Publicidad
Drogas

Así ha cambiado el consumo de drogas en la última década

El número de consumidores de drogas ha aumentado un 30% en diez años.

por Alba Carreres
17 Diciembre 2019, 5:00am

Fotografía vía usuario de Flickr Dimitri Protsenko/CC 0

En esta última década todo ha cambiado mucho, desde la política hasta la forma en los memes. Y, como no podía ser de otra forma, las drogas y la forma en que las consumimos no se han mantenido al margen. Para empezar, esto ha sido así en parte por una cuestión de cantidad: el número de consumidores ha aumentado un 30% en diez años, esto significa que el 5,5% de la población mundial reconoce hacer uso de ellas.

Para empezar, los últimos años de la década se han caracterizado por un aumento sin precedentes de las drogas de origen sin vegetal. De hecho, en el último Informe Mundial sobre Drogas, publicado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, se señala especialmente el aumento del consumo de opiáceos, que causaron dos de cada tres muertes por drogas en 2017. De hecho, en el mismo informe se señala el auge del consumo con fines no médicos de medicamentos sujetos a prescripción médica como otro de los elementos clave de esta década en lo que a consumo de drogas se refiere. La alarma por la epidemia del fentanilo o el consumo y tráfico de productos como el tramadol, entre otros, ha sido una de las mayores preocupaciones de las agencias sanitarias en este sentido.



La cocaína también ha vivido un auge tremendo a lo largo de la década, en concreto un aumento del 56% en el período que va de 2013 a 2016. En los años anteriores, entre 2005 y 2013, la producción de cocaína fue menor. España ha ascendido a los primeros puestos del consumo de cocaína en España, manteniéndonos desde hace algún tiempo como los segundos de Europa. La mayor parte de la cocaína en el mundo sigue procediendo de Colombia, donde en 2006 se erradicaron más de 213 000 hectáreas de este cultivo. Diez años más tarde, en las últimas erradicaciones forzosas llevadas a cabo por las autoridades del país, esa cifra ronda las 40 000.

El aumento del consumo de drogas entre las personas de más edad ha sido un fenómeno relativamente nuevo que se ha dado en esta década y los problemas de salud derivados de este consumo han crecido, mientras que los programas de tratamiento y especialización sobre drogas dirigidos a personas que no son jóvenes son más bien escasos.

Pero a parte de lo que se revela en el informe de las Naciones Unidas, en estos diez años también han ocurrido muchas otras cosas. Según nos cuentan desde Energy Control, proyecto de reducción de riesgos de la Asociación Bienestar y Desarrollo, uno de los temas más importantes que se han dado en el último decenio han sido la aparición de las nuevas drogas psicoactivas (NPS). El poco conocimiento que existe sobre los efectos que provocan requiere que antes de consumir se tengan en cuenta una serie de precauciones. La prevalencia de NSP se ha mantenido estable desde 2011 y, en España, alrededor del 3,4% de los españoles de entre 15 y 64 años admiten haber consumido alguna, aunque se trata de un consumo mayoritariamente experiencial.

Otro de los temas que se mencionan desde Energy son los cambios en el uso y la composición de la MDMA. El consumo y la producción de MDMA y de las pastillas de éxtasis no ha dejado de crecer durante la última década en los países de la Unión Europea y lo cierto es que cada vez se detectan niveles más altos de pureza, por lo que el compuesto activo se encuentra muy concentrado y eso implica un mayor consumo por dosis.

Además, según indican desde el Observatorio Europeo de Drogas y Toxicomanías, las nuevas formas de comprar también han supuesto una revolución en el consumo de drogas, en especial, la aparición de los criptomercados y la proliferación de tiendas online de drogas, que han revolucionado el mercado. La creación de Silk Road en febrero 2011 supuso la aparición de una nueva forma de comprar y vender drogas, en la que la opinión de los usuarios y de los expertos se tenía en consideración, lo que en un momento pareció que iba a cambiar para siempre la forma de comprar y consumir. Pero su cierre en 2013 y la posterior condena de su creador acabó definitivamente con la web, pero no pudo acabar con el mercado de drogas de la deepweb.

Esto ha supuesto que cualquier tipo de droga ilegal pueda ser comprada online y entregada por correo sin que el comprador tenga contacto directo con el traficante, lo que ha conllevado, a parte de una mayor especialización del vendedor en cuestiones técnicas, una bajada del precio que se ofrece la droga, una mayor pureza y una oferta más variada.

El médico consultor en uso recreativo de drogas Fernando Caudevilla, destaca además otros factores claves para entender cómo ha cambiado el consumo de drogas en la última década. Para él también han sido puntos claves de la década la persecución judicial de las asociaciones cannábicas y el debate político sobre la legalización del cannabis, la droga más consumida en el mundo después del alcohol.

Desde Infocannabis recalcan que la aparición de cientos de clubes de personas usuarias supone ahora más facilidad para conseguir cannabis sin tener que acudir a zonas peligrosas. “Hace diez años te costaba encontrar a un abogado especializado y ahora en cada feria cannábica te encuentras entre diez y doce stands de especialistas”, nos dice Paco Mascaraque, portavoz del Grupo de Acción para la Legalización del Cannabis en España.

Aún así, según nos asegura, la mayoría de los clubes, debido a la situación de ilegalidad del cannabis, suelen recurrir al mercado negro de forma sistemática, por lo que el cannabis que se suministra en la mayoría de sitios no pasa ningún control sanitario y las condiciones de salubridad e higiene, así como la propia seguridad de las personas que acceden a los mismos, podría ponerse fácilmente en entredicho.

De hecho la coexistencia en el mercado ilícito de las drogas ya afianzadas sumado al fenómeno de las nuevas sustancias psicoactivas y a los medicamentos sujetos a prescripción médica han provocado que el mercado de la droga sea cada vez más complejo y no existan precedentes sobre cómo abordarlo.

Una de las críticas que el médico Fernando Caudevilla hace respecto a cómo se ha tratado la materia hace referencia a la nula eficacia de la estrategia antidroga tradicional para conseguir los objetivos. Caudevilla critica que las políticas sobre drogas en toda Europa se han basado históricamente en "irracionalidad, mitos, recurso al miedo y a la moral barata", algo que sin lugar a dudas ha sido un instrumento más utilizado como estrategia política más que un abordaje real de la cuestión.

Pero los organismos oficiales resaltan que por muchos programas de prevención que se hagan, por mucho que se haga hincapié en la prohibición las muertes relacionadas con las drogas van in crescendo y en algunas zonas se han declarado auténticas epidemias debido al consumo de los opioides. Y es que los problemas de salud derivados de las drogas junto con los daños socioeconómicos relacionados siguen siendo considerables año tras año, algo que parece ser no ha cambiado en esta última década.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir lo más destacado de VICE en tu email.

Sigue a Alba en @AlbaCarreres.

Tagged:
Cannabis
MDMA
cocaina
Marihuana