Locura turca: Una revisión del rock de Anatolia

Uno de los bancos musicales necesarios para comprender la identidad hipster millennial, es el de la psicodelia turca. Checa lo que dice nuestro especialista al respecto de este movimiento.
9.8.16

Moğollar siendo bien turcos y bien rockeros al mismo tiempo

Durante las últimas décadas, los buscadores de discos de acetato o crate-diggers (por su nombre en inglés), han agotado las reservas de vinilo de países como los Estados Unidos e Inglaterra. La mayