FYI.

This story is over 5 years old.

18+

En busca de la máquina de hacer mamadas perfecta

El Autoblow 2 se anuncia como un revolucionario y realista “robot simulador de sexo oral para hombres”. Llamé a su creador para que me contara qué piensan sus colegas de la facultad de derecho sobre su decisión empresarial, sobre los otros nombres que...
30 Abril 2014, 10:17am

¿Alguna vez has estado fumando hierba con tus colegas mientras pasabais una ingente cantidad de tiempo haciendo las típicas bromas de fumados sobre inventos totalmente absurdos? En caso afirmativo, seguramente os sonará la típica parte de la conversación en la que alguien suelta "¿Sabéis lo que molaría? Un robot que te haga mamadas", y ahí se acaba la historia, porque ya habéis llegado al culmen de la ridiculez y la estupidez al que se puede llegar cuando estás fumado. Pues bien, gracias a un nuevo producto llamado Autoblow 2, ya tenéis nuevo material para hacer cachondeo la próxima vez que fuméis un peta. El Autoblow 2 se anuncia como un revolucionario y realista "robot simulador de sexo oral para hombres". Está equipado con un motor con una autonomía de más de 500 horas, una funda extraíble en forma de boca hecha con piel artificial, varias velocidades y es "superfácil de limpiar". El sitio web del Autoblow 2, además, especifica: "la sensación que se experimenta al tener el pene en el interior de la máquina mientras las protuberancias activadas mecánicamente se desplazan arriba y abajo solo se puede describir en dos palabras: sorprendentemente agradable".

A principios de este año, Brian Sloan, exabogado y creador del Autoblow 2 —así como de otros productos para el entretenimiento de los adultos, como el Autoblow original, el Mangasm, y el Ladygasm—, se dio cuenta de que, a pesar de haber invertido más de 100.000 dólares en la creación y el ensayo del producto, todavía le faltaban otros 45.000 dólares para poder sacar a la luz su proyecto. Eso le llevó a lanzar una campaña de financiación colectiva en IndieGoGo que acabó siendo todo un éxito viral. A falta de 16 días para que finalice la campaña, el Autoblow 2 ha logrado recaudar más de 40.000 dólares.

Fascinado por el concepto del Autoblow 2 y por el éxito de su campaña, decidí llamar a Brian a China (donde reside) para que me contara qué piensan sus colegas de la facultad de derecho sobre su decisión empresarial, sobre los otros nombres que se barajaban para el Autoblow y sobre por qué los juguetes sexuales deberían funcionar como si fueran electrodomésticos de cocina.

VICE: Vale, empecemos con la pregunta más obvia: ¿por qué?

Brian Sloan: [Risas] Y ¿por qué no?

Creo que si les preguntáramos a los hombres cómo sería su aparato de masturbación ideal, muchos dirían, "algo que te lo haga todo, con lo que tú no tuvieras que mover un dedo".

Siempre he tenido la idea de que sería el juguete sexual definitivo. Incluso puede mejorar la vida de la gente, ¿sabes?

La funda del Autoblow 2. Fotos cortesía de Autoblow 2.

Antes de meterte en este negocio, eras abogado. ¿Recuerdas el momento en que dijiste, "esto está muy bien, pero quiero dejarlo y empezar un negocio de juguetes sexuales en China"?

El verano entre el segundo y el tercer año de Derecho conseguí un trabajo en un despacho de abogados. Los fines de semana, me levantaba a las seis de la mañana para hacer una lista de garajes que estaban en venta y el resto del día hacía la ruta de ventas. Ganaba más dinero comprando y vendiendo garajes que en el despacho de abogados. Vine a China porque quería comprobar si podría pagar mi viaje únicamente comprando antigüedades y vendiéndolas en eBay. Lo probé una vez y funcionó. A partir de ahí, empecé a conocer a más y más gente aquí... y decidí que quería mudarme y montar un negocio aquí.

Empecé en el mercado para adultos por mi obsesión con eBay. Sabía qué productos de las distintas categorías se vendían bien, y vi que no había mucha gente que vendiera prendas fetish de látex y artículos de bondage. En China podía encargar que me hicieran trajes de goma, y así empecé, ya que podía hacer tallas personalizadas —sobre todo para gente más voluminosa— a un precio mucho más bajo que el que solían pagar.

¿Cómo es el Autoblow 1?

Es un masturbador. Ya había artículos similares en el mercado, pero este va con batería. Está en nuestra página web original, RoboticBlowjob.com. En el caso del Autoblow 2, el concepto es el mismo, lo que cambia es la ejecución. Otra gente vende variantes del Autoblow original, pero nadie ha creado un masturbador masculino con la misma calidad de un electrodoméstico de cocina, como hemos hecho nosotros con el Autoblow 2.

