Lo que sabemos sobre la contagiosa variante Delta del coronavirus

Sí, las personas vacunadas se están infectando con COVID, pero eso no significa que las vacunas no funcionen.
2.8.21
Un hombre recibiendo una dosis de la vacuna Pfizer / BioNTech Covid-19 en la prefectura de Lille, en el norte de Francia, el 30 de julio de 2021.

La más reciente ola de COVID sugiere que la enfermedad, que incluye a la altamente contagiosa variante Delta, puede infectar y propagarse entre personas completamente vacunadas, según los primeros datos que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) publicaron el viernes pasado.

Publicidad

Sin embargo, las organizaciones de salud enfatizan que la vacunación sigue siendo la "estrategia más importante" para prevenir el enfermar de gravedad y la muerte. A partir del 27 de julio, los CDC también recomiendan que las personas vacunadas usen mascarillas en interiores en las áreas con altas tasas de transmisión.

Esto es lo que sabemos, y lo que no sabemos, sobre el nuevo estudio de los CDC.

Según los datos analizados por los CDC, la variante Delta es la causa de la enfermedad en el 90 por ciento de los nuevos casos. El estudio, no determinó el porcentaje aproximado de personas vacunadas que han contraído la variante Delta hasta ahora.

En un estudio que hicieron con una muestra de 133 pacientes, ninguna muerte fue reportada y cinco personas de entre 20 y 70 años fueron hospitalizadas, incluidas cuatro que estaban completamente vacunadas. Tres de esas personas —una que no se ha vacunado y dos vacunadas—, tenían problemas de salud preexistentes.

Entre las personas que dieron positivo por COVID, el 56 por ciento había recibido la vacuna Pfizer, el 38 por ciento había recibido Moderna y el 7 por ciento había recibido la vacuna de Johnson & Johnson, según los CDC.

Es importante destacar que las cargas virales entre los individuos vacunados y no vacunados parecían ser las mismas, aunque los CDC han dicho anteriormente que el “Ct”, o los valores correspondientes al umbral del ciclo, no puede determinar el nivel de transmisibilidad y que diferentes tipos de pruebas producen diferentes niveles de Ct.

"Las altas cargas virales sugieren un mayor riesgo de transmisión y suscitan la preocupación de que, a diferencia de lo que pasa con otras variantes, las personas vacunadas que se infectan con la variante Delta sí pueden transmitir el virus", dijo la directora de los CDC, Rochelle Walensky, en un comunicado el viernes. "Este hallazgo es preocupante y fue un descubrimiento fundamental que llevó a la recomendación del uso de mascarilla en interiores".

Sin embargo, se desconoce cómo se propaga el virus entre las personas vacunadas a mayor escala. El estudio solo se centró en un área pequeña de un estado con una alta tasa de vacunación, y el 85 por ciento de los casos se notificaron en hombres, en parte porque asistieron a eventos masivos especialmente comercializados para ellos. Los casos asintomáticos en personas vacunadas también podrían haber quedado subrepresentados porque las personas vacunadas pueden no preocuparse tanto o realizarse pruebas con muy poca frecuencia.

"Los datos de este informe son insuficientes para sacar conclusiones sobre la efectividad de las vacunas COVID-19 contra el SARS-CoV-2, incluida la variante Delta, durante esta ola", señala el estudio de los CDC.

Estos datos publicados por los CDC llegaron un día después de que el Washington Post y otros medios de comunicación publicaran un comunicado interno filtrado de los CDC sobre "mejorar las comunicaciones en torno al progreso y la eficacia de las vacunas".

En el comunicado internó se señaló que la variante Delta es tan transmisible como la varicela y que los brotes de COVID pueden ocurrir en personas vacunadas.

Pero estos documentos no socavan los resultados de numerosos estudios previos que sugieren que las vacunas para el COVID-19 protegen contra infecciones y síntomas graves. De hecho, gracias a las vacunas hay ocho veces menos infecciones y 25 veces menos hospitalizaciones y muertes en comparación con las personas no vacunadas, según los CDC.