Publicidad
mariscos

Estudio dice que casi todos los mariscos contienen plástico

La Universidad de Ghent, en Bélgica, dice que las personas comemos en promedio 11,000 piezas de plástico al año. ¿Cómo llegan a nuestro estómago?

por Alex Swerdloff
26 Enero 2017, 8:00pm

Comer pescado es bueno para la salud, ¿no? ¿No sientes una especie de superioridad moral y orgullo propio cuando te sientas en un restaurante y ordenas salmón en lugar de filete con papas a la francesa?

Bueno, quizá quieras reflexionar más acerca de esa creencia, porque un estudio de la Universidad de Ghent en Bélgica demuestra que la gente que come mariscos regularmente ingieren hasta 11,000 piezas de plástico cada año y esos trocitos de plástico se incrustan en su tejido corporal, quedándose ahí durante largos periodos de tiempo y posiblemente causando riesgos de salud a largo plazo.

Tanto los residuos de plástico grandes como los microplásticos —perlas pequeñas encontradas en artículos de higiene personal, cosméticos y otros productos— son una preocupación, y no parece que las prohibiciones contra las microperlas vayan a resolver el problema. Los científicos descubrieron que la mayoría de los plásticos consumidos —de hecho, hasta el 99 por ciento— atraviesa el cuerpo. Pero el 1 por ciento que permanece puede ser la causa de problemas importantes para la salud.

Actualmente existen cinco billones de piezas de microplástico en los océanos del mundo y el panorama no parece mejorar. El Dr. Colin Janssen, líder de la investigación, dijo: "La próxima generación o dos generaciones podrían decir que les dejamos un legado de plástico podrido, porque desde ahora estamos padeciendo ya varias formas de ese legado. Tenemos que hacer algo al respecto".

Photo by Isaac Wedin via Flickr

Foto vía Flickr usuario Isaac Wedin.

Los plásticos son particularmente difíciles de filtrar fuera del agua oceánica. Según Michael Gross, escritor científico en Oxford, estos trocitos de plástico que "escapan el proceso sistemático de los flujos de desperdicio en el reciclado, las instalaciones de combustión o los vertederos son más propensos a terminar en los océanos tarde o temprano". Lo que es más, "las aves marinas con estómagos llenos de desechos plásticos y las tortugas enredadas en bolsas de plástico se han convertido en símbolos del problema de la basura marina, pero el impacto en escala pequeña y menos visible parece ser más severo, y la ciencia está empezando a explorar este asunto".

LEER MÁS: Los peces están obsesionados con comer plástico aunque los mate

En su estudio, los investigadores del Laboratorio de Toxicología Ambiental en la Universidad Ghent encontraron micropartículas de plástico en tejido de moluscos del Mar del Norte, un cuerpo de agua altamente poblado. "Por cada porción de moluscos, alrededor de 300 gramos de carne, ingieres 300 piezas de plástico", escribieron los investigadores.

Para finales de siglo, los consumidores de mariscos estarán ingiriendo hasta 780,000 piezas de plástico al año, con 4,000 partículas siendo absorbidas por sus aparatos digestivos, afirman.

El Dr. Janssen dijo a Sky News que aún quedan muchas preguntas. "Ahora que hemos establecido que [las partículas de plástico] entran a nuestro cuerpo y pueden permanecer durante un tiempo, necesitamos saber hacia dónde van. ¿Son encapsuladas por el tejido y se olvidan dentro del cuerpo, o causan inflamación o algo más? ¿Los plásticos expulsan químicos, provocando toxicidad? No lo sabemos y es necesario saberlo".

Quizá quieras saber la respuesta a estas preguntas la próxima vez que vayas a tener un festín de mariscos.