Publicidad
Cultura

Nos iniciamos en el poliamor, donde no todo es follar fuera de la pareja

Visitamos el mundo de la no-monogamia. No tiene nada que ver con adulterios, ni ficheros de Ashley Madison. Es otra cosa distinta.

por Fernando Bernal
30 Octubre 2015, 3:46am

Imagen vía

¿Quién lo practica? ¿En qué se diferencia de una infidelidad? ¿De unos cuernos? ¿Cómo es eso de tener varias parejas a la vez? En definitiva, ¿qué significa poliamor? "Amar a varias personas a la vez, de forma consensuada, consciente y ética". Así lo define Poliamor Madrid. Es decir, tener varias relaciones a un mismo tiempo y que todo sea transparente y límpio, que no haya listas como las de Ashley Madinson, ni detectives privados haciendo fotos a apartamentos que se alquilan por horas para follar. El polo opuesto al adulterio.

Esta forma de vida viene de Estados Unidos (polyamory), según nos cuenta Miguel Vagalume, de la web Golfxs con principios, y tuvo un origen hippie con la autora Morning Glory, que es la que utiliza por primera vez el término. "Su trasvase al castellano se produjo a través de diferentes ambientes y de diferente manera. En nuestro país ya se estaba intentando llevar a la práctica hace 15 años en el ambiente feminista como consecuencia de cuestionar la monogamia y el amor romántico (...). El poliamor como término, no empezó a utilizarse de manera significativa en castellano y buscarse en Google (eso registra Google Trends) hasta octubre 2005, y se utilizó poco".

Ahora está en auge, se habla de poliamor y se practica el poliamor, vamos a ver si nos enteremos bien en qué consiste.

VICE: Hola, Miguel, dinos qué es exactamente el poliamor.

Miguel Vagalume: Estrictamente es, como dice Poliamor Madrid, "amar a varias personas a la vez, de forma consensuada, consciente y ética". Es una relación emocional entre más de dos personas de manera simultanea y con el acuerdo de todas las personas implicadas. La no monogamia ha existido de toda la vida; el cambio de las reglas de juego está en la honestidad, en aplicar la ética a las relaciones. Actualmente el término poliamor se ha ido convirtiendo más en un concepto-paraguas que se usa para referirse en general a relaciones de más de dos personas simultáneamente en la que hay una implicación emocional, y así incluir -por cuestiones prácticas, no como conceptos- las diferentes formas de relaciones que van surgiendo, como la anarquía relacional.

No hay que confundirlo con infidelidad, ¿no?

Pues no... Pretende ser lo contrario, tener relaciones con toda la honestidad posible y con todas las personas involucradas sabiendo cuál es la situación.

¿Quiénes son los practicantes de este tipo de relaciones?

Pues la verdad es fácil de ver en los eventos organizados en torno a este tema: no hay un patrón de momento... Hay quienes vienen de relaciones monógamas en las que engañaban a su pareja, y que han decidido "salir del armario" y hacer las cosas de manera más honesta. Hay quienes sólo se acercan por curiosidad, quienes tienen este tipo de relaciones a partir de su idea de libertad, o por sus ideales políticos. Quienes no acababan de encontrar su sitio en el ambiente swinger. Quienes prefieren tener varias relaciones simultáneamente como proyecto original.

Tampoco hay un patrón en cuanto a la edad. Van muchas personas jóvenes, en la veintena, hasta gente con más de cincuenta años... Es un colectivo muy amplio y variado, al que cada cual llega por una trayectoria vital distinta.

Esto consiste en tener más de una pareja. Para la convivencia debe ser difícil... si ya es difícil con una.

Pues sí, conviene no olvidar que no es la manera de tener relaciones más sencillas, sino que es algo más complicado, pero más satisfactorio... para quien quiere hacerlo. Es semejante a tener criaturas: Es algo muy deseado para quien lo busca conscientemente, y muy satisfactorio, a pesar de las pocas horas de sueño, de los gastos, de los sustos... es algo que se te olvida con la felicidad que sientes. Pero tener criaturas también puede ser un infierno para quien acabó teniéndolas por no perder a su pareja, por hacer "lo que hace todo el mundo", por contentar a su familia... Pero sí, tienes razón, es complicado (hasta en lo más básico, como conseguir tener tiempo para todo) y es algo que no es para todo el mundo.

¿Qué importancia tiene el sexo en el poliamor?

Pues en la realidad no más que la media. Pero el enfoque sensacionalista que le da la prensa hace que poco a poco la gente vaya distanciándose del poliamor (por ese exceso de foco que se pone en el sexo) para irse centrando más en la anarquía relacional, que no se asocia tan rápidamente con imágenes de amor libre, comunas y orgías como se ha hecho con el poliamor, sino con la creación de relaciones de una manera más reflexiva y desde el cuestionamiento de las estructuras sociales más convencionales.

Cómo se inicia uno en esto.

