Salud

El aire en India cada vez es más letal

La India le quiere quitar la medalla de oro a China en el ranking de países con el aire más contaminado.
15.2.17
Imagen via flickr

India está compitiendo con China por una distinción turbia: ser hogar del aire más tóxico del planeta.

Al ver las fotos con una contaminación omnipresente en Beijing y sus alrededores, no resulta sorprendente que China sea el país con más muertes a causa de la polución. Pero mientras China está estabilizando su índice de muertes por contaminación —aproximadamente 1.1 millones de personas al año—, India está ganando terreno.

Publicidad

Según un reporte del Health Effects Institute, las muertes en India relacionadas a la polución del aire incrementaron un 50% desde 1990 hasta 2015, arrojando como resultado 1.1 millones anualmente. Prácticamente el mismo número que en China.

De acuerdo a la organización, en 2015 la contaminación causó 4.2 millones de muertes prematuras en todo el mundo, a diferencia de las 3.5 millones de 1990. La mitad de esas muertes —2.2 millones— ocurrieron en China e India.

Uno de los autores de la investigación, Michael Brauer, le dijo al New York Times que el incremento de la polución en India se debe a la rápida industralización, al crecimiento demográfico y al envejecimiento de una población más vulnerable a los efectos de la contaminación.

Aunque las imágenes de viajeros enmascarados y esmog espeso son sinónimos de China, el índice de muertes por la polución del aire en ese país ha decrecido, pero en India este problema está empeorando y sin una políticas que le apunten a este problema, es difícil que sea abatido.

"El gobierno no está creando políticas para enfrentar esto", le dijo Bhargav Krishna, gestor de salud ambiental del Public Health Foundation of India, al New York Times.

El reporte usó dos medidas de aire contaminado externo: partículas finas de materia ambiental, más conocido como PM2.5 y ozono. La exposición al PM2.5 es el quinto factor más letal, dice el reporte. Es responsable de muertes por enfermedades del corazón, paros cardiacos, cáncer de pulmón e infecciones respiratorias.

Este artículo fue publicado originalmente en VICE News, nuestra plataforma de noticias.