampleos de Arak Pacha, conjunto chileno de música andina que produce desde los años ochenta. Matanza no es sólo un trío, sino todo un colectivo de gente que trabaja alrededor de ellos, preocupados por mantener viva la llama que distingue nuestro calor latino.

Matanza se describe como una mezcla de neo folklore y cultura global, una combinación de sonidos, de maderas, cueros, cañas y muchos sintetizadores. Este trío chileno, pionero en la electrónica étnica latinoamericana, muestra un recorrido por los ritmos y melodías tribales de la américa indígena con instrumentos en vivo, mezclados con sonoridades techno, house y dub.

Sus producciones han sido aclamadas alrededor del mundo y los han llevado a pisar escenarios como Fusion, Paleo, Mysteryland, Sónar, Lollapalooza y Creamfields. El próximo 13 de enero, estarán poniendo el sabor latino a Boiler Room en Tulum, México; donde compartirán escenario con otros grandes de los ritmos tradicionales como: Siete Catorce, Nicolá Cruz, El Búho y Sidartha Siliceo.

Para darte una idea de lo que el equipo de Boiler Room México propone para este encuentro latino, escucha el mix que el festival Comunité, sede donde ocurrirá la sesión, publicó hace unos días:

Rodrigo Gallardo, Vicente Vasquez y Luis Galvez son las mentes detrás de este proyecto que pretende defender los ritmos tradicionales para traerlos de forma orgánica a nuestros oídos con ritmos más conocidos. Hace cinco años que comenzaron con esta misión y no se han detenido desde entonces. Su más reciente entrega Ancient EP (2015) en Levante Records –que también albergó su trabajo anterior Dubamerica (2012)– es una muestra de la traducción de ritmos tradicionales, que podemos encontrar en los escondites más remotos de su país andino, a nuevos lenguajes musicales que ofrecen de forma sutil una inclusión de sus raíces latinoamericanas.

Apolinar EP, su lanzamiento en Antartek Records, es una joya que debe resguardarse con cariño como la ceremonia acústica que es. Incluye sampleos de Arak Pacha, conjunto chileno de música andina que produce desde los años ochenta. Matanza no es sólo un trío, sino todo un colectivo de gente que trabaja alrededor de ellos, preocupados por mantener viva la llama que distingue nuestro calor latino.

El folklor y humildad con la que se manejan se puede percibir desde sus vestimentas, nada vanidosas, ni pretenciosas. Su esfuerzo ha sido constante y este 2016 pinta para ser un año que los pondrá bajo una lupa más grande al ojo del público.

Este tipo de ritmos nos enseñan que la música es nuestra y, a la vez, proponen una producción fuera de la colonización americana que reina a lo largo del globo terráqueo. Escuchemos las voces de nuestro pasado para construir un mejor futuro, un futuro para Latinoamérica.

Recurro a las palabras del Che Guevara para recordar que, antes de nosotros, existió una generación que (a su manera) buscaba algo similar:

"La división de América en nacionalidades inciertas e ilusorias es completamente ficticia. Constituimos una sola raza mestiza que desde México hasta el estrecho de Magallanes presenta notables similitudes etnográficas. Por eso, tratando de quitarme toda carga de provincianismos exiguos, brindo por Perú y por América Unida."

Conéctate con Matanza en: Soundcloud // Facebook

*****

Después de su presentación en Tulum, estaremos siguiendo al trío de productores hasta su país natal para presenciar la ceremonia electrónica en el Festival Nómade.

Val ya está lista para cruzar el Trópico de Capricornio para explorar nuevos sonidos latinoamericanos, ella está en Twitter.

El folklor y humildad con la que se manejan se puede percibir desde sus vestimentas, nada vanidosas, ni pretenciosas. Su esfuerzo ha sido constante y este 2016 pinta para ser un año que los pondrá bajo una lupa más grande al ojo del público.

Este tipo de ritmos nos enseñan que la música es nuestra y, a la vez, proponen una producción fuera de la colonización americana que reina a lo largo del globo terráqueo. Escuchemos las voces de nuestro pasado para construir un mejor futuro, un futuro para Latinoamérica.

Recurro a las palabras del Che Guevara para recordar que, antes de nosotros, existió una generación que (a su manera) buscaba algo similar:

"La división de América en nacionalidades inciertas e ilusorias es completamente ficticia. Constituimos una sola raza mestiza que desde México hasta el estrecho de Magallanes presenta notables similitudes etnográficas. Por eso, tratando de quitarme toda carga de provincianismos exiguos, brindo por Perú y por América Unida.__"

Conéctate con Matanza en: Soundcloud // Facebook

*****

Después de su presentación en Tulum, estaremos siguiendo al trío de productores hasta su país natal para presenciar la ceremonia electrónica en el Festival Nómade.

Val ya está lista para cruzar el Trópico de Capricornio para explorar nuevos sonidos latinoamericanos, ella está en Twitter.