El papá de Frank Ocean lo está demandando por difamación

Calvin Cooksey busca ser compensado con $14.5 millones de dólares por un post de Tumblr que publicó su hijo el año pasado.
3.2.17

De acuerdo a un reporte de TMZ, Frank Ocean recibió una demanda de su propio padre por difamación. Calvin Cooksey quiere $14 millones y medio de dólares como reparación de daños, en respuesta a un post de Tumblr que Frank Ocean publicó el año pasado después del ataque terrorista sufrido en el club Pulse de Miami.

A Cooksey le causa problema un segmento de la publicación donde Ocean habló sobre un incidente de su infancia. "Tenía seis años cuando escuché a mi papá decirle a nuestra mesera transgénero 'marica' (faggot en el original) mientras me arrastraba fuera del diner del barrio arguyendo que no quería el servicio porque la chica estaba sucia", escribió el cantante. "Esa fue la última vez que vi a mi padre y la primera que escuché esa palabra, creo, aunque no me sorprendería que en realidad no fuera así". Cooksey dice que ese incidente nunca sucedió y que el daño resultante que ha sufrido su nombre le ha costado contratos y negocios en las industrias del cine y la música.

No es la primera vez que Cooksey ha buscado una tajada millonaria en un asunto que involucre a su hijo. El año pasado interpuso una demanda en contra de Russell Simmons, fundador de la disquera Def Jam, después de que lo tildara de ser un "papá pedinche". Como Ocean menciona en el post, Cooksey se mantuvo ausente de la vida de su hijo desde una edad muy temprana. Cooksey dice que la ausencia se debió a su madre, amante del dinero.

It's not the first time that Cooksey has sought millions of dollars in a case involving his son. Just last year, he filed suit against Def Jam founder Russell Simmons after being called a "deadbeat dad" by the mogul. As Ocean mentions in the now-challenged Tumblr post, Cooksey was absent from his son's life from an early age. Cooksey said then that the absence was down to Ocean's "money-grubbing" mother. Un juez desechó el caso por perjuicio.

Foto vía Wikimedia Commons.