Pues lo mejor, poco a poco. El primer paso, el más recomendable, plantearse qué quieres, si te apetece meterte en algo así, saber por qué razón lo haces. Y después de eso depende de si se hace en pareja o por independiente. Unas recomendaciones generales, para cuando tengamos más relaciones, serían: Compartir con tu/s pareja/s qué tipo de relación se está buscando (una gente piensa que con el modelo del poliamor ligará mucho, tendrá muchas aventuras, mientras que otra lo adopta para tener intensas y profundas relaciones emocionales...), ir gradualmente y trabajarse los obstáculos en equipo. De todos es algo que se debe ver en detalle, caso por caso. Es una cuestión relacional, depende de las dinámicas habituales en las relaciones de esas personas, de su historia personal hasta ese momento... No hay un modelo que se adapte exactamente igual a todo el mundo. Y en esto hay quien prefiere ir aprendiendo mediante prueba y error, quien recurre a guías prácticas (para eso hemos traducido Etica Promiscua y Opening Up) o con la ayuda de una coach,por ejemplo. Colaboramos habitualmente con Victoria Rosa, una coach que acompaña durante tres meses a quienes prefieren hacer el recorrido inicial en las relaciones abiertas con el apoyo de alguien profesional y con experiencia.

Imagen vía

Hay mucho interesado, gente que aprovecha el tema del poliamor para engañar a sus parejas.

Desde luego no podemos saber quién se acerca a este ambiente engañando a su pareja... De todos modos, la relación más aprovechada en la Historia para engañar a sus parejas es la monogamia. Porque en realidad cuando se habla de monogamia o no monogamia se habla de qué pueden o no pueden hacer las mujeres, porque es sabido que de toda la vida los hombres han tenido mucho más derecho a saltarse el acuerdo... ¿Tenemos que recordar las leyes que había en tiempo de nuestras abuelas en nuestro país, que su marido tenía derecho a matarla si era adultera?.

La monogamia es ese acuerdo supuestamente igualitario, en el que en realidad hay una doble moral, por la que a él se le considera mejor (más macho) si está con más mujeres y tiene justificaciones sociales y biológicas ("los hombres son como son", "son infieles por naturaleza", etc) mientras que a ellas se las critica por tener disfrutar del sexo con otra persona que su pareja. No hace falta ser premio Nobel para saber eso. Afortunadamente eso está cambiando entre la gente más joven... aunque en la dirección que no esperábamos: Tanto ellos como ellas entienden que tienen que cumplir los mitos del amor romántico.

¿Se dan relaciones sexuales en grupo? ¿Entre dos parejas?

Bueno, como en todo grupo hay gente más promiscua y quien lo es menos. Hay quienes las tienen entre más de dos personas y quienes tienen bastante poco interés en el sexo. Lo bueno que tiene salirse de la norma es que te puede llevar a hacerte preguntas que no te habías planteado (¿qué es ponerse los cuernos y qué no?¿fantasear con otra persona es una infidelidad?¿a qué nos referimos con relación fluida?¿y abierta?¿a qué le llamamos sexo seguro?¿al sexo oral con preservativo?). Y una vez que te replanteas lo que te han contado que es 'lo normal', eres más capaz de decidir de manera independiente qué tipo de relaciones quieres tener, sean del tipo que sean.

Y sobre vuestra web, Golfos con Principios, ¿qué nos dices?

En realidad es Golfxs —con una x— con principios... Es decir, teniendo presente la gran diversidad que hay dentro del universo de los géneros... Nuestra web intenta dar una visión positiva de las identidades, prácticas y relaciones no convencionales, al mismo tiempo que ofrece herramientas a quienes están/estamos en esos colectivos para poder construir a su alrededor el mundo en el que quieren vivir (parafraseando Ética Promiscua). Eso lo hacemos a través de activismo, traducciones, artículos, charlas, eventos, talleres y servicios especializados en esos colectivos. Como además tiene dentro el blog 'La mosca cojonera', que actualizamos casi todos los días desde 2006, eso ha permitido que se haya ido almacenando una cantidad muy importante de información sobre muchos temas...

Abordáis muchas temáticas, ¿cuál la más visitada?

Pues por ahora hay dos temas 'estrella' si lo medimos por las visitas: el BDSM y el poliamor. Las visitas al BDSM se han centrado en dos posts, 'Los 50 errores de Grey' y '10 consejos para la mujer novata, soltera, heterosexual y 'sumisa', traducción de un artículo de Jay Wiseman, una autoridad en el BDSM. Entre las visitas a temas relacionados con el poliamor o la no-monogamia, se reparten más, se dirigen a muchos temas diferentes, como las alternativas al amor romántico, artículos sobre diferentes formas de relación... Es en nuestra página de Facebook (y las de Etica Promiscua y Opening Up) donde más fácilmente se ve el enorme interés que hay en este tema. En tercer lugar, las perversiones las siguen de cerca.