ciencia

Científicos descubren un misterioso objeto en el espacio que podría cambiar lo que conocemos sobre los agujeros negros

Se encuentra en la intrigante “brecha de masa” en la que hasta ahora no se había descubierto ningún objeto.
08 Julio 2020, 4:00am
black hole mass gap
Esta es la primera imagen de un agujero negro y su sombra, sacada por el Telescopio del Horizonte de Sucesos (EHT, por sus siglas en inglés) y publicada en abril de 2019. Ahora, los conocimientos que tenemos sobre los agujeros negros y las estrellas de neutrones podrían cambiar. Imagen: EHT

Unos científicos han descubierto un objeto misterioso en el espacio que nunca antes había sido avistado. En un estudio publicado el 23 de junio, un grupo de científico afirmó haber encontrado un objeto sin precedentes que pesa más que la mayoría de las estrellas de neutrones, pero menos que los agujeros negros.

Cuando la mayoría de las estrellas masivas mueren, colapsan por su propia gravedad y dejan detrás agujeros negros. Cuando las estrellas más pequeñas mueren, explotan en una supernova y dejan atrás unos restos densos llamados estrellas de neutrones. La más pesada conocida es 2,5 veces mayor que el sol (2,5 masas solares), y el agujero negro más ligero conocido tiene 5 veces esa masa. La diferencia entre ambos objetos es abismal. A esa diferencia se le conoce como “brecha de masa” y, durante años, los astrónomos se han preguntado si, al morir, las estrellas generaban algún objeto que estuviera dentro de esa brecha de masa.

Esta “estrella de neutrones negra”, detectada en agosto del año pasado, pero anunciada en un estudio ahora, encaja perfectamente en la brecha.

El objeto tiene 2,6 masas solares, y queda entre la estrella de neutrones y el agujero negro. Fue descubierta cuando se fusionó con un agujero negro de 23 masas solares —un evento que generó un chorro de ondas gravitacionales que fueron registradas en los observatorios de la Tierra—.

Lo detectaron el Observatorio de Ondas Gravitatorias por Interferometría Láser (o LIGO, siglas en inglés) en los Estados Unidos y el Observatorio Europeo Virgo, y el estudio se publicó por una colaboración internacional entre ambos. “Aunque no podemos clasificar el objeto con convicción, hemos visto o bien la estrella de neutrones más pesada conocida o el agujero negro más ligero conocido”, dijo Vicky Kalogera, que coordinó el estudio, en un comunicado. “En cualquier caso, rompe los récords”.

“Este descubrimiento tan excitante y sin precedentes desafía todos los modelos astrofísicos que tratan de explicar el evento”, dijo Mario Spera, uno de los autores del estudio. “Sin embargo, estamos seguros de que el universo nos está diciendo, por enésima vez, que nuestras ideas de cómo se forman, evolucionan y fusionan los objetos compactos, son todavía muy vagas”.

Las ondas gravitacionales se emiten a través del universo cuando objetos masivos distorsionan el espacio-tiempo que los rodea. Fueron detectadas por primera vez en 2015, tras la colisión de dos agujeros negros. Desde entonces, la detección de ondas gravitacionales ha mostrado cosas cada vez más extrañas. Ahora, este nuevo descubrimiento plantea una serie de posibilidades infinitas. También implica que estos eventos ocurren mucho más a menudo de lo que los astrónomos habían predicho originalmente. Además, la gran divergencia que se da entre la masa del objeto y del agujero negro con el que se fusionó, que es diez veces más masivo, parece desafiar las teorías sobre cómo se forman los agujeros negros y las estrellas de neutrones.

¿Cómo sabrán los científicos cuál es la verdadera naturaleza de este misterioso objeto? Los astrónomos que han llevado a cabo el estudio dicen que están a la espera de las futuras observaciones de eventos similares.

Sigue a Satviki en Instagram .