habrá séptimo

Curry, desquiciado, tira el protector bucal al público y acaba expulsado

Las Finales de la NBA llegarán al séptimo partido después de la tremenda exhibición de LeBron James. La estrella de los Cavaliers consiguió frustrar tanto a Stephen Curry que este acabó expulsado.
17.6.16

Sigue a VICE Sports en Facebook para descubrir qué hay más allá del juego:

Probablemente jamás hayamos visto a los Golden State Warriors tan desquiciados, y mucho menos a su risueño MVP. A Stephen Curry se le atragantó la noche a pesar de su buena actuación —30 puntos para echarse al equipo a sus espaldas— y acabó expulsado por acumulación de faltas… algo que no ocurría desde 2013.

Gran parte de la culpa fue de LeBron James, que se exhibió y además le colocó un tapón estratosférico a la estrella del equipo rival. Poco después, a Curry le pitaron su sexta personal y pilló tal cabreo que lanzó su protector bucal con rabia hacia las gradas.

Stephen Curry fouls out, throws mouthguard at fan, says he's sorry pic.twitter.com/EMpWVvnxH8
— Kenny Ducey (@KennyDucey) June 17, 2016

Involuntariamente, le dio de lleno a un espectador y se ganó dos técnicas que además de sacarle del partido le enviaron a los vestuarios. A ver, veámoslo más de cerca. Se especula con una sanción para el base, pero la NBA no haría eso en un séptimo y mucho menos cuando estamos hablando del MVP de la liga: lo más probable es que el castigo sea solo económico.

En todo caso, lo que desató la frustración de Curry fue la derrota y la exhibición de James, que sumó 41 puntos, 8 rebotes, 11 asistencias, 4 robos de balón y 3 tapones ante la locura desatada de los fans en Cleveland.

Su última chapa provocó la ira de don Stephen, ya que el rey de Ohio no solo le colocó un buen gorrazo, sino que se encaró con él y probablemente le dio su opinión sobre eso del MVP unánime.

Lo que sí sabemos es que, cuando parecían medio muertos, los Cleveland Cavaliers han logrado plantarse en el séptimo partido, algo que hacia más de 50 años que no ocurría con un equipo que iba perdiendo por 3-1 las Finales de la NBA.

La épica de LeBron sirvió en bandeja el triunfo por 101-115 de los suyos, que jamás habían llegado tan lejos en la lucha por el anillo. El domingo se jugará el séptimo y definitivo encuentro de esta eliminatoria bestial, y me da a mí que será increíble.

Antes de pasar a otra cosa, no te pierdas este colosal alley-oop entre J.R. Smith y James. El extraterreste, esta vez, fue LeBron.

Por cierto, ningún equipo ha ganado unas Finales tras ir 3-1 abajo, pero LeBron ya dijo que "la historia está para romperla". ¡Que llegue el domingo ya!