FYI.

This story is over 5 years old.

cine

Dos artistas se conocieron en Tinder y lo que sucedió te va a fascinar

“¿Qué tal si los dos grabamos nuestra primera cita y después juntamos los dos videos?”
Capturas de Two Sides of a Tinder Date

Andy.- “¿Qué tal si los dos grabamos nuestra primera cita y después juntamos los dos videos?”

Daniela.- “¡Suena interesante!”

Cuando los artistas usan Tinder, la idea de salir juntos puede causar cosas revolucionarias. El caso que lo demuestra: Andy Leek, un artista del Reino unido (quién, la última vez que checamos, estaba dando medallas de oro a artistas urbanos) y la documentalista finlandesa Daniela Sea se conocieron en Tinder, y procedieron a erradicar la línea entre arte y vida por medio de grabar su primera cita desde ambos puntos de vista.

Publicidad

Leek y Sea comparten una cita prácticamente arquetípica de Tinder: ninguno de los dos está esperando nada serio. Ella llega tarde porque estaba arreglando su pelo, mientras que él usa la misma ropa que llevó al trabajo. Él busca un bar que no esté demasiado lleno, planeando emborracharse un poco, pero no demasiado. La encuentra guapa y se pone un poco celoso cuando otros hombres hablan con ella en el bar. Ella piensa que se parece Sebastian, su mejor amigo gay, y por un lado, deseaba que fuera un poco más guapo. Él está planeando cómo hacerle para grabar su primer beso, mientras que ella se preocupa por parecer “patética y fácil”. Lo que sucedió después es inesperado y muy conmovedor. “Fue divertido,” ella dice.

Un tiempo inespecífico pasa y se sientan, al estilo confesionario de un reality show, a hablar sobre su experiencia juntos. ¿Hacer arte les previno que fuera una cita fútil, pero… la química fue real o arte performativo? Es casi como ver un cómo-hacer sobre citas a ciegas o una actualización millenial de The Perfect Human o El Perfecto Humano de Jørgen Leth – una película de cine de arte sobre vivir, comer, coger y cuidar de uno mismo, desde la perspectiva de un foráneo de la raza humana.

Los artistas “Tindeadores” tal vez no se veían locos uno por el otro, pero se cayeron lo suficientemente bien para doblar las líneas entre hacer arte – y amor, además ¿cuál es la diferencia? Al final, muestra el poder de la tecnología para acercar más a la gente, mostrar sus vidas privadas al mundo y decir… Bueno, decir algo sobre el amor contemporáneo.

Publicidad

Mira Dos lados de una Cita de Tinder abajo.

Two sides of a Tinder date. de Andy en Vimeo.

Mira más trabajos de Andy Leek aquí.

Relacionados:

Descubre divertidos monstruos ocultos en la espuma de la cerveza

Un artista compara fotos de perfil de Tinder y LinkedIn

Conviértete en la musa de esta artista en Tinder