La guía Grindr para caballeros

Cómo identificar al desconocido que estás a punto de follarte.

|
20 marzo 2012, 4:00pm


 

Ir de caza en un bar gay, invitar a cócteles caros y perder el tiempo alternando cara a cara con  una persona real con el único de objetivo de encontrar alguien con quien follar supone mucho trabajo. Esa es la razón de que exista Grindr, una aplicación para el smartphone que permite soslayar la manera antigua de hacer las cosas y pasar a la parte que realmente te importa. Pero ojo, que no es tan fácil: si respondes de forma errónea a una potencial conquista podrías acabar medio desnudo en la cama, sollozando sobre tu almohada y con los huevos azules. Para ayudarte a saber cómo hacer las cosas bien, he creado una sencilla guía cuyo uso garantiza que tu vida amorosa Grindr será un rotundo éxito. Eso sí, una visita al médico de vez en cuando para que te recete antibióticos no te la quita nadie.

HOMBRE #1

Edad: 24

Categoría: Cándida golosina

Nivel de experiencia: Novato



Lo primero que notarás de este tío es que es aburridamente sanote y lo más probable es que esté buscando pareja estable con quien sentar la cabeza. Muy a menudo es canadiense o del medio-oeste americano, y se asusta con tanta facilidad que tendrás que entrarle muy despacio, con una conversación sencilla que aluda a sus intereses en cine y literatura. Debes procurar no hacer ningún comentario sobre vuestros penes frotándose. Si por alguna razón no te puedes controlar, intenta usar algún eufemismo cursi de los años 50, como “el hermanito” o “el monstruo de un solo ojo”, la clase de términos que puede que oyera siendo niño, cuando iba a un colegio de curas y salían de acampada. Antes de invitarle a tu piso, asegúrate de que todo está impecable; has de esconder el hecho de que eres un perro y que este seguramente es tu polvo Grindr número 100. Y, sobre todo, no olvides borrar el historial y caché de tu ordenador, no sea que accidentalmente aparezca esa página de sexo con chicos aniñados en la que aterrizaste esa mañana mientras buscabas “música ambiental”.

En cuanto a qué ponerte, opta por algo sencillo y tradicional. Una corbata siempre va bien, y además se puede utilizar durante los juegos preliminares para atraer hacia ti o vendarle los ojos. Las camisas a cuadros y los colores sólidos son lo mejor, porque no van proclamando “soy gay” y pueden ayudarte a conseguir un look parecido al de un pulcro caballero de un cuadro de Norman Rockwell. Asegúrate de llevar ropa interior; si por fuera pareces limpio como el trigo pero bajo la superficie corretea el freak que llevas dentro, seguramente se cortará y se le pondrá floja. Por último, unos boxers limpios o unos calzoncillos blancos de los de toda la vida le dejarán pensando que eres un tipo de fiar. Aunque no lo seas.

HOMBRE #2

Edad: 26

Categoría: Nuevo bohemio 

Nivel de experiencia: Intermedio




 

Puede que este tío compare su polla con la de un Clydesdale de pura raza, pero lo que realmente quiere decir es “Me gusta hablar de elementos espirituales de forma oblicua, como puedes ver por mi signo astrológico. Y en su momento me metí mi buena cantidad de drogas”. Este tipo es más fácil que el primero porque es más abierto con su sexualidad, pero eso no te va a librar de tener que escuchar alguna melonada, como que el lomo es uno de nuestros chakras esenciales. Da igual, tú déjate llevar. Lo bueno de estos tíos es que les encanta el sonido de su propia voz. Lo único que tienes que hacer es dejar que hablen y responder de vez en cuando con preguntas de una palabra (p.e. “Qué interesante, ¿por qué?”) Puedes hacer referencia a tu propio consumo de drogas, pero limítate a historias de eventos pasados, no menciones el bicho que te comiste hace solo dos días. Obviamente es importante que se sienta cómodo, pero no tanto como para que se presente sin avisar un par de días más tarde a fumarse toda tu maría y ver reposiciones de Las chicas de oro. No sería mala idea que repartieras por el piso algunos libros básicos de feng shui y El profeta de Kahlil Gibran: le hará pensar que eres profundo, aunque lo leyeras en tu primer año de universidad, cuando aún creías que las cintas para el pelo molaban. Tampoco estaría mal tener por ahí un instrumento musical “exótico”, como un sitar o un banjo.

Lo mejor de vestirte para estos chicos es que te puedes poner lo que quieras. Las prendas anchas, estampadas o ecológicas te darán puntos extra, porque entenderá que amas a la nave espacial Tierra y no son tan dificiles de mantener como para que digas que no a echar un casquete en pleno bosque. Para el conjunto que mostramos yo escogería zapatos, pero es mejor ir descalzo cuando sea posible. Las bufandas ligeras y el pelo sin potingues ayudarán a acentuar ese look aireado que tan cuidadosamente has construido. Esto es muy importante, porque, como todo el mundo sabe, astrológicamente hablando los signos de aire son los que hacen las mejores mamadas.

HOMBRE #3

Edad: 29

Categoria: El freak por dentro

Nivel de experiencia: Experto



Lo que este tío intenta decirte es que los mecanismos de su mente se parecen al set de un vídeo de Nine Inch Nails. Va a hablar muy sucio, pero eso esta bien. Como un verdadero caballero, emplea la coerción y déjale creer que tú eres exactamente igual mediante respuestas diplomáticas como “Eso me gustaría” o “Guau, eso suena divertido”. Es probable que quiera saltarse los pasos e ir a verte inmediatamente, pero deberías hacerle esperar y que se esfuerce para conseguirlo, teniendo en cuenta que seguramente le va algún rollo raro masoquista. Antes de que venga, asegúrate de ponerte en contacto con tu lado oscuro para que no sea tan obvio que todos tus muebles son de aglomerado y fabricados en IKEA. Baja las luces y enciende algunas velas, si puede ser de esas que con dibujos de santos torturados. Un hombre de verdad haría todo lo posible por ser un buen anfitrión, aunque eso implique tener que suministrar bolas chinas y pinzas para los pezones, de modo que asegúrate de que la caja en la que guardas todos los juguetes sexuales que has acumulado en tus cinco últimos cumpleaños sea fácilmente accesible.

En cuanto al vestir, lo mejor es ir con piezas oscuras de siluetas angulares o sueltas. El cuero, en todas sus formas, es una buena idea. Si te cuesta inspirarte, busca algunos anuarios de fotos de cuando ibas al instituto y ve directo a los góticos que fumaban porros al lado del campo de fútrbol; en su defecto, busca en YouTube vídeos de los primeros temas de Marilyn Manson. Si te decides por una camisa no dudes en hacerle unos agujeros, a este tío le va a parecer sexy. Es casi seguro que habrá un poco de juego amo/esclavo; tú déjate llevar y déjale claro que cuando hayáis terminado, se ha terminado. De lo contrario puede que confunda tus hondos suspiros de aburrimiento como si fueran de placer.

NOTA: Ningún gay sufrió daños durante la realización este post.

Más VICE
Canales de VICE