sexo

Nuestros padres nos hablan de su vida sexual

Fue una experiencia traumática a la par que reconfortante.

por Staff de VICE y VICE Staff
10 Febrero 2017, 9:00am

No hay nada más inquietante en la vida que imaginarte a tus padres practicando sexo. Por suerte, es muy probable que dejaran de hacerlo tras ese momento funcional en el que te concibieron, o al menos es lo que dice un nuevo estudio realizado en el Reino Unido, según el cual uno de cada cinco progenitores ya no practica sexo.

¿Qué ocurre, pues, cuando los hijos empiezan a invadir la cama de matrimonio y se te quedan los huevos como pasas de Corinto? Hay que armarse de valor para hacer según qué preguntas, pero afortunadamente hemos podido recopilar los testimonios de los padres de varios colaboradores de VICE de todo el mundo.

ESPAÑA

La colaboradora Rose Amills de VICE España entrevistó por separado a sus padres divorciados Catalina (63) y Esteban (67), para asegurarse de que no empezaran a pelear otra vez

VICE: ¿Cómo calificarías tu vida sexual y por qué? Esteban: mi vida sexual ha sido satisfactoria, no puedo quejarme, he sido muy activo sexualmente.

Catalina: lo único que sabía del sexo cuando me casé era eso de "el hombre va arriba, y la mujer, debajo". Seguramente por eso me sentí como un trapo durante casi todo el matrimonio, no me respetaba y tenía que quedarme en casa mientras salía cuanto le venía en gana con sus amigotes. Nadie le miraba mal si tonteaba con otras, incluso estaba bien visto que me engañara. La mujer, en cambio, tenía que callar y aguantar, o te ponían de vuelta y media.

¿Cómo ha cambiado tu sexualidad a lo largo de tu vida? Esteban: cuando era jovencito era sencillo, y cada vez se ha hecho más complicado, la edad no perdona. He tenido varias parejas después de separarme y no sé si es que a las mujeres no hay quien las entienda o que he tenido mala suerte, me ha costado entenderme con ellas. Ahora me va un poco mejor porque ya de entrada les digo que sólo busco calma, prefiero el cariño, ya no estoy para muchos trotes.

Catalina: En cuanto me separé mi vida mejoró y subió mi autoestima. Me compré un vibrador para no depender de ningún hombre y empecé a sonreír cuando me echaban piropos por la calle en vez de hacer como que no los oía. Aún me los echan con cincuenta y tres años, y estoy llena de achaques, la verdad es que no puedo quejarme y me alegran el día, pero poco más porque no me siento cómoda con mi cuerpo.

¿Consideras que te has perdido algo? Esteban: cuando me casé era demasiado joven e impetuoso, y tu madre muy ignorante y recatada, así que tuve que vivir mis fantasías sexuales a escondidas, sin poder satisfacerlas nunca plenamente por el sentimiento de culpa y los problemas que conllevaba. La verdad es que por no discutir más de lo que ya discutíamos me perdí muchas experiencias.

Catalina: Era tonta y por eso le permití a tu padre que me fuera viendo como la cuidadora de sus hijos y nada más. Es normal que cualquier otra mujer le pareciera más atractiva, con lo guapa que era yo entonces ahora que lo pienso y cuánto me descuidé. Nunca hay que dejarse, eso a la vez hacía que estuviera más insegura y enfadada. Ojalá hubiera sido más espabilada y me hubiera buscado un amante o unos cuantos, perdí mi juventud y eso no se recupera.

¿Cómo ha sido observar cómo tu cuerpo envejecía? Esteban: no he fumado ni bebido nunca y he hecho siempre ejercicio para mantenerme en forma. Es importante cuidarse, ahora tomo suplementos vitamínicos, batidos y colágeno para las articulaciones, salgo a hacer caminatas… Me he preocupado y creo que de momento aún no se puede considerar que haya envejecido, no si me comparo con otros hombres de mi edad.

Catalina: dar a luz cuatro veces me fue dejando quilos de más que ya nunca logré quitarme de encima y no tenía tiempo de cuidarme ni motivación. Siempre fui presumida, eso sí, trataba de vestirme bien y maquillarme para estar guapa, pero qué hacer con la menopausia precoz que me provocó la histerectomía con sólo treinta y cuatro años... Eso es lo que más me hundió sexualmente, ya ni lubricaba y tu padre no era nada delicado ni del modo en que me hablaba, me rechazó, y el médico me dijo que me tenía que resignar, que no merecía la pena hacer ningún tratamiento. Así que deseé perder de vista a tu padre, aunque en el fondo le quería, para que no me siguiera recordando lo mucho que yo envejecía y él no. Creo que hice bien, emocionalmente remonté un poco.