Es decir, si compraras un juguete sexual y se estropeara a los pocos meses, no pensarías "Ah, no me lo puedo creer. Qué rabia", porque, de alguna forma, esperas que ocurra. En cambio, si te compraras una cafetera espresso, esperarías que al menos te durara un par de años.

Existen artículos sexuales para mujeres que tienen la calidad de un electrodoméstico. Pero hasta ahora, creo, no había artículos para hombres que pudieran considerarse electrodomésticos y no solo un juguete.

"Autoblow" es un nombre fantástico. ¿Qué otros nombres barajasteis antes de quedaros con este?

Buena pregunta. Cuando menciono el producto a los veteranos del sector, les recuerda a un aparato que había en la década de los 80, llamado RoboSuck. Me contaron que era una máquina que se enchufaba en el encendedor del coche, muy popular entre los camioneros.

Básicamente, buscábamos nombres relacionados con robots y con chupar. Por eso llamamos la web RoboticBlowjob.com. No era un nombre increíble en aquel entonces, y probablemente no lo llamaría así si tuviera que decidirlo hoy. Es muy ridículo —y quizá por eso es tan bueno—, pero nunca lo volvería a hacer.

También nos planteamos llamarlo Suck It (chúpalo), pero finalmente lo descartamos.

El Autoblow 2, sin la funda.

¿Por qué crees que la gente debería usar el Autoblow 2 en lugar de, pongamos, un Fleshlight?

Creo que hay dos factores a tener en cuenta con los juguetes masculinos: la sensación que experimentas al ponértelo en el pene y si es una sensación real.

Ambos conceptos están relacionados pero son independientes. No creo que nadie dijera que un Fleshlight no es agradable. La verdad es que el Fleshlight da una sensación muy agradable y reproduce bastante bien la sensación que se tiene con el sexo real. Pero como no es automático, sigues teniendo que masturbarte con la mano. Solo estás mejorando la parte de la sensación, más que la realista. Creo que estos artículos —los de hombres, sobre todo— tenderán a buscar esa experiencia más cercana a la realidad.

No puedo decirte que la sensación en el pene es mucho mejor que con un Fleshlight, pero sí que es igual de agradable, y diferente, porque es muy realista. No te la estás meneando.

Te ha ido muy bien con la campaña en IndieGoGo. Has recaudado 40.000 dólares de los 45.000 que te habías puesto como objetivo. ¿Qué comentarios recibes de los fans del Autoblow 2?

Curiosamente, recibo mensajes de discapacitados y personas con esclerosis múltiple. También me envía muchos e-mails un grupo de veteranos de la guerra de Irak, que sufren problemas de movilidad y buscaban un dispositivo automático. También nos ha escrito gente simplemente para mostrarnos su apoyo y decirnos que nuestra idea les parece genial.

Hay gente del sector que se ha puesto en contacto conmigo para hablar sobre posibles proyectos juntos. La verdad es que ha sido muy interesante. Me escribió una señora, que tiene muchos amigos estrellas del porno, porque estaba interesada en que creáramos un producto juntos. Han pasado muchas cosas a raíz de la campaña de IndieGoGo que nunca habría imaginado.

¿Qué diferencia hay entre el Autoblow 2 y hacerlo de verdad?

Hacerlo de verdad es distinto. La sensación es muy parecida, porque al hacerlo de verdad tampoco usas las manos. Pero tampoco tienes que hablar con el Autoblow 2 cuando has terminado. No tienes que establecer lazos emocionales con el aparato, y eso son ventajas para muchos tíos.

Creo que muchos de los que lo usan son tíos casados que no tienen relaciones con sus mujeres. O están solteros y para ellos el aspecto emocional no es importante.

Físicamente es diferente. Obviamente, no deja de ser una máquina, pero insisto en que para muchos tíos, eso supone una ventaja.

Última pregunta: ¿tú usas el Autoblow 2?

Diría más bien que he hecho pruebas con el Autoblow 2, pero no soy un loco de los masturbadores. Lo comparo a la idea de si un alcohólico debería abrir un bar. Supongo que no. He fabricado el Autoblow 2 lo mejor que he podido y, la verdad, para eso he tenido que probarlo. Cuando veo a amigos que se montan negocios porque les encanta algún aspecto del mismo, siempre escogen mal, porque no tienen en cuenta la realidad del sector. Quizá no sea la persona que más utiliza los masturbadores, pero sí que entiendo perfectamente lo que quieren los hombres. Y creo que he conseguido dárselo.

Para hacer una donación para el Autoblow 2 en IndieGoGo, haz clic aquí. Si quieres más información sobre el Autoblow 2, visita Autoblow2.com

Sigue a Jordan Sowunmi en Twitter