Publicidad
Este artículo se publicó hace más de cinco años.
Film

Torrente 5 se queda seco de tantas pajillas

Santiago Segura sigue explotando a su poli facha guarrete, pero perdió la gracia hace tiempo. Aún así, ya que hemos ido a verla, encontramos algunas cosas que nos gustan.

por VICE Staff
30 Septiembre 2014, 2:00pm

Imagen vía

Pajillas sin mariconadas, churrupainas con final segoviano, fuentes de oreja a la plancha, caspa, cameos de los amiguetes, burradas (no siempre graciosas), España, El Fary, Franco... Lo mismo que hizo que Torrente, el brazo tonto de la ley se convirtiera en un éxito y, por qué no reconocerlo, también una peli casi de culto, se repite en esta quinta entrega. Lo que pasa es que ahora el equipo del que es fan Torrente gana Ligas y su humor se ha quedado seco. Suponemos que de tantas pajillas.

Y donde había guiños al universo de Berlanga-Azcona y un intento de reivindicar esa tradición tan propia del humor negro y el esperpento, ahora encontramos una copia de modelos extranjeros. En este caso se lleva el universo de Ocean's Eleven al polémico casino que todavía no se ha construido en las afueras de Madrid. Adiós mala hostia. Bienvenida la parodia.

Así vamos a ver este Torrente 5: Operación Eurovegas convencidos de que la gallina de los huevos de oro de Segura ya está para la jubilación. Y también de que la cuarta parte (con Kiko Rivera como socio de Torrente y convertida en una sucesión de sketch y cameos) puso el listón tan bajo que probablemente ésta sea una película mejor. Se confirman los augurios, es una película, pero Torrente ya puede ir pensando en alquilar un piso en Marina D'Or y poner un chiringuito de mojitos cerca de la playa.

Vamos a intentar sacar las pocas cosas que se salvan en este Torrente, por respeto al que una vez nos hizo gracia y porque entre tanto disparate se cuela alguna de las cosas que más chiste nos hacen del cine ahora. Y también porque hemos madrugado para ir a verla.

Imagen vía

Julián López-Carlos Areces: los 'chanantes' se comen la película cuando salen. Julián López es el nuevo Cuco y uno de los mejores actores de comedia que tenemos. Somos fans de Juancarlitros (su personaje en No Controles de Cobeaga) y aquí, en otro registro, consigue que le miremos a él todo el rato. Digno sucesor de Gabino Diego. Areces interpreta a un 'nerd' de Primera División. Continua cara de besugo y explotando la comedia física. Y no hay nada de ironía en esto.

Chiquito(rrr) de La Calzada: basta con que asome en pantalla y ya está la magia. Si luego suelta un par de pecadores y fistros, todo está hecho. Es el mejor cameo de los mil que tiene la película. Con pasitos de baile incluidos. Santiago Segura vuelve a meter a famosos o casi famosos del Sálvame y de MYHYV en cada secuencia (y con Jesulín como coprotagonista). Eso al principio tenía mucha gracia. Ahí estaba Javier Bardem en la primera parte. Pero ahora está completamente agotado. Ni si quiera llega a funcionar algo tan emotivo como el homenaje a su maestro Tony Leblanc.

España 2018: del guion que firma Santiago Segura lo más gracioso es ver cómo se imagina España dentro de unos años y qué ha pasado con la independencia de Catalunya, los Círculos de Podemos y los días de gloria que vive en la actualidad el Atlético de Madrid. Lo que no es ficción es que tenemos aeropuertos abandonados después de gastar un pastón para construirlos. Al menos el de Castilla-La Mancha sirve como escenario de la secuencia final de la peli.

Alec Baldwin: ya nos hemos acostumbrado a que parezca que otro hombre más grande se ha comido al Alec Baldwin que conocíamos, al de siempre. Ahora le sabe sacar partido a su físico y aquí se lo pasa pipa chapurreando español, y metiendo un 'fuck' en cada frase que puede. Es un villano cojonudo y un actor que nos encanta. Sobre todo ahora que hemos asumido que no ha sido engullido por otro de sus hermanos.

¿Puede ser un punto y final?: ésta es la gran pregunta. Una duda que nos asalta. No tiene sentido seguir explotando la saga, aunque viendo el pelotazo que se aproxima en taquilla cualquier cosa puede suceder. Si hay Torrente 6, nosotros el día que la estrenen nos quedaremos en casa viendo todos esos cortos mostrencos que hizo Santiago Segura como director.

Tagged:
cine
Vice Blog
torrente
Santiago Segura
Torrente 5: Operación Eurovegas