¿Qué error no repetirías? Esteban: me casé demasiado joven, sin haber vivido antes lo suficiente como para sentirme tranquilo de que no me estaba perdiendo nada, y además me cargué muy pronto con la responsabilidad de mantener una familia sin estar preparado. Eran otros tiempos, pero tendría que haber vivido más antes.

Catalina: me tendría que haber separado mucho antes, y sobre todo nunca hay que casarse con alguien a quien no conoces en la cama. Es un error no conocerse lo suficiente, es una faceta fundamental de la vida en pareja y si hay una descompensación –en nuestro caso, de experiencia y sensibilidad- la relación se convierte en un infierno, sobre todo en mi época porque divorciarse estaba mal visto.

AUSTRALIA

La colaboradora de VICE Australia Jessica O'Reilly entrevistó a su madre, Alison O'Reilly (61), y a su padrastro, Mark Mulcahy (61)

VICE: ¿Cómo valoraríais vuestra vida sexual y por qué?
Mark: No es fácil valorarla cuando ha sido inexistente. Nos gustaría, pero cuando acababa el día estamos hechos una mierda. Llevamos el negocio familiar y estamos renovando la casa, así que aprovechamos para hacerlo en las vacaciones, cuando todos los problemas desaparecen. Nos relajamos, vamos a nadar, leemos… y de repente me doy cuenta de que estoy cachondo y de que tu madre también lo está, así que hacemos el amor y es fantástico. Lo malo es que no tenemos vacaciones desde hace dos años.

¿Ha cambiado vuestra relación por el hecho de practicar menos sexo?
Mark: La falta de sexo no tiene nada que ver con la atracción que sentimos la una por el otro. Es solo que trabajamos demasiado para nuestra edad. Somos como mejores amigos y hablamos de todo, aunque ahora que lo pienso, no hemos hablado de por qué hace más de un año que no lo hacemos, ¿verdad, cariño? Supongo que no supone un problema. Seguimos muy unidos.

Alison: Sí, ¡vamos de la mano!

¿Creéis que ahora que hemos hablado del tema vais a intentar que haya más sexo en vuestra relación?
Alison: Vamos a tener que trabajar en ello.

Mark: No puedes planificar ese tipo de cosas; no es como decir, "¡Cena a las ocho y sexo a las nueve y media!".

¿Qué pasaría si uno de vosotros busca al otro esta noche?
Alison: Le diría, "Déjame, que tenemos invitados. Jessica está durmiendo en la habitación de enfrente".

Te lo agradezco, mamá.

ALEMANIA

La redactora de VICE Alemania, Nina, entrevistó a su padre, Jürgen (57), que lleva 17 años de matrimonio con su segunda mujer, Claudia (48)


VICE: ¿Cómo valoraríais vuestra vida sexual y por qué?
Jürgen: Mi vida sexual es plena y satisfactoria. No hace falta que le diga nada a mi mujer: ella sabe lo que me gusta. En Alemania decimos que el sexo es "la cosa secundaria más importante del mundo", aunque yo no diría que es secundario, porque los genitales se comunican con el cerebro.

Ay madre… ¿Cómo ha cambiado vuestra vida sexual con los años?
Jürgen: Para tu madre [su primera esposa], el sexo era un tema tabú durante su adolescencia, hasta el punto de que nunca llegó a ver a su madre desnuda. Yo perdí mi virginidad con tu madre, por lo que obviamente me influyó mucho. Cuando has crecido con escasas muestras de cariño y de contacto íntimo, difícilmente puedes luego transmitirlo a tu pareja. Durante 15 años, pensé que el sexo se reducía solo a lo que hacía con tu madre. Después de la separación, mejoró mi vida sexual y ahora está en el punto álgido con mi actual relación.

¿Tienes fantasías con otras personas?
Jürgen: No pienso en nadie más. ¿Qué quieres decir, exactamente?

Claudia: Bueno, si me dejáis intervenir, debo mencionar aquella vez en la República Dominicana…

Jürgen: Ah, sí. ¿Cómo se llamaba?

Claudia: Petra.

Jürgen: Eso, Petra. Sí, pero Claudia y yo tenemos un trato respecto a eso: si fuéramos infieles, tenemos que confesarlo de inmediato. Por aquel entonces le dije que había conocido a alguien interesante, pero al final no pasó nada. La cosa también cambia bastante cuando hay hijos de por medio. Los hijos son la perdición para la vida sexual de una pareja. Convierten una apasionada historia de amor en una especie de empresa de riesgo compartido.

