Denver permitirá el uso de marihuana en bares y restaurantes

En Denver aprobaron la Propuesta de ley 300, que la convierte en la primera ciudad de EEUU en permitir que la gente use marihuana en bares y restaurantes. ¿Cuándo pasará debajo del Río Bravo?
20.11.16
Photo via Flickr user Unai Mateo Photography

Con la victoria sorpresiva de Trump y el caos dominante del Comité Nacional Demócrata (DNC), el futuro de Estados Unidos parece cada vez más incierto, pero no todo lo referente a la elección de la semana pasada fue un desastre. Como probablemente sabes, la marihuana ganó bastante, varios estados aprobaron iniciativas para su uso médico o recreativo. Habiendo dicho eso, quizá pasaste por alto esta importante medida, enterrada en las malas noticias recientes: los votantes de Denver aprobaron la Propuesta de ley 300, con lo cual se han convertido en la primera ciudad de Estados Unidos en permitir que la gente use marihuana en bares y restaurantes.

Publicidad

Las leyes progresivas de Colorado no permiten ni prohíben el uso público de la marihuana, así que el mandato trata de enmendar ese hueco legal, resultando en un mosaico de reglas. Denver ha adoptado una postura, permitiendo que sus bares y restaurantes puedan conseguir un permiso para el uso de marihuana en sus instalaciones —siempre y cuando no sea fumada— o fumar en zonas al aire libre designadas.

Los clientes tendrán que traer sus propias provisiones; los bares y restaurantes no están autorizados a vender la droga, porque las leyes estatales prohíben la venta de marihuana y alimentos o bebidas en un mismo establecimiento.

LEER MÁS: Quizás pronto habrá bebidas alcohólicas infusionadas con mota

La parte compleja del proceso de aplicación para bares y restaurantes será que: los negocios primero deben demostrar que tienen el "apoyo del vecindario". Los opositores a la propuesta de ley plantearon preocupaciones sobre la reacción de los vecinos, argumentando que a éstos no les gustaría el surgimiento de bares estilo Amsterdam por toda la ciudad. Pero quienes hicieron la propuesta dijeron que esta regulación disminuiría el problema de la gente —especialmente turistas— fumando en las calles de Denver.

Mason Tvert del proyecto nacional Marijuana Policy Project, que respaldó la propuesta, dijo que la ley beneficiaría a los denverinos: "El objetivo general de esta iniciativa es proporcionar a los adultos espacios privados donde puedan consumir cannabis para que no tengan que hacerlo en la vía pública".

Publicidad

La nueva ley también exige a los bares y restaurantes que permitan el uso de marihuana para capacitar al personal y presentar planes de operación. Los trabajadores de restaurantes tendrán que aprender cómo prevenir el consumo por menores de edad y cómo identificar —y lidiar con— clientes demasiado intoxicados.

Tenemos la sospecha de que los trabajadores de bares y restaurantes, quienes ya saben lidiar con borrachos, pueden controlar a los clientes atascados.

LEER MÁS: El nuevo maridaje es con marihuana

La nueva ley también permitirá que los llamados "negocios sin servicio" de Denver, como estudios de yoga y galerías de arte, establezcan zonas para el uso de cannabis u organicen eventos en los que se sirvan bebidas, comida y marihuana.

"Es lo más sensato", opinó Emmett Reistroffer, un consultor que se llama a sí mismo "pionero" del movimiento procannabis. "Se trata de la responsabilidad personal de cada uno y de respetar a los adultos que quieren tener un lugar para disfrutar del cannabis".

Mientras Denver (en Colorado), California, Nevada y otros lugares de Estados Unidos avanzan en sus legislaciones, en México nos seguimos preguntando: ¿Cuándo van a legalizar y regular la marihuana? ¿O nos vamos a esperar a que los norteamericanos sean más eficientes que nosotros en la producción y distribución de un producto que aquí es abundante?