FYI.

This story is over 5 years old.

all star game

Concurso de triples contra el de clavadas: ¿Por qué las estrellas solo participan en el primero?

Como niños que no saben que tienen genes mexicanos, todos mis amigos y yo fantaseábamos con algún día competir ahí y ganarlo. Platicábamos cómo serían nuestras clavadas.
Creative Commons

Desde que tengo memoria basquetbolística, el evento más importante de todo el All-Star Weekend ha sido el concurso de clavadas. Sí, el de tiros de tres también es bueno pero toda la atención siempre estuvo centrada en el de clavadas. Como niños que no saben que tienen genes mexicanos, todos mis amigos y yo fantaseábamos con algún día competir ahí y ganarlo. Platicábamos cómo serían nuestras clavadas, qué cosas haríamos y después, obviamente, teníamos nuestro propio concurso en la canastita Shaq Attaq de Spalding que estaba empotrada en alguna pared donde seguramente hoy la clavamos parado.

Publicidad

Con el tiempo, toda esa emoción se fue diluyendo al ver las catástrofes que ocurrían ese sábado por la noche. Cambios de reglas y un sin fin de ideas estúpidas como usar props, tener a alguien narrando las clavadas o el uso obligatorio de un compañero de equipo, nos hicieron darnos cuenta que lo que realmente estaba faltando no era una refrescada del concepto, sino que los mejores del momento volvieran a competir en él. Nombres legendarios despegaron en ese concurso como Dr. J, Larry Nance, Michael Jordan, Dominique Wilkins, Kobe Bryant, Larry Johnson, Shawn Kemp y Vince Carter entre otros. También tuvimos a esos one hit wonders que no lograron más que inmortalizar su historia ese día como Harold Miner, Jason Richardson, Dee Brown, Kenny Walker, Spud Webb o Isaiah Rider, el primero en clavarla después de pasar la bola entre sus piernas con la ahora clásica Eastbay Funk Dunk.

Con la excepción del año pasado, que considero tuvo el mejor concurso de clavadas en la historia entre Zach LaVine y Aaron Gordon, el resto es como un recuerdo borroso de una mala peda. Sabes que tuvo buenos momentos pero en el fondo tienes claro que todo hubiera sido mejor si no hubieras ido.¿Qué fue lo que pasó? ¿En qué momento los grandes nombres de la liga perdieron interés por este concurso? Sobretodo cuando lo comparamos con su contraparte, el concurso de tiros de tres que sigue atrayendo nombres que, por lo menos, todo fan conoce.

Publicidad

Chequemos las diferencias.

Tiros de tres

Klay Thompson de los Warriors

Kyrie Irving de los Cavs

Kyle Lowry de los Raptors

C.J. McCollum de los Blazers

Kemba Walker de los Hornets

Nick Young de los Lakers

Wesley Matthews de los Mavs

Eric Gordon de los Rockets

Clavadas

Aaron Gordon del Magic

DeAndre Jordan de los Clippers

Glenn Robinson III de los Pacers

Derrick Jones Jr. de los Suns

Fuera de broma, ¿quién es Derrick Jones Jr. y quién me puede hablar de una clavada memorable de Glenn Robinson III? Con todo respeto, el segundo es más conocido por quién fue su papá que por su ira destruyendo tableros.

Regreso a lo mismo, ¿por qué está Klay Thompson en el de triples pero no LeBron en el de clavadas? Hay una parte de mí que cree que sienten que pueden hacer el ridículo y de alguna forma manchar su legado. Si en el de triples metes 1 en todo el round, no hay mucho problema, pero si en el de clavadas no metes una sola, sí lo hay. Estoy asumiendo que eso piensan, porque al final del día, el concurso de clavadas es de los pocos eventos en la vida donde recuerdas más lo bueno que lo malo. Claro que no olvido la debacle de Bird Man fallando todo o Tony Dumas haciendo nada y por supuesto que Blake Griffin saltando el cofre de un coche me sigue enojando, pero todo eso se me olvida cuando pienso en la primera clavada de Vince Carter en el 2000.

Lo increíble del concurso de clavadas era ver a los mejores competir entre ellos, no esperar que alguien que no conoces te sorprenda y luego se retire 10 años después sin haber ganado un solo anillo. El año pasado vimos a Klay Thompson contra Stephen Curry en la final del de triples. ESO es el equivalente a un Jordan contra Wilkins. ESO es lo que la gente quiere ver, entonces, ¿por qué no nos lo dan?

Todo fan de LeBron lo odia un poquito muy en el fondo de su corazón por jamás participar en esto y con mucha razón. ¿Se imaginan si hubiéramos visto un concurso con LeBron, Kobe, Dwight Howard, Derrick Rose (pre lesiones, duh) y Blake Griffin sin coche? Hubiera sido algo espectacular. Pero no, vamos a ver a Derrick Jones Jr. de los Suns que no tiene una sola clavada durante un juego esta temporada.

Tal vez sean ciclos, tal vez con la popularidad del tiro de tres, los fans prefieren eso que las dunkeadas. No lo creo, pero tal vez. Probablemente en unos años, las cosas vuelvan al hype de los noventa y veremos a los mejores volándonos la cabeza con cosas que jamás habíamos visto.

Hasta entonces, veamos a los mejores tirando triples.