Drogas

Los jóvenes inteligentes fuman mariguana

Contrario a lo que piensan muchas mamás, un estudio en el Reino Unido concluyó que los estudiantes pilos fuman más bareta y toman más chorro que los demás.
24.2.17

Los chicos inteligentes casi no fuman cigarros, pero si toman y fuman mariguana durante su adolescencia, lo dice un nuevo estudio de British Medical Journal.

Se llegó a esta conclusión gracias a una base de datos de siete años de más de seis mil participantes en el Reino Unido, que respondieron a cuestionarios sobre sí mismos entre las edades de 13 a 20 años más o menos.

Los estudiantes con un nivel académico alto mostraron una predilección significativamente menor por fumar cigarros mientras pasaban por la adolescencia en comparación con aquellos que tenían un rendimiento peor en la escuela. El cannabis y el consumo de alcohol, por el contrario, fueron más frecuentes entre el grupo con capacidades altas –una tendencia a veces atribuida a la "experimentación".

La experimentación con drogas y alcohol es definida científicamente como un "patrón regular de uso temporal" que se detiene después de cierto tiempo. "Estudios previos habían sugerido que los estudiantes con un nivel académico alto son más propensos a experimentar con sustancias al comienzo de su adolescencia antes de los 20" dice James Williams, autor principal del libro y profesor en el University College de London Medical .

Sin embargo, la nueva investigación desafía esa conclusión. "Estos patrones continúan a principios de la adultez", dice Williams. Es decir, no sólo es una etapa necesariamente.

La razón de por qué los chicos se interesan en la mariguana y el alcohol no está totalmente clara. Sin embargo, las pruebas ofrecen dos teorías: la primera es que la capacidad cognitiva más alta está asociada con la "apertura a la experiencia", –en otras palabras una disposición a probar cosas nuevas. La segunda es que el grupo con habilidades altas simplemente era más honesto en su reporte sobre el uso de drogas, pero esta hipótesis solamente es especulativa.

El aporte parece ser que no sólo porque los chicos van bien en la escuela eso no significa que se abstengan del abuso de sustancias. De hecho, puede ser que los chicos inteligentes sean los que corren el riesgo de seguir consumiendo en la edad adulta.