Drogas

El siguiente paso para legalizar los hongos: quitar efecto psicoactivo

La familia de Bob Marley y otros se están sumando a la versión no psicoactiva de los hongos mágicos.
JS
Toronto, CA
LC
traducido por Laura Castro
14.7.21
Bob Marley cantando en 1980, mucho antes de que su nombre se relacionara con los hongos mágicos. Fotos de Getty Images
Bob Marley cantando en 1980, mucho antes de que su nombre se relacionara con los hongos mágicos. Fotos de Getty Images

La jugada más reciente en la floreciente industria de los psicodélicos es la completa eliminación del molesto elemento "psicoactivo", y sorprendentemente cuenta con el respaldo del fallecido Bob Marley.

La industria de los hongos los llama "hongos funcionales" y son la punta de lanza del movimiento de marketing que intenta legitimar la imagen de los hongos como un medicamento, sin el viaje potencialmente transformador que la mayoría de la gente asocia con los psicodélicos.

Publicidad

¿Qué son los “hongos funcionales”? Básicamente son suplementos hechos con hongos legales que afirman aportar varios beneficios a la salud, ninguno de los cuales incluye alucinaciones, expansión mental o alguna cosa de naturaleza psicodélica.

Pero Silo Wellness, una empresa con sede en Canadá que actualmente ofrece una variedad de retiros guiados con hongos mágicos en el paraíso de los centros turísticos costeros, Montego Bay en Jamaica (donde muchas drogas psicodélicas son legales), espera que estos suplementos de hongos puedan ayudarle a captar el mercado psicodélico emergente, valorado a partir de 2020 en aproximadamente 4.5 mil millones de dólares. Esto lo están haciendo con el reconocimiento de marca de una gran celebridad.

Silo se ha asociado con la familia del fallecido pionero del reggae Bob Marley para lanzar Marley One, una línea de hongos funcionales (tinturas que incorporan hongos como el melena de león, el chaga y el reishi), al tiempo que mantiene en la mira el futuro lanzamiento de un producto psicodélico legal. Como lo describe el director ejecutivo de Silo, Douglas K. Gordon, en relación con la coherencia entre su producto y las propias creencias rastafari de Marley, “Se trata más acerca de las plantas medicinales, de la consciencia plena. Se trata más de aceptar el hecho de que la Tierra tiene su propia capacidad de sanación".

Rita Marley (quien prefiere que la llamen Sra. Marley), viuda del fallecido Bob, hace eco de este sentimiento en un comunicado. "Bob y yo teníamos una dieta natural estricta que incluía hongos de todo tipo", dijo la Sra. Marley. "Siempre fuimos conscientes de lo que consumíamos y teníamos un profundo respeto por la generosidad de la naturaleza, ya que sabíamos que lo que tomamos de la Tierra y ponemos en nuestros cuerpos afecta también nuestras mentes y espíritus".

Alimentarnos conscientemente y respetar la naturaleza: eso está muy bien. Pero, ¿dónde encajan los psicodélicos en todo esto? Excepto, obviamente, por el uso venerable de cannabis (o ganja) como sacramento, el rastafarianismo generalmente reprueba el consumo de otras drogas. La única referencia que pude encontrar sobre Bob Marley hablando de psicodélicos fue en un número de septiembre de 1976 de la revista High Times. Cuando le preguntaron si alguna vez había consumido LSD, Marley respondió: "He escuchado de personas que lo consumen. Yo no lo hago, pero conozco gente que sí y me han hablado de ello".

Publicidad

Pero las posturas en torno a los psicodélicos están cambiando rápidamente, y por lo tanto, algunas actitudes rastafari también podrían estar cambiando con ellas.

"La ciencia moderna es lenta", escribió la Sra. Marley. “Apenas ahora se está poniendo al día con lo que las comunidades indígenas y los curanderos han sabido durante milenios... Desde la perspectiva rastafari, no discrimino. Honramos y respetamos toda la generosidad natural con la que Jah nos ha bendecido y, ya sea a través de la marihuana o los hongos, buscamos, sobre todo, una mayor unidad con el mundo que nos rodea".

La sociedad Silo-Marley es una muestra de cómo el actual "boom de los hongos" parece estar siguiendo los pasos del cannabis. En muchos sentidos, las comparaciones entre la psilocibina y el cannabis son, a nivel químico, inútiles. Son drogas diferentes, con efectos y aplicaciones tremendamente distintos. Aún así, en el mercado (en su mayoría hipotético) de los hongos legales, es útil pensar en los hongos funcionales como el CBD del THC de la psilocibina: un primo cercano, con (supuestos) beneficios médicos y terapéuticos, que sirve en gran medida como una forma de desestigmatizar el uso de un compuesto más potente.

Gordon, quien es un antiguo usuario del CBD medicinal, hace la comparación. "Analizamos las lecciones que dejó el caso del cannabis y el CBD", dijo. “Estamos en la recta final para llegar a los consumidores; tenemos una marca que pueden entender, en la que pueden creer y tienen curiosidad por saber más".

Publicidad

Por un lado, los hongos funcionales parecen ser una especie de ruedas de entrenamiento, que ayudan a que los usuarios se hagan a la idea de consumir hongos y fomentan la curiosidad sobre el perfil de efectos de los hongos psicodélicos. Por otro lado, nos dan la impresión de que de alguna manera se estuvieran robando el mérito psicoactivo: beneficiándose del revuelo cada vez mayor en torno a los beneficios de los psicodélicos, sin ofrecer ninguno de esos beneficios. En realidad, estos suplementos de hongos no son muy diferentes de los hongos medicinales que se pueden encontrar en los supermercados asiáticos o en las tiendas de suplementos herbolarios. Solo son, ya sabes… más alucinantes. O al menos aparentan serlo. Y no está claro cuánta demanda hay de dichos productos por parte de los consumidores.

Los Marley, que actualmente prestan sus icónicos marca y nombre a una línea de cannabis, una compañía cafetera y una gama de altavoces y audífonos BlueTooth, y que, en 2017, designaron a Rohan Marley como el "embajador de la marca" de la familia, no son los únicos que han ingresado al negocio de los "hongos funcionales". El rapero y  empresario de cannabis conocido como Berner, el tipo detrás de la marca estadounidense de cannabis Cookies, lanzó recientemente Caps By Cookies, un hongo funcional/tipo CBD con un logo claramente psicodélico, a pesar de su falta de efectos psicodélicos.

Mydecine, con sede en Denver, es otra compañía que intenta capitalizar la creciente legitimidad de los psicodélicos y está desarrollando productos de hongos funcionales como otra rama potencialmente lucrativa de su negocio. La semana pasada, NeonMind, con sede en Vancouver, presentó una línea de productos de café con infusión de hongos funcionales.

Es una jugada interesante, que sugiere la llegada generalizada de los hongos a todo un sector de las industrias de la salud y el bienestar. Pero cualquiera que desee un verdadero viaje psicodélico, totalmente legal y aprobado por los Marley, tendrá que esperar a que los verdaderos hongos psilocibios ingresen al mercado legal, lo cual aún no está cerca de ocurrir ni siquiera en lugares progresistas como Canadá (y algunos estados de EE. UU.). Para quienes no pueden esperar, siempre están esos elegantes retiros en Montego Bay, repletos de sesiones psicodélicas guiadas. Bob Marley afirmó que "la hierba es la sanación de la nación". Ahora, para su familia, los hongos parecen producir esa misma magia.

Sigue a John Semley on Twitter.