café

Un artículo sobre el esclavismo por parte de Nestlé fue patrocinado por su competidor

El artículo crítico analiza el uso de trabajo forzoso de Nestlé en sus cadenas de suministro en Tailandia.
08 Febrero 2016, 1:00pm

El papel del contenido patrocinado en el periodismo ha planteado un sin número de temas relacionados con la ética y el sesgo, pero un artículo publicado a principios de esta semana por The Guardian tiene a algunas personas preguntándose qué tan profundo es el enigma.

El artículo en cuestión, "Nestlé admits slavery in Thailand while fighting child labour lawsuit in Ivory Coast" resulta que fue financiado en parte por uno de los competidores directos del gigante, Mondelēz International. Para aquellos que no estén informados, Mondelēz es la empresa matriz de marcas como Cadbury, Oreo, Toblerone, y Ritz, solo por nombrar unas cuantas.

A menos que veas la notificación sobre el nombre del autor que dice: "Con el apoyo de: Mondelēz International", no tendrías un solo indicio de que el artículo está de hecho "apoyado" por el conglomerado de alimentos multinacional. Por supuesto, los anuncios del artículo (que están todos dedicados a Mondelēz International y a su programa de sustentabilidad, llamado "la convocatoria del bienestar") debería generar alertas.

El artículo crítico analiza el uso de trabajo forzoso de Nestlé en sus cadenas de suministro en Tailandia, al mismo tiempo que el conglomerado suizo ha tratado, sin éxito, de conseguir que el Tribunal Supremo de Estados Unidos deseche una demanda que pretendía imputarle la responsabilidad de la utilización de niños esclavos en Costa de Marfil.

Si bien puede parecer como si Mondelēz estuviera detrás del contenido del artículo, Mondelēz dice que no es el caso. Nos pusimos en contacto con ellos y un portavoz de la compañía nos dijo: "Hemos tenido una asociación de medios de comunicación con The Guardian desde noviembre de 2015. Como parte de eso, tenemos una zona dedicada a los socios en el sitio para crear conciencia en torno a nuestros amplios esfuerzos de sustentabilidad. Además, nuestra asociación apoya la sección Supply Chain en Sustainable Business de The Guardian, que es totalmente independiente editorialmente". Después dijeron: "Al igual que con cualquier publicación, hay una separación estricta entre la publicidad y el contenido editorial, por lo que no tenemos voz en el contenido editorial que se presenta en esa sección en particular".

También nos pusimos contacto con Nestlé, pero se negaron a comentar sobre el asunto.

Como señala AdAge: "El asunto pone de relieve cómo los programas de contenido patrocinado puede poner a los vendedores en situaciones incómodas". Aún así, no podemos dejar de pensar que la gente en Mondelēz debe haberse reído cuando se enteró de que sus dólares ayudaron a pagar un artículo aparentemente negativo sobre uno de sus mayores competidores.

La competencia puede ser desagradable en el negocio de la comida corporativa, y a veces un golpe puede ser entregado de una manera sorprendente.

Publicidad