La ciencia demuestra por qué el trigo hace sentir tan mal a la gente

Una investigación descubrió por qué algunas personas pueden sentirse incómodos cuando comen alimentos con gluten, sin ser celíacos. Lo importante es: ¿cuándo volveremos a comer pan sin pensar en el gluten?
29.7.16

La locura por los productos sin gluten ha demostrado ser uno de los movimientos dietéticos más controversiales de la época reciente.

Existen personas quienes padecen enfermedad celíaca y deben evitar el gluten o enfrentar una serie de síntomas horribles, también están los que siguen una dieta libre de gluten por vagos motivos de "salud" a pesar de no sufrir ningún efecto negativo. Y en medio, están muchas personas que no han sido diagnosticadas con enfermedad celíaca o alergias, pero afirman que los malestares gastrointestinales, la fatiga y otros síntomas desaparecen cuando siguen una dieta sin gluten.

Publicidad

Ahora, un nuevo estudio dice que las personas sensibles al gluten y las personas intolerantes al gluten no están inventando nada.

La investigación publicada en el diario Gut [Vísceras] (buen nombre) descubrió una explicación biológica acerca de por qué algunas personas pueden padecer incomodidad cuando comen alimentos con trigo, centeno o cebada, una condición que tenía desconcertados a los investigadores hasta ahora. Un equipo de investigación del Centro de Medicina de la Universidad de Columbia y la Universidad de Boloña, en Italia, descubrió que incluso si los pacientes no presentan los indicadores específicos científicos de enfermedad celíaca o sensibilidad al trigo, aún pueden experimentar dolores estomacales e intestinales parecidos a la enfermedad celíaca, así como también cambios de humor, fatiga, dificultades cognitivas y otros síntomas después de comer trigo y granos similares.

LEER MÁS: Gracias a un par de italianos podrás comer pan sin gluten de buen sabor

Estos pacientes sufren de lo que se conoce como sensibilidad al trigo no celíaca (NCWS, por sus siglas en inglés). Los investigadores descubrieron que los pacientes con NCWS mostraban signos de experimentar respuestas inmunes inflamatorias en todo el cuerpo después de comer trigo y otros granos —un problema que los pacientes celíacos, a pesar del daño intestinal extendido por la enfermedad, no presentan—. Los científicos relacionaron las reacciones inmunes hiperactivas a la mayor circulación de "componentes microbianos y dietéticos desde el intestino al torrente sanguíneo, en parte debido al daño celular intestinal y el debilitamiento de barrera intestinal".

"Nuestro estudio demuestra que los síntomas reportados por individuos con esta condición no son imaginarios, como algunas personas han sugerido", dijo el coautor del estudio Peter H. Green, director del Centro para la Enfermedad Celíaca en el Centro Médico de la Universidad de Columbia, en un comunicado de prensa. "Demuestra que existen bases biológicas para que surjan estos síntomas en un número importante de pacientes".

LEER MÁS: Es hora de calmarnos y comer gluten sin miedo

La reacción inmune explicaría la rápida aparición de los síntomas para quienes padecen de NCWS —alrededor de 1 por ciento de la población de EEUU, o 3 millones de personas, según Columbia (estudios previos sugieren que el número podría llegar al 6 por ciento)— después de digerir el trigo y granos similares. Cuando los investigadores dieron a pacientes autoidentificados como NCWS una dieta sin gluten durante seis meses, las reacciones inmunes y las señales de daño intestinal regresaron a la normalidad, y los pacientes dejaron de experimentar los síntomas.

Los investigadores dicen que sus descubrimientos los ayudarán a desarrollar métodos de diagnóstico para la NCWS y descubrir nuevas formas de tratar la afección. A continuación, analizarán lo que provoca el daño intestinal inicial en personas con NCWS.

Quizá puedan asociarse con los investigadores de la Universidad de Alberta, quienes desarrollaron una píldora el verano pasado (actualmente atravesando una serie de pruebas clínicas) para ayudar a las personas intolerantes al gluten a digerir alimentos con trigo.

Los intolerantes al gluten te están mirando, ciencia, esperando su regreso hacia los placeres de la pizza y la pasta.

LEER MÁS: Los granos antiguos podrían ser la clave para resolver el problema del gluten