FYI.

This story is over 5 years old.

El vino tinto y los frutos rojos son buenos para las erecciones

¿Por qué no utilizar una forma de hambre para mejorar otra? Los seres humanos siempre han estado intentando aumentar su deseo y rendimiento sexual con los alimentos.

Los seres humanos siempre han estado intentando aumentar su deseo y rendimiento sexual con los alimentos.

¿Y por qué no utilizar una forma de hambre para mejorar otra? Desde el smoothie energizante afrodisiaco andino con 26 ingredientes hasta la tristemente célebre sopa de carnero de Jamaica, hasta las ostras crudas pasadas de moda, no hay escasez de tradiciones extrañas y consagradas en todo el mundo que afirmen hacer que las personas funcionen mejor sexualmente, al tiempo que las alimenta.

Publicidad

La ciencia moderna, por el contrario, le ha quitado a los problemas eréctiles masculinos gran parte de la comida (y diversión) reduciendo el antídoto a una pequeña píldora azul. Los médicos expertos han sido durante mucho tiempo escépticos a los potenciadores sexuales totalmente naturales, pero hay cada vez más pruebas de que al menos un tipo de alimento tiene un impacto real y medible en el miembro flácido.

LEE: La raíz de un genjibre es el arma secreta de las dominatrices

Los nutrientes flavonoides pueden no sonar como la comida más sexy, pero parecen estar ayudando a los hombres a combatir la disfunción eréctil (DE), lo sepan o no, de acuerdo con un reciente estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition.

Los flavonoides están presentes en muchos alimentos y bebidas a base de plantas, además de que un subconjunto específico de flavonoides llamados antocianinas ya se sabe que tienen beneficios para la salud.

Por lo general, se trata de frutos de pigmentación roja oscura, azul y púrpura frecuentemente asociada con altos niveles de propiedades antioxidantes y anti-inflamatorias: piensa en los arándanos, las moras, las grosellas negras, o las uvas que van en el vino.

Las antocianinas también se relacionan con un buen flujo sanguíneo y pueden relajar los vasos sanguíneos que, no hace falta decir, puede ser de gran ayuda para los hombres con problemas de erección, y los participantes en el estudio que consumieron una dieta rica en antocianinas y flavonoides eran menos propensos a sufrir de DE.

Publicidad

El estudio en realidad comenzó en 1986 con el reclutamiento de 51 mil 529 hombres de mediana edad. La cohorte estaba formada por dentistas, farmacéuticos, optometristas, médicos osteópatas, podólogos y veterinarios entre las edades de 40 y 75 años de edad, el 97 por ciento de los cuales eran de ascendencia blanca europea. Cada cuatro años se recogió su información dietética y proporcionaron la base para medir los niveles de flavonoides.

Las principales causas de disfunción eréctil son normalmente enfermedades del corazón, vasos sanguíneos obstruidos, colesterol alto, presión arterial alta y obesidad. Obviamente todos los problemas cardiovasculares pueden ser mitigados con ejercicio regular, pero lo que hace que este estudio sea perspicaz es que sugiere que el flujo de sangre hacia el pene puede incrementarse solo con la dieta.

"Ya sabíamos que la ingesta de ciertos alimentos ricos en flavonoides podía reducir el riesgo de enfermedades como diabetes y enfermedades cardiovasculares", dijo el investigador principal y profesor de la University of Anglia, Aedin Cassidy, en un comunicado de prensa. "Éste es el primer estudio en examinar la asociación entre los flavonoides y la disfunción eréctil, que afecta a casi la mitad de todos los hombres de mediana edad y de edad avanzada".

Los hallazgos del equipo también arrojan luz sobre cómo se cruzan la edad, la dieta y el ejercicio. "También encontramos que los beneficios fueron más fuertes entre los hombres más jóvenes", dijeron los investigadores. "Los hombres con disfunción eréctil probablemente se motiven a tomar decisiones de estilo de vida más saludables, como hacer más ejercicio y comer los alimentos correctos; lo cual también beneficiaría en gran medida su salud cardiovascular a largo plazo".

Gracias a la ardua labor de Aedin Cassidy et al. hay otra razón para beber vino, simplemente no hay que beber demasiado, ya que puede tener el efecto contrario.

MIRA: Mujeres comen comida: Afrodisiacos