Muchas gracias, papá.

MÉXICO

Diego Urdaneta es redactor de VICE México y entrevistó a sus padres, Alfredo (55) y Tibisay (54)

VICE: ¿Cómo ha cambiado tu vida sexual durante los años?
Alfredo: Luego de estar casi 35 años con la misma persona, obviamente tiene que
cambiar. Al comienzo, o cuando estábamos más jóvenes, quizás la relación se basaba más en el contacto sexual. Luego con los años te vas dando cuenta que hay cosas más importantes que el sexo: tener una familia, el respeto por el otro o la educación que le das a tus hijos. Las prioridades van cambiando con los años y etapas de la relación.

¿Tienes fantasías sexuales con otras personas?
Si te dijera que no, te estaría mintiendo. Me parece común que uno se imagine como sería el sexo con alguna otra pareja, no creo que sea nada grave. La cosa sí se pondría grave es si dejan de ser fantasías y terminas engañando a tu pareja. Cuando hay hijos y algún ejemplo que dar de por medio, todo cambia, y te das cuenta que es mucho más importante mantener a la familia unida que satisfacer algo de momento.

¿Qué es lo que más extrañas de tu vida sexual?
¿Las condiciones físicas de los dos? Jajá. Antes éramos más jóvenes y éramos más dependientes de la vida sexual, ahorita no tanto. Hay épocas en las que no nos hablamos –como bien sabes– y dormimos en habitaciones separadas, eso no pasaba cuando éramos novios. Muchas cosas pasan a lo largo de más de 30 años que hacen que tu vida en pareja cambie y, obviamente el sexo está en eso.

DINAMARCA

El redactor de VICE Dinamarca, Alfred Maddox, entrevistó a su padre, Scott Maddox (48), músico y técnico de sonido. Ha estado con la madrastra de Alfred durante los últimos 12 años

VICE: ¿Qué calificación le darías a tu vida sexual?
Scott Maddox: Un 10 o un 9.5 - "diez" suena como si estuviera exagerando. Pero no hay nadie más, ni tengo otras fantasías.Tengo todo lo que quiero. Creo que para los jóvenes, el acceso a la pornografía ha cambiado la idea de lo que debe ser el sexo. Las películas porno siempre empiezan con una escena de sexo oral, después hacen de 3 a 4 posiciones diferentes y luego se corren en la cara de la mujer. Bueno, nunca me he corrido en la cara de una mujer. Cuando se trata de sexo, si no tienes mucha experiencia y basas lo que sabes en el porno, nunca vas a tener lo que tengo. A mi vida sexual le pongo un '9.5 / 10'.

¿Tu vida sexual ha cambiado en el transcurso de tus relaciones o simplemente empezó en el 9.5?
Por supuesto. [Tu madrastra y yo] llevamos 11 años de casados. Claro que al principio, había muchos besos con lengua, posiciones extrañas, follábamos al aire libre y otras cosas que simplemente ya no hacemos. Al principio haces ese tipo de cosas y luego poco a poco todo se resume en el acto principal que haces por el resto de su vida.

Entonces, ¿qué te hace más feliz de tu relación?
Creo que mi esposa es hermosa. Me excita completamente. Siempre que se está bañando la veo. Justo después de conocernos, estábamos besándonos en mi apartamento, cuando de repente se levantó y se quitó la blusa. Lo recuerdo como si fuera ayer. Recuerdo haber pensado: "¡Qué! ¡Guau!". Nunca me habían llamado tanto la atención unas tetas, el coño o el culo. Me fijo mucho en la cara.

¿Tienes fantasías con otras personas?
No pienso en otras personas. Si me masturbo en la casa —y eso es otra cosa tenéis que recordar porque muchos creéis que llega un punto en el que te dejas de masturbar pero creedme, nunca lo dejaréis de hacer— pienso en tu madrastra. En situaciones raras en las que nunca estaríamos. Por ejemplo, que la encuentro atada en alguna parte y voy a salvarla o cosas así.

¿Ha cambiado tu deseo sexual a lo largo de los años?
Ha aumentado. En las porno, a los hombres se la chupan durante 10 minutos y luego follas otros 20, ¿cómo hacen eso? No tengo idea. He vivido con una vagina al lado durante mucho tiempo, y no tengo idea de cómo es posible que estas personas no se corran durante horas. Cancelaría cualquier cosa si sé que voy a tener sexo.

PAÍSES BAJOS

La colaboradora Maxime de Vries de VICE Holando entrevistó a su madre Nancy (47), que estuvo casada con su padre durante 20 años. Lleva tres años y medio con su nueva relación.

VICE: Tú y yo siempre hemos sido muy abiertas en cuanto al sexo. He compartido algunas de mis historias más vergonzosas contigo, así que ahora te toca. Comencemos con ¿qué calificación le pondrías a tu vida sexual?
Nancy: Creo que un 8.5, o un 9 de 10. Siempre es amoroso y bueno. Mi novio trabaja de noche, así que a veces no podemos pasar la noche juntos. No dormimos en la misma cama 15 noches al mes. Pero las noches que pasamos juntos son muy agradables, tenemos sexo al menos una vez a la semana.

¿Alguna vez te has sentido insegura de tu cuerpo, a la hora de intimar?
No, en realidad no. Siempre he sido muy consciente de mi cuerpo porque fui bailarina desde muy joven. Conozco todos los pelos y arrugas que tengo. Si soy feliz o no con mi cuerpo es algo diferente, pero eso no me hace sentir insegura a la hora de intimar. También mi pareja me hace sentir segura, puedes sentir cuando alguien está enamorado de ti y cree que eres hermosa de pies a cabeza.

Supongo que tu deseo sexual no ha cambiado mucho con los años, ¿o sí?
Cuando te haces mayor algunas cosas empiezan a colgar, pero te puedo decir que eso no me detiene. Soy una mujer que necesita la parte física de una relación. No quiero estar con alguien que, después del embarazo o la menopausia, me diga: "Ok, hasta aquí". Mi novio y yo hablamos de eso a veces y hemos decidido simplemente seguir adelante, con bastones y todo, ¡jaja!

Estuviste con mi padre 20 años y tienes novio desde hace tres años y medio. ¿Qué se siente al descubrir sexualmente a alguien nuevo a tu edad?
Es muy divertido. Soy más vieja, y sé con seguridad cual es mi lugar en la vida, ahora experimento el sexo de una manera más intensa, me hace feliz. Cuando eres joven, como tú, siempre es muy emocionante y nuevo, y el sexo más que nada es lujuria. No siempre te hace feliz. Eso no significa que no puede ser bueno, pero a medida que envejeces, no se trata tanto de lo nuevo sino de "estar", lo que hace que cada caricia se sienta más intensa que nunca.

¿Cuál es tu peor experiencia sexual?
Dios mío, fue una noche en Cannes con un italiano. Tenía ciertas expectativas, después de todo los italianos son famosos por ser buenos amantes. Ya estábamos debajo de las sábanas cuando se desnudó, así que todavía no lo había visto desnudo. Después de algunas caricias comenzó a hacer ruidos más fuertes. Resulta que él ya había empezado, pero yo no sentía nada. Su pene era del tamaño del dedo de una mujer, supongo. No quería que se sintiera mal así que empecé a gemir un poco para complacerlo y me fui en medio de la noche.

BRASIL

El fotógrafo Guilherme Santana de VICE Brasil entrevistó a su padre (67), quien lleva siete años con su novia

VICE: ¿Estás contento con tu vida sexual?
Papá de Guilherme: Yo diría que mi vida sexual es buena y bastante normal. Estoy muy satisfecho. Me he vuelto más tranquilo con el tiempo; cuando era más joven siempre estaba persiguiendo a las chicas. Cuando te casas, el número de parejas se detiene, pero no necesariamente tu actividad sexual.

¿Qué te hace más feliz de tu vida sexual?
Estoy contento de haber encontrado a alguien que me satisface física y mentalmente, mi pareja ideal. Somos monógamos, siento que eso es importante en esta época del SIDA y otras enfermedades. Puedes fantasear con otras personas, pero la realidad es que es mejor estar con la persona que realmente amas.

¿Tu deseo sexual cambia a medida que envejeces?
Siempre he tenido un deseo sexual bastante alto, pero obviamente tu rendimiento y resistencia cambian a medida que envejeces.

Entonces, ¿qué pasa cuando tu cuerpo y el cuerpo de tu pareja empiezan a colgar? ¿Te importa? ¿Te hace sentir inseguro?
Mi novia es 30 años más joven que yo, así que no tengo ese problema. Es muy joven y hermosa. Yo soy el viejo. Creo que mi cuerpo todavía está bien, pero podría estar mejor. Me gustaría tener la misma energía física que tenía cuando era más joven, pero con la experiencia que tengo ahora.