corrupción a mogollón

Un corredor de apuestas a El Mundo: 'En el fútbol se amañan hasta los córners'

El periódico El Mundo publicó el pasado viernes una entrevista a un corredor de apuestas que asegura que el fútbol español está totalmente adulterado, incluyendo jugadores, técnicos y directivos.
2.5.16

Sigue a VICE Sports en Facebook para descubrir qué hay más allá del juego:

El periódico El Mundo publicó el pasado viernes una interesantísima entrevista a un corredor de apuestas, cuyo nombre auténtico no reveló, que levantó una fuerte polémica. En la pieza, el entrevistado —a quien asignaron el nombre de Javier— aseguraba que los amaños en el fútbol español eran masivos y afectaban no solo a las categorías inferiores, sino también a la Primera División.

Publicidad

Javier, que ahora trabaja precisamente descubriendo estos amaños tras dedicarse él mismo a las apuestas durante años, asegura que el panorama está totalmente contaminado: "El año pasado, en la última jornada de Tercera, de 180 partidos yo tenía información de unos 20 amaños. Si ponéis que al menos un 40% de los partidos estaban amañados en esa última jornada no os equivocáis".

Seguro que ya has visto este vídeo porque lo han puesto todas las webs del mundo: el famoso gol del CD Machamalo en casa del CD Toledo en un partido que los visitantes ganaron por 0-2.

En la entrevista, Javier asegura que las apuestas a córners son las más abundantes y lucrativas: "En la Tercera valenciana, ha habido jugadores apostando a que su equipo hacía 14 córners en la primera parte. Y los hacían. Con una cuenta, en Tercera, en la casa más grande, puedes ganar con córners en un partido 8.000 euros".

"Cuando los futbolistas llegan al campo, unos van al vestuario de los otros y siempre se pregunta: «¿Quién es el de las apuestas?». Cada equipo tiene un delegado, por así decirlo", asegura Javier.

Según el entrevistado, además, las mafias que hay detrás de las apuestas ostentan un poder cada vez mayor sobre los clubes, a quienes incluso ayudan a financiarse si a cambio les amañan partidos.

[El Mundo]