Cosas del hogar

Amueblé mi casa a través de Wallapop

Hablamos con gente que ha conseguido dar un toque especial a sus hogares gracias a los productos de segunda mano.
2.5.17
wallapop

Hay momentos para los que nadie te prepara, momentos como el de independizarte. Tras meses de búsqueda y algo de desesperación, por fin encuentras el piso adecuado a tus necesidades —y a las de tu pareja, compañeros de piso, mascotas y otros seres con los que compartes tu vida— solo para darte cuenta de que has comprado un desierto con cuatro paredes. ¿Y ahora cómo demonios lleno este páramo para llamarlo hogar? Siempre hay la opción de las grandes cadenas, pero por el camino se queda la personalidad y la originalidad. Cada vez son más los jóvenes que confían en Wallapop para amueblar su piso con un toque diferente, así que hemos hablado con varios de ellos para conocer su experiencia.

wallapop muebles baratos

Javiera Garrido, 27 años

VICE: Hola Javiera, me han dicho por allí que tienes una relación curiosa con Wallapop, cuéntanos.
Javiera Garrido: Pues sí, cuando llegué a España ni conocía la app. Vine con mi novio desde Chile para estudiar un Master, y tuvimos que hacerlo todo muy rápido, así que una vez tuvimos el piso decidimos buscar todas las cosas de casa a través de Wallapop.

¿Y cuánto tardasteis en amueblar el piso?
En un mes teníamos todo lo básico, aunque todavía estamos buscando el lavavajillas. Desde el principio teníamos claro que usar Wallapop nos iba a ser muy útil porque no tenemos coche, así que la condición básica era que estuvieran cerca de casa. Creo que pusimos un radio de 10km.

Publicidad

¿Entonces, cuál fue la primera cosa que comprasteis?
Lo primero fue la nevera y la lavadora, que se la compramos a la misma chica.

Por muy cerca que estuvieran, ¿cómo las subisteis al piso?
Pues buscando la palabra "transporte" en Wallapop y encontrando a gente que te ofrece sus servicios a través de la app. Tú les decías la dirección donde estaban los muebles y te encontrabas con ellos allí; después te llevaban a casa y te ayudaban a meterlos dentro. En general, siempre que pillábamos algo grande y pesado intentábamos coordinarnos para pasar por dos o tres localizaciones el mismo día. Había otras cosas, como el somier de la cama, que estaban tan cerca que simplemente las desarmamos y las llevamos a mano.

wallapop muebles baratos

El sofá y la mesilla de comedor de Javiera son algunos de los muebles que encontró a través de la aplicación

¿Por qué elegisteis Wallapop y no una gran superficie?
Una vez fuimos a Ikea y pillamos un colchón, pero vimos los precios y nos parecieron altos para lo que estábamos buscando. Ya habíamos tenido buenas experiencias en Wallapop y sabíamos que era mucho más barato. Además, hay muebles de estos sitios que son de bastante mala calidad, y quizás es mejor comprar uno bueno de segunda mano que no uno nuevo y malo.

¿Así que es más barato comprar en Wallapop?
Claro. Comprar de segunda mano suele ser más barato, y de hecho hasta te regalan cosas, y eso está muy bien. Piensa que en el tema de los muebles, en general, la gente se está cambiando de piso y hay más facilidad para negociar, porque quieren ir deprisa y desprenderse de las cosas. Hay gente más o menos dispuesta, pero es fácil llegar a acuerdos para rebajar todavía más los precios.

wallapop muebles baratos

Esta es la estantería de Wallapop que Javiera reinventó con cuatro patas de otro mueble

¿Qué es lo que más te gusta de los muebles y elementos decorativos que encuentras?
Tienen más encanto, normalmente son muebles viejos que tú misma limpias, restauras, lijas, pintas… y así le das un toque personalizado al piso. Le coges el gusto y haría más cosas si tuviera más tiempo. Por ejemplo, tengo una estantería muy chula que combiné con unas patas de otro mueble que encontré un día por la calle. Como me gusta mucho el DIY, decidí darle la vuelta, le enganché las patas y ha quedado un mueble muy loco, la verdad.

wallapop muebles baratos

Ángel Sánchez, 41 años

VICE: Hola Ángel, cuéntame, ¿cómo descubriste Wallapop?
Ángel Sánchez: Me puedo considerar un heavy user en cuanto a apps se refiere, pruebo decenas de ellas cada mes y estoy al tanto de las novedades que van saliendo sobre tecnología. Descubrí Wallapop en la appstore, buscando alguna app que me permitiese vender cosas que tenía en el trastero.

