FYI.

This story is over 5 years old.

Noticias

Empresarios aceptan pagar salarios a jornaleros tras huelga de dos meses en San Quintín

Trabajaban en los campos de Baja California recogiendo fresas y jitomates cuyo destino eran los supermercados de Estados Unidos, mientras les pagaban tan sólo 12 pesos por hora.
18.5.15
Foto por Roberto Armocida/AP vía La Jornada Baja California

Trabajaban en los campos de Baja California en la pisca de fresas y jitomates cuyo destino son los supermercados de Estados Unidos, por tan sólo 12 pesos la hora.

Los jornaleros que se alzaron contra los productores trasnacionales en San Quintin a mitad de marzo vivían en condiciones inhumanas, sin seguro médico. Ganaban menos de cien pesos al día y los productores los obligaban a trabajar horas extras sin paga.

Después de casi dos meses de huelga, el gobierno mexicano aceptó el jueves pasado negociar con trabajadores y productores y pactar el salario de los jornaleros, frente a la negativa de las compañías agricultoras de cumplir las demandas de los trabajadores.

Los trabajadores de San Quintín entonces se acercaron a un fin formal de la huelga que inició el 17 de marzo, cuando los jornaleros dejaron los campos para pedir seguro social y aumento salarial para los cientos de hombres y mujeres que trabajan por menos de 15 pesos por hora. Las protestas se tornaron violentas a principios de este mes cuando la policía hizo redadas en las casas de los jornaleros y golpeó y arrestó a gente arbitrariamente.

El caso llegó a los titulares internacionales y señaló las extendidas condiciones de pobreza de los jornaleros en el sector agricultor mexicano.

El Consejo Agrícola de Baja California dijo no estar de acuerdo con los trece puntos negociados entre las autoridades estatales y los jornaleros, negándose a conceder más de 15 por ciento en el aumento salarial. Para el 4 de junio, el gobierno dijo que trabajará con las compañías para establecer un nuevo salario que esté más cercano a los 200 pesos que los jornaleros piden. El último punto dice que los trabajadores recibirán los salarios que no han recibido desde el 24 de marzo.

Si el estado cumple su promesa, para algunos jornaleros esto podría significar hasta el doble de su salario actual. Esto, junto con la promesa de atención médica, podría ser suficiente para hacerlos volver a los campos. Las fresas fueron dejadas bajo el sol hasta pudrirse y los jitomates, cuyo destino era ser exportados a EU, se quedaron en las autopistas que los protestantes bloquearon.

Durante años los jornaleros han denunciado abusos y explotación, incluyendo reducciones salariales arbitrarias, turnos de 12 horas, exposición frecuente a químicos agrícolas, lesiones sin compensación, acoso y abuso sexual, y condiciones inhumanas que la Comisión Nacional de Derechos Humanos equipara con "esclavitud moderna".

Debido a la huelga, los trabajadores lograron inmovilizar la industria exportadora en San Quintín durante ocho semanas, lo que les costó a los productores decenas de millones de dólares. De acuerdo con una compañía que dirige una megagranja en la región, Berrymex, la disputa laboral le costó al productor de moras más de 20 millones de dólares en pérdidas.

El 9 de mayo, decenas de jornaleros fueron heridos durante un choques con la policía estatal de Baja California. Según los jornaleros, los policías entraron a sus casas, atacando indiscriminadamente a la empobrecida comunidad de trabajadores predominantemente indígenas que emigran de otras partes de México, como Oaxaca y Guerrero.

Las autoridades estatales alegan que la policía respondía a las quejas de un productor local, quien reportó que un grupo de "vándalos" estaba intentando entrar a su rancho de manera ilegal. El secretario general del gobierno de Baja California Francisco Rueda explicó que los trabajadores se involucraron en la pelea después de que casi 500 vecinos llegaran a defender a los "vándalos": los jornaleros supuestamente empezaron a lanzar piedras a los policías.

Varios jornaleros fueron arrestados durante la confrontación y al menos una patrulla fue incendiada, una forma de protesta cada vez más común en México. La policía respondió con petardos y balas de goma. Catorce personas fueron arrestadas y más de 70 fueron heridas.

Reprime policía estatal a jornaleros de #SanQuintin. Reportan decenas de heridos. El lenguaje de las balas se impone pic.twitter.com/IchP1BnV3X
— Jenaro Villamil (@jenarovillamil) Mayo 9, 2015

Cuatro de los trabajadores detenidos tenían una fianza inicial de 7.5 millones de pesos, más de lo que ganarían si trabajaran diario durante 170 años.

Uno de los trece puntos acordados el jueves entre las autoridades y los jornaleros es que la fianza de los detenidos sea de diez mil pesos, importante ejemplo de los abusos que los jornaleros han tenido que aguantar durante años. Los cuatro detenidos restantes fueron liberados el viernes.

El día antes del encuentro violento, los trabajadores esperaban encontrarse con el subsecretario de gobernación, Luis Enrique Miranda Nava, quien inesperadamente canceló la reunión cuando supuestamente dijo a uno de los voceros que no iría porque "no tenía cómo trasladarse".

This is the response of the Mexican govt when field workers protest poverty wages and inhumane treatment #SanQuintin pic.twitter.com/4CSmEusImk
— Viva la causa! (@70torinoman) Mayo 10, 2015

Héctor Luján, director de Berrymex, una compañía nacional que exporta varios tipos de moras a grandes expendedoras alimenticias de EU, incluyendo a Whole Foods, Costco y Sam's Club, negó que la compañía tratara injustamente a los jornaleros, aunque sí comentó sobre el actual estado de los campos abandonados, en los que su fruta quedó sin cosecharse durante dos meses.

"Queremos salvar lo que queda de los cultivos", dijo en una entrevista antes de que el acuerdo se anunciara. "La temporada casi termina. Todo terminó para nosotros y para los trabajadores, ya que sus ingresos también se han estancado al no poder cosechar en pleno auge de la producción".

Se espera que los jornaleros, quienes llamaron a un boicoteo internacional de los productos exportados desde esa región, regresen a trabajar tras el ajuste de salarios del próximo 4 de junio.

Sigue a Andrea Noel en Twitter @MetabolizedJunk.