propósitos de año nuevo

¿Qué beneficios tiene dejar de tomar por un mes?

Enero parece el mes perfecto para dejar el alcohol por un tiempo pero... ¿De qué sirve?
9.1.17
Todas las imágenes de la serie Drinken, dutten en een punt drukken de Raymond van Mil y Sabine Rovers

El 2 de enero te diste cuenta de que pasaste un año haciendo de tu cuerpo un basurero, cuando saliste de una fiesta tosiendo pedacitos que bien podrían haber sido parte de tus pulmones o de algún otro órgano vital. Al día siguiente, empapado en sudor de cruda, mientras ignoras los artículos sobre desintoxicación y abstinencia que salen en tu Facebook, decides que llegó la hora de dejar el alcohol por un mes.

Publicidad

Perfecto. Aunque no debemos exagerar la importancia de la abstinencia temporal —las mujeres embarazadas lo hacen todo el tiempo, durante nueve meses o más— , hay que reconocer que puede ser algo muy difícil. No vas a querer salir tanto como antes, vas a tener que ser muy duro contigo mismo en momentos difíciles y tus amigos te van a odiar por un rato.

Entonces, ¿por qué negarte el sabor tan dulce del alcohol este mes? ¿De qué sirve, además de confirmar momentáneamente lo que siempre sospechaste: que eres mejor persona que tus amigos alcohólicos? Leí algunos textos y platiqué con una sicóloga y con la vocera del Instituto Jellinek para la prevención de drogas y adicciones en Ámsterdam, para saber qué tan útil es dejar de tomar por un mes.

Todas las imágenes de la serie Drinken, dutten en een punt drukken de Raymond van Mil y Sabine Rovers, publicada originalmente en VICE Países Bajos.

En 2013, 14 editores de New Scientist dejaron de tomar por un mes y después se hicieron chequeos médicos. Al terminar ese mes, resultó que los editores tenían en promedio 15 por ciento menos grasa en su hígado —la grasa produce daño hepático—y 16 por ciento menos glucosa en la sangre. Además de tener hígados menos grasos y niveles más bajos de glucosa, el equipo también bajó en promedio 1.5 kg sin cambiar de dieta.

Todo eso hace que dejar de tomar un rato suene alentador pero, como era de esperarse, los editores también notaron un impacto negativo del experimento. Floor van Bakkum de la clínica Jellinek me dijo: "Para mucha gente, lo más difícil no es dejar de tomar sino lidiar con los comentarios de otras personas. Seguro vas a escuchar: '¡Una no es ninguna!' o '¿Estás embarazada o qué?'.

Publicidad

Aparte de que todos quieren verte fracasar, pareciera que tu propio cuerpo trata de sabotearte para que retomes la bebida. La sicóloga Bart Vemer dice que cuando tu cuerpo está acostumbrado a ingerir cerveza a las 5 PM, tu cerebro lo empieza a prepara para procesar esa cerveza a las 4 PM. "Tu hígado cambia de estado, la región de tu cerebro que piensa en alcohol se activa y empieza a preguntar: '¿Ya es hora?'. Esos impulsos son químicos al principio —tu cuerpo responde de una forma y eso libera sentimientos y pensamientos. Cuando dejas de tomar, esas necesidades siguen ahí. Te vas a sentir cansado y de mal humor, o vas a canalizar esa actividad en otra cosa que también es mala para ti. Dichos síntomas se van a reducir con el tiempo, cuando tu cuerpo se empieza a dar cuenta de que no va a recibir alcohol".

Pero hay algo que puedes hacer para que tu cuerpo deje de quejarse: descansar.  "Generalmente, después de tres semanas de no tomar, la calidad del sueño de la gente mejora en gran medida", dijo van Bakkum. "La gente que bebe un par de cervezas antes de acostarse tiende a quedarse dormida con facilidad, pero su sueño es ligero. El alcohol impide que tu cuerpo descanse como debería". Dormir bien es importante si quieres cumplir tus propósitos de año nuevo porque la falta de sueño es desastrosa para tu fuerza de voluntad, según la sicóloga Kelly McGonigal, que enseña la ciencia de la fuerza de voluntad en la Universidad Stanford. La falta de sueño afecta la región del cerebro que se encarga de tomar decisiones y controlar impulsos.

Generalmente, tu bienestar mental mejora después de un mes de abstinencia: te vas a sentir más sano, más concentrado y tu memoria también va a mejorar. Sin embargo, tanto van Bakkum como Vermer dicen que tus motivos para beber importan mucho; si tomas para olvidar, dejar el alcohol significa que vas a tener que enfrentar los problemas que te angustian. Hacerlo no va a mejorar tu bienestar mental en un mes pero es la opción más sana pensando a largo plazo.

Para finalizar, pregunté si hay algo que podamos hacer para que dejar de tomar este enero sea más fácil. Van Bakkum dice que cuando dejas de tomar, te das cuenta de que el alcohol está involucrado en más situaciones de las que imaginas. Ella sugiere que analices dichas situaciones con antelación y que te prepares para ellas. "Es bueno pensar a futuro qué vas a beber para sustituir al alcohol, o cómo te vas a negar cuando alguien te ofrezca un trago. O si es algo que realmente vale la pena". Lógicamente, también es recomendable arrastrar a otros al mismo abismo árido. "Si lo hacen juntos, no tienen que justificar sus acciones constantemente. Algunas personas tienen grupos de WhatsApp para apoyarse en los momentos más difíciles".

Dejar de tomar durante un mes va a mejorar tu condición física y mental. Sin embargo, la pregunta más importante es: ¿De qué sirve si vas a volver a las andadas en cuanto la manecilla marque la media noche el 31 de enero? Pero lo único que nadie te va a poder quitar es la credibilidad que ganaste. Demostraste suficiente disciplina y, por lo tanto, eres oficialmente mejor que los demás. A excepción de las mujeres embarazadas.