¿Y cuándo te diste cuenta que era una plataforma para comprar muebles?
De camino a casa paso por tres tiendas de muebles restaurados y vintage, y desde siempre he sido fan de las cosas clásicas y me gustaba mucho lo que estas tiendas ofrecían. Aunque soy diseñador de producto en un mundo digital, no tenía ni idea que podía usar mi entorno para restaurar mobiliario antiguo. Busqué un poco por la red y me llevé una grata sorpresa al ver que hay una enrome comunidad de gente que se dedica a buscar muebles y restaurarlos. Cómo ya había visto que en Wallapop podría encontrar objetos de todo tipo, me puse a cazar mobiliario en la app.

las dos mesas auxiliares, la estantería, los marcos de la pared, la lampara, la mesa de centro

Las dos mesas auxiliares, la estantería, los marcos de la pared, la lampara y la mesa de centro han llegado al salón de Ángel a través de Wallapop

¿Qué ventajas tiene respecto a las tiendas de toda la vida?
La principal ventaja es que tienes la oportunidad de encontrar cosas realmente únicas, y si le das un toque tuyo, esa singularidad se multiplica y tienes algo propio, único y bonito. Eso sí, hay que ser un "wallapoper" dedicado: si estás buscando algo tienes que estar al acecho, porque más de una vez puedes perder aquel mueble o adorno irrepetible si no estás al tanto.

Sois cinco en casa, ¿participáis todos en el proceso de selección?
Mi mujer tiene un ojo de halcón para encontrar cosas interesantes, pero lo más valioso para mi es que cuando encontramos un mueble para personalizarlo participan también nuestros tres hijos. Es nuestro pasatiempo familiar y nos lo pasamos genial con los peques en casa, pintando, lijando, etc.

wallapop muebles baratos

La hija de Ángel durante la restauración de una de las vitrinas que compró a través de la app

Escucha, ¿todo lo que vemos en las fotos ha salido de Wallapop?
Casi todo. Una gran ventaja es que me sirve tanto para comprar cosillas que me gustan como para renovar otras. Por ejemplo, vendí hace nada mi sofá a una pareja que se enamoró de él y con ese dinero pagué la mitad del nuevo que compré.

¿Cuáles son tus trucos para encontrar lo que buscas?
El primero es que hay que saber navegar por los perfiles de usuarios que te pueden ofrecer cosas curiosas una vez te llaman la atención con una oferta. También hay que saber reconocer qué patrones de palabras se usan para ofertar ciertas cosas y saber un poco de lo que buscas. En el caso de los muebles, pues saber los nombres de los modelos que antiguamente se hacían: una jamuga castellana, un buró chippendale, un aparador mid century… son cosas que la gente anota en la descripción y hay que saber buscarlas.

wallapop muebles baratos

Soledad Carpaneto, 28 años

VICE: ¿Cuál fue tu primer mueble de Wallapop?
Soledad Carpaneto: El somier que todavía uso.

¿Qué tienes en el piso que haya salido de la app?
Casi todo, cuando llegué estaba vacío y lo he amueblado "allí". Tengo dos butacas, la mesita del comedor, la mesa de comer, las sillas, las estanterías, utensilios de cocina como la batidora y algún elemento de decoración.

wallapop muebles baratos

Las dos butacas, la mesita y la estantería reconvertida en macetero presiden el salón de Sole

¿Por qué decidiste amueblar el piso de esta manera?
Porque son cosas de segunda mano y me gusta darles una segunda oportunidad a los objetos antes de que vayan a la basura. Me interesa nuestra contribución al medioambiente, y pienso que amueblar de segunda mano es lo mismo que reciclar.

¿Crees que comprar de segunda mano le da un toque más personal al piso?
Sí, varios muebles los he tenido que restaurar y me gusta repensar el uso de lo mismos. Por ejemplo reconvertí una estantería en un macetero, repensé su función y allí están todas mis plantas, así que le da un toque diferente y original.

wallapop muebles baratos

Las butacas, las sillas y la mesa para comer de Soledad son compras de Wallapop

¿Cómo consigues mantener una estética coherente?
Busco una unidad estética y no compro cualquier cosa. En mi caso nunca compraría cosas rojas o verdes, porque la mayoría de muebles y decoración del piso es de madera y de una tonalidad más clara.

Tú que eres usuaria frecuente, ¿qué ventajas tiene?
Para mi lo más importante es que no se tiren tantas cosas a la basura que son perfectamente útiles y que servirían a muchas personas. En segundo lugar, pienso que es una manera de ahorrar bastante dinero a la hora de amueblar el piso.

¿Cuándo dirías que te has ahorrado?
No sabría decirte el total, pero te puedo poner un ejemplo concreto para que te hagas una idea. Una de las lámparas que tengo estaba por 60 euros en Ikea y yo la compré de segunda mano por solo 15. Como la gente quiere deshacerse de las cosas que pone a la venta, suele ser muy barato.

¿Has vendido alguna cosa últimamente?
Sí, mi sofá antiguo. Con el dinero que saqué me pagué parte del nuevo, que no está nada mal y es otra manera de ahorrar a la hora de amueblar.

¿De lo que has comprado, cuál es tu objeto favorito?
La lámpara de techo que te decía, una ganga y además muy bonita.