Estados Unidos anuncia recompensa de 5 millones de dólares por el hermano del Chapo

La decisión de ir tras Aureliano Guzmán Loera, conocido como El Guano, se produce luego del “mayor decomiso de fentanilo en la historia” de Sinaloa. Los cárteles mexicanos son grandes productores de versiones ilícitas del mortífero opioide.
10.11.21
guzman (2)

CIUDAD DE MÉXICO - El gobierno de Estados Unidos ha reforzando su búsqueda de miembros de alto rango del Cártel de Sinaloa, lo que incluye al hermano de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera.

La medida se produce en un momento en que las sobredosis por fentanilo se han disparado en Estados Unidos y las incautaciones del opioide han aumentado considerablemente en México. Los cárteles mexicanos son grandes productores de fentanilo ilícito.

Publicidad

El Departamento de Estado estadounidense anunció una nueva recompensa de 5 millones de dólares por información que conduzca al arresto de Aureliano Guzmán Loera, conocido por su alias El Guano. Se cree que el hermano mayor de El Chapo controla gran parte del territorio en la sierra sinaloense alrededor del pueblo natal de la familia Guzmán Loera, Badiraguato.

Al igual que en el caso de El Guano, Estados Unidos anunció recompensas similares por tres miembros de la familia Salgueiro Nevarez, quienes presuntamente son miembros del Cártel de Sinaloa. El Guano y los tres hermanos Salgueiro Nevarez, Ruperto, José y Heriberto, están acusados ​​de conspirar a nivel internacional para distribuir marihuana, cocaína, metanfetamina y fentanilo.

Según los reportes, El Guano es tres años mayor que El Chapo, pero mantuvo un perfil mucho más bajo trabajando como subordinado de su hermano menor en el Cártel de Sinaloa. Unos años más tarde, después del arresto y extradición de El Chapo a los Estados Unidos en 2016, El Guano asumió un papel más destacado dentro del cártel. Los hijos de El Chapo, conocidos como Los Chapitos, también ampliaron su presencia en la agrupación criminal, y ha habido reportes de fricciones entre El Guano y sus sobrinos. Hay dos videos de tiroteos, uno de marzo y otro de abril de este año, donde se cree que facciones de El Guano se enfrentan con facciones de Los Chapitos. Las autoridades estadounidenses también buscan al menos a cuatro de los hijos de El Chapo: Iván Archivaldo Guzmán Salazar, Jesús Alfredo Guzmán Salazar, Joaquín Guzmán López y Ovidio Guzmán López.

Publicidad

Los hermanos Salgueiro Nervarez, también objeto de los cargos presentados, provienen del municipio de Guadalupe y Calvo en el sur del estado de Chihuahua, cerca de la frontera con Sinaloa. Presuntamente, han sido operadores del Cártel de Sinaloa desde hace mucho tiempo. En 2011, un cuarto hermano, Noel Salgueiro Nervarez, alias El Flaco, fue arrestado por el ejercito mexicano. En ese momento, las autoridades mexicanas declararon que El Flaco Salgueiro era el fundador y líder de una facción del Cártel de Sinaloa llamada Gente Nueva, que operaba bajo las órdenes de El Chapo Guzmán. Antes de su arresto, El Flaco Salgueiro presuntamente lideraba la guerra del Cártel de Sinaloa contra los miembros del Cártel de Juárez en el estado fronterizo de Chihuahua. El Flaco Salgueiro fue extraditado a Estados Unidos en 2019.

Los cargos contra El Guano Guzmán y los tres hermanos Salgueiro Nevarez fueron presentados pocos días después de que el ejército mexicano realizara un decomiso masivo de drogas en Culiacán, la capital de Sinaloa. Las autoridades mexicanas encontraron un narco laboratorio el 28 de octubre, donde arrestaron a cinco presuntos traficantes y decomisaron 118 kilogramos de fentanilo puro, un opioide sintético unas 50 veces más potente que la heroína. El Departamento de Defensa calificó la incautación de fentanilo como "la más grande de la historia".

México reportó haber incautado 1.225 kilos de fentanilo en los primeros nueve meses de 2021, lo que representa un aumento alarmante en comparación con los 1.523 kilos incautados a lo largo de los dos años anteriores.

El gobierno de Estados Unidos ha tomado otras medidas para intensificar su búsqueda de miembros de alto rango del Cártel de Sinaloa. En septiembre, dio a conocer una acusación formal de 2018 contra ocho presuntos miembros del Cártel de Sinaloa en el estado fronterizo de Sonora por su participación en el transporte e importación de metanfetamina, heroína y fentanilo. Ese mismo día, el Departamento de Estado estadounidense anunció que había triplicado la recompensa por el infame jefe del Cártel de Sinaloa, Ismael Zambada García, alias El Mayo, pasando así de 5 a 15 millones de dólares. Se alega que El Mayo ha trabajado codo con codo con El Chapo durante décadas, pero a diferencia de su socio, nunca ha sido arrestado.