el skater feliz

"La vida que llevo es increíble y las serpientes saben a pollo frito"

El skater Matt Berger sencillamente irradia felicidad. Hablamos con él sobre su vida, sobre el mundo del skate y sobre el Universo en general.

por Oskar Sueiro
25 Mayo 2015, 9:30am

Foto de Oskar Sueiro

Matt Berger es un tipo feliz. Natural de British Columbia, Matt subió a un skateboard a los cuatro años de edad y desde entonces no ha vuelto a bajar. Cuando creció, el canadiense cambió el frío norteño por la costa californiana así que se le presentó la ocasión: con una sonrisa cuenta que el suroeste de los EEUU "es donde las cosas ocurren, donde está la industria, donde nació el skateboarding".

Berger es sinónimo de skateboarding con actitud 100% positiva. Cuando habla repite constantemente las palabras "diversión", "divertido" y "genial". Su forma de expresarse es tan jovial e irradia tantísima felicidad que después de hablar con él te quedas un poco jodido, como si el resto del Universo no fuese tan bonito como el mundo de Matt.

Más skate: Nyjah Huston, el prodigio con hielo en las venas

La Humanidad, sin embargo, necesita más tipos así, que nos recuerden que aún hay esperanza y que se puede ser feliz haciendo lo que a uno le gusta. Hablamos con Berger en la Street League de Barcelona para descubrir cómo es posible juntar tanta felicidad en el cuerpo de una sola persona.

Matt, después de un 2014 intenso, sigues recogiendo los frutos del trabajo realizado.

Sí, la verdad es que es el año pasado fue increíble. Hace poco ha salido mi 'pro model' para la marca de tablas para la que patino y parece que todo va bien. Es mi primer campeonato con 'pro model', así que espero hacerlo bien.

¿Presión?

Realmente no. Es un campeonato, puede pasar de todo en pocos segundos y aquí están ahora mismo algunos de los mejores del mundo, así que me lo tomo con calma.

Es tu primera vez por aquí...

He tenido la oportunidad de visitar algunos lugares de Barcelona y es increíble. Siempre había querido venir. Llevo años viendo fotografías y vídeos de gente patinando aquí y realmente estoy impresionado. Lo malo es que en cuanto acabe el campeonato me marcho, así que espero poder volver y conocer mejor todo esto.

¿Conoces algo de la escena de skateboarding de aquí?

Realmente no, pero sé que hay skaters realmente buenos. Como digo, tengo ganas de venir con más tiempo y descubrir todo lo que pueda.

Matt dio lo mejor de sí en la 'jam' del 'best trick'. Aquí le tenemos ejecutando un 'backside ollie switch smith grind' en el 'hubba'. Foto de Oskar Sueiro.

Matt llegó a la primera prueba SLS de 2015 siendo el skater revelación del año pasado, algo así como el 'rookie del año', tras haber ganado en Los Angeles y terminado en 5ª posición en la final Super Crown. En Badalona, adonde llegó como integrante del equipo patrocinado por Monster, no tuvo mucha suerte en la pelea por el podio, así que echó el resto durante la 'jam' del 'best trick'.

Hace unos meses fuiste uno de los pros invitados a ir a Etiopía con el programa Let It Flow que llevan Nyjah Huston y su madre. ¿Cómo fue?

Buah... por un lado fue increíble poder ir con todos ellos, que pensaran en mí para acompañarles, estar con Nyjah, con Tony Hawk... Había estado en África antes, pero el 'shock' cultural sigue siendo impresionante. En Etiopía en concreto no había estado nunca, y fue increíble cómo nos trataron, la reacción de la gente cuando nos veían simplemente patinando por la calle. Disfruté muchísimo y me abrió la mente en muchos sentidos.

¿Cómo es volver después a la rutina?

Buff... por un lado, te das cuenta que hay otras formas de vivir la vida, incluso con muy poco si no hay más remedio. Y por el otro te hace apreciar lo que tienes y descubrir que en realidad nos sobran muchas cosas en el día a día.

¿Y viajar con Tony Hawk? ¿Da consejos o cuenta historias épicas?

[Ríe] ¡Es Tony Hawk! Cualquier momento a su lado es inspirador de una forma u otra.

Berger no sólo destaca por su capacidad de mantener en el tipo ante la presión, sino que además también pone su propio "toque" cuando hace algunas de las maniobras más originales. Aquí le vemos marcándose un 'backside ollie sugarcane' en la barra.

La carrera de Matt ha sido la historia de un ascenso fulgurante en el que la competición ha tenido mucho que ver. Berger seguramente habría alcanzado gran relevancia gracias a su forma de patinar y ser, además de las partes de vídeo que ha filmado con sus hazañas; pero ganar una competición amateur en 2010 le catapultó a la fama. Tras varios resultados buenos y actuaciones destacadas, 2014 fue su año: logró clasificarse en primera posición en la categoría Open Pro de la Street League de los Angeles y se ganó una plaza para la gran final del circuito, donde acabó en 5º posición tras profesionales de gran renombre.

En poco tiempo, y tras firmar buenos resultados en campeonatos y lanzar varias partes de vídeo realmente buenas, has pasado de amateur a profesional y has empezado a viajar por todo el mundo. Supongo que se te están empezando a acumular las anécdotas.

[Ríe] Recuerdo ahora mismo un viaje que hicimos con la marca de ruedas que me patrocina. Íbamos en furgoneta y a veces acampábamos para dormir por las noches. Una tarde, el conductor decidió salirse de la carretera para buscar un buen lugar para hacer 'free camping'. Tras una hora por el desierto, se hizo de noche, casi sin gasolina, sin comida... ¡no sé cómo, acabamos comiendo serpiente! ¡Y sabía a pollo! Fue muy rollo supervivencia. Al día siguiente pudimos salir de aquello... pero en algún momento llegué a preocuparme en serio.

Berger ejecutando un 'bigspin flip' bien matizado. Matt no falló ninguno durante todo el día. Foto de Oskar Sueiro.

Antes de ganarte la vida como skater profesional tenías un trabajo normal con el que pagar las facturas. ¿Cómo fue? ¿Llegaste un día al trabajo y simplemente dijiste: "lo dejo, ahí os quedáis, me voy a patinar"?

[Ríe] Bueno, fue algo que realmente ocurrió poco a poco, así que tampoco fue nada traumático. Tener un trabajo y patinar es lo normal, sólo que en mi caso al final patinar ocupaba todo mi tiempo. Pude permitirme dejar de trabajar gracias a la ayuda de mis patrocinadores y a los campeonatos. Me hace apreciar aún más el tipo de vida que llevo, ¿sabes? ¡Puedo estar todo el día patinando! Gracias al skateboarding, hoy estoy aquí, mañana allá... realmente es increíble.

¿Y tu entorno qué opina?

Creo que todo el mundo se alegra que pueda llevar el tipo de vida que quiero y ser feliz. Soy muy feliz con lo que hago.

¿Nos mantiene el skateboarding alejados de la realidad social?

Sí, por supuesto. Estoy aquí por el skateboarding y espero poder dedicarme a él durante mucho tiempo, pero eso no quiere decir que no sea consciente de que hay personas con problemas reales. Con el skate estás todo el día en la calle, por lo que sabes que pasan muchas cosas. Te das cuenta de que lo que hoy es de una manera mañana puede ser al revés. No hay que perder la perspectiva.

Matt haciendo fácil un 'gap frontside bluntside'. Foto de Oskar Sueiro.

¿Por quién apuestas el fin de semana?

Por Nyjah, sin duda. Aunque es un campeonato y puede pasar de todo.

¿Te gustaría ganar aquí?

Claro, sería genial. ¡Siempre es genial cuando ganas! [Ríe]

¿Te gustaría que se organizara una prueba de la SLS en Canadá?

Yeah! Sería toda una responsabilidad pero también una gran forma de potenciar el skateboarding. Este tipo de eventos ayudan a que mucha gente quiera patinar, a que muchos niños quieran subirse al skateboard y disfrutar aprendiendo.

Matt llevaba los deberes hechos y había muchos ojos puestos en él para dar la sorpresa por encima del resto de 'top pros'. Su estreno en la SLS con su propia tabla de skate no salió como esperábamos algunos... aunque a él no pareció importarle: en ningún momento se le vio afectado por el resultado. Matt siguió disfrutando dentro y fuera del parque. Si llega a pasar el corte a la final igual habría recibido ese extra de motivación para patinar más y mejor en sus rondas.

Tras su paso por Badalona, Berger tiene ya la vista puesta en la siguiente parada, el próximo 11 de julio en Los Angeles. Hasta que eso ocurra, sin embargo, el canadiense estará entretenido con campeonatos, viajes de promoción y quién sabe si alguna que otra sorpresa culinaria. Allá adonde vaya, sin embargo, nunca le faltará su imborrablesonrisa: Matt es un tipo feliz.