Actualidad

Comienza Ambulante, la gira de documentales que toma las calles del país

A lo largo de sus once ediciones, Ambulante ha contribuido de manera fundamental a ampliar los circuitos tradicionales de exhibición documental.
1.4.16

La explanada del Monumento a la Revolución está llena de espectadores, algunos sentados en el piso, otros en sillas, bancos o de pie. Los vendedores ofrecen elotes y papitas. Estamos listos para que empiece la película.

Este jueves comenzó la décimo primera edición de la gira de documentales Ambulante. Como es costumbre, el festival se apropió de uno de los espacios más icónicos de la ciudad —que en esta ocasión se trató del Monumento a la Revolución— para proyectar su función inaugural de manera pública y gratuita.


Relacionado: ¿Por qué nadie está viendo cine mexicano?


A lo largo de sus once ediciones, Ambulante ha contribuido de manera fundamental a ampliar los circuitos tradicionales de exhibición documental. Han sido cientos de películas de todo el mundo las que han pasado por sus programas y que son exhibidas en plazas públicas, salas comerciales, festivales de música y prácticamente en cualquier espacio posible.

Aunque sigue habiendo una concepción errónea entre algunos públicos de que el documental no es cine, Ambulante ha ayudado poco a poco a transformar esta idea. La gira invade cada estado que visita con cine: lo lleva a las plazas, lo saca a la calle y la gente se queda a verlo, genera el reconocimiento del otro y de sus realidades en pantallas de cine.

Publicidad

En esta edición Sonita hace los honores de la inauguración. Ganador de la pasada edición de Sundance, se trata del más reciente documental de la realizadora Rokhsareh Ghaem.

La película muestra el mundo de Sonita, una adolescente afgana inmigrante en Irán que empieza a hacer música rap. En una sociedad tan conservadora, donde cantar es ilegal para la mujer, su talento se convierte casi en una carga. Sonita encuentra libertad en sus canciones, pero el cantar la condena prácticamente a ser una delincuente.

Es un documental que nos ofrece una hermosa visión de feminidad y lucha en donde Sonita intenta con su música darle voz a todas las chicas que siguen sufriendo esta violencia en Irán, Afganistán y otras comunidades.

Estar sentada en la explanada me recuerda cuando nos salíamos de clases para ir a ver los más documentales posibles durante la semana que Ambulante estaba en nuestra ciudad. Gracias a esto fue que me acerqué mucho más al cine documental y empecé a verlo de manera regular. A partir de entonces se convirtió en un ritual casi religioso ir a las proyecciones cada año y ver la mayor cantidad de películas posibles, y este año no será la excepción.

La distribución de cine independiente en México no es cosa fácil, y menos para el documental. Son muy pocos los que logran llegar a salas comerciales, y los que lo hacen rara vez están más de un par de semanas en cartelera. El proceso creativo de todo artista se completa con la mirada e interpretación de un público, de poco sirve hacer una película que nadie va a ver. Ambulante provee a los públicos para completar el proceso creativo del documental. Acerca al público a los documentales y los documentales al público. Nos impulsa a usar la cultura cinematográfica como repositorio del imaginario personal del artista y evoca el imaginario colectivo del público.

Desde hoy y hasta el 02 de Junio Ambulante estará recorriendo el país. Puedes consultar actividades y programación en su página.