FYI.

This story is over 5 years old.

Vice Blog

WILLIAM Y KATE, DETENED ESTA LOCURA.

25.11.10

Soy inglés, y cuando no estoy bebiendo 10 pintas de lager y metiéndome en sangrientas peleas a puñetazos con completos desconocidos, no hay nada que me guste más que trabajar. El trabajo es lo que hizo grande a nuestro país. El trabajo nos mantiene alejados de nuestras feas novias y esposas y crea la cantidad tensión exacta y necesaria para salir el fin de semana a desahogarnos en autodestructivas farras. Por eso, y aunque me siento feliz por la pareja Real (salve Inglaterra, etc.), no creo que se estén dando cuenta de la repercusiones de darle al país un día festivo extra.

En caso de que no sepáis de lo que estoy hablando, lo que sucede es que, por primera vez en la historia de Inglaterra, la semana laboral previa a la boda será de sólo tres días. Es un escándalo. Algunos comunistas holgazanes hasta se están planteando tomarse libre toda la semana.

El coste económico de un festivo es para el país de 6.000 millones de libras, pero, ¿qué hay del coste emocional? Como a la mayoría de ingleses, la simple idea de tomarme vacaciones me pone enfermo (esta es la razón de que, cuando por obligación tengo que irme a Benidorm o Ibiza, tengo que beber más para evitar caer en la depresión). Más vacaciones destruirán el carácter nacional, harán que nos relajemos y seamos menos propensos a sufrir ataques cardíacos, convertirá a nuestra sana juventud en una panda de holgazanes y marcará el final de nuestra gran nación. Por favor, Will y Kate, detened esta locura.

BROOKLYN BESTMAN