abuelos entrañables

Un portero cuelga las botas tras 70 años en activo

El guardameta argentino Tano Zunino se retiró el pasado fin de semana en Tenerife con 82 años y un largo historial bajo palos.
17.1.17
Tano Zunino, el pasado fin de semana junto a Pierluigi Collina. Imagen vía EFE

Sigue a VICE Sports en Facebook para descubrir qué hay más allá del juego:

Probablemente es uno de los futbolistas más longevos de la historia, y es que el octogenario Tano Zunino se despidió el pasado fin de semana de las porterías tras más de 70 temporadas en activo. En Tenerife, con 82 años, este guardameta argentino se despidió a lo grande y con la presencia en las gradas del mítico árbitro internacional Pierluigi Collina.

Tano fue titular en su último partido con el Tango Fútbol Club, un modesto equipo de la liga de aficionados del sur de Tenerife, y fue sustituido a la media parte por su relevo bajo palos, el también veterano Fernando Raúl Bianchini. Su último encuentro acabó en derrota de los suyos por 1-5 ante el Rommel Fernández.

Zunino empezó a jugar a fútbol con 13 años en el club Gimnasia y Esgrima Mercedes de Buenos Aires, Argentina, de la quinta división. A lo largo de su dilatada carrera, el portero llegó a jugar en la primera división de su país, pero se retiró del fútbol profesional en 1960 por amor. Según contó al diario Marca, el cancerbero colgó las botas por primera vez para poder llegar a su cita dominical con su mujer, con quien siempre iba al cine tras jugar dos encuentros los fines de semana (el asunto está en que nunca llegaba a la hora acordada).

Tras abandonar el fútbol como profesión, Tano decidió seguir defendiendo las porterías en las pachangas con los amigos. Zunino, que cada año visita a dos de sus cuatro hijos en las Islas Canarias, recibió el homenaje de sus amigos tinerfeños del Tango en el que fue, ahora sí, su último partido. Con 82 años y más de 70 en activo, es un buen momento para poner punto y final a una vida bajo palos.