premier league

La última defensa en Old Trafford: La previa Manchester United vs. Arsenal

El cuadro de Wenger tiene la oportunidad de acabar con su sequía de triunfos en Old Trafford ante un United sin identidad.
18.11.16
PA Images

Aunque Old Trafford solía ser considerado la fortaleza más formidable de la Premier League, ha perdido gran parte de su aura en años recientes. En la era de Alex Ferguson, era extraño ver a un rival de renombre salir con puntos de la casa del Manchester, mientras que la oposición menor terminaba siendo sofocada por la enorme presencia del cuadro inglés. En nuestros días, las cosas han cambiado. El United ha regalado siete puntos en casa durante el curso de la campaña. Las murallas de Old Trafford fueron penetradas bajo las órdenes de David Moyes, mientras que se desmoronaron completamente a lo largo del reinado de Louis van Gaal. Su sucesor ahora tiene que reconstruir la vieja fortaleza, y ha tenido problemas para hacerlo. José Mourinho bien podría haber heredado una ciudadela del futbol, pero lo único que encontró fue polvo y ruinas.

Publicidad

Su defensa al punto del colapso enfrentará una prueba difícil este fin de semana, cuando el United reciba al Arsenal el sábado por la mañana. Los visitantes están invictos desde su derrota ante el Liverpool, y llegarán dos lugares arriba y con seis puntos de ventaja sobre el equipo de Mourinho. Ya que el United se encuentra aferrándose a la sexta posición y tiene problemas para mantener su ritmo, es muy probable que el conjunto del norte de Londres le arrebate tres puntos a su viejo rival.

Más allá del abismal récord de Arsene Wenger en contra de José Mourinho, la principal preocupación para el equipo visitante es su pésimo nivel cuando juega en Old Trafford. Dejando de lado la victoria en la FA Cup de 2015, los hombres de Wenger no han salido victoriosos del "Teatro de los Sueños" desde septiembre de 2006. En las últimas temporadas han dejado pasar oportunidades de oro durante la era de Moyes y van Gaal, cuando el rival ha sido más vulnerable. Para el anfitrión, los partidos contra los Gunners han sido un calvario del cual han salido librados.

A la derrota de 3-2 la temporada pasada ante prácticamente un equipo plagado de jóvenes, le siguió un empate a un gol durante la campaña 2014/15 contra el soso equipo de Moyes. Cuando ha tenido la oportunidad de cobrar su revancha, el Arsenal se ha dedicado a jugar de la peor manera posible, y muchas veces ha sido humillado (como aquella infame derrota de 8-2). Sin embargo, en teoría tienen la balanza a su favor cuando tomen por sorpresa Old Trafford este fin de semana. Además, el pique entre Wenger y Mourinho le añadirá un toque especial. Que a nadie le sorprenda si el equipo visitante sale con las manos vacías y la cola entre las patas.