ciencia

Un asteroide ha estado a punto de impactar contra la tierra y nadie lo vio venir

El asteroide 2017 AG13 solo fue detectado por la comunidad científica en el último instante.
12.1.17

El lunes pasado, mientras mirabas el discurso de Meryl Streep en la ceremonia de los Globos de Oro o pasabas el tiempo haciendo cualquier otra cosa, el planeta Tierra estuvo muy cerca de recibir el impacto de un pequeño asteroide. El cuerpo celeste, llamado Asteroide 2017 AG13, tiene aproximadamente el tamaño de un edificio de varias plantas y pasó muy cerca de la Tierra. Pero lo que resulta más perturbador es que los científicos solo supieron de su paso cuando el asteroide ya estaba prácticamente encima de nosotros.

Publicidad

La enorme roca espacial viaja a una velocidad de más de 57.600 kilómetros por hora y pasó a solo 160.000 kilómetros de nuestro planeta. Puede parecer mucha distancia, pero es poca, muy poca. Es algo más de la mitad de la distancia que separa la Tierra de la Luna.

El AG13 fue detectado el fin de semana por los astrónomos del Slooh Observatory, que organizaron una emisión de última hora para documentar el paso del asteroide. Hubo, por tanto, un lapso de dos días entre el momento en que supimos de la presencia de la gran roca y el de su paso junto a la Tierra. Para que nos hagamos una idea, en la película Armageddon, los científicos de la NASA advirtieron del impacto con 18 días de antelación.

Este asteroide no tenía el tamaño suficiente como para destruir la Tierra o requerir de los servicios de Bruce Willis, pero podría haber causado daños considerables en la zona en la que hubiera impactado. En 2013, una bola de fuego atravesó el cielo cerca de la ciudad rusa de Cheliábinsk , rompiendo cristales de ventanas a su paso y provocando miles de lesiones menores.

¿Por qué, entonces, nadie fue capaz de darse cuenta de que el AG13 se estaba acercando peligrosamente? Pues porque el asteroide tenía la mitad del tamaño de los que la NASA detecta con su telescopio de infrarrojos Near Earth Object Camera (NEOCam), diseñado para observar el espacio en busca de amenazas en forma de asteroide. El programa NEOCam actualmente se sustenta con financiación muy limitada, y la NASA ha optado por dar prioridad a misiones de exploración de asteroides en Júpiter.

Si te preocupa la amenaza del impacto inminente de una roca procedente del espacio, quizá te interese echar un vistazo a la estrategia de la Casa Blanca para detectar y rechazar asteroides en este sitio web. Tal como señala el documento, "en una situación ideal, un NEO (objeto cercano a la Tierra por su acrónimo inglés) podría desviarse o rechazarse mucho antes de que impactara en la Tierra", pero "pueden darse situaciones en las que no sea posible evitar el impacto de un NEO por no disponer de tiempo suficiente entre el momento de la detección y el del impacto".

Desgraciadamente, la financiación en este sector es tan escasa que, por el momento, los asteroides del tamaño del AG13 seguirán pasando desapercibidos para el telescopio de la NASA. Lo cual no deja de ser una putada, ya que podrían causar estragos si cayeran en una ciudad. Respecto a los asteroides "tamaño Armageddon", probablemente seamos capaces de verlos venir, pero la pregunta es si sabremos responder adecuadamente a la amenaza que suponen.

Sigue a Kat en Twitter.

Traducción por Mario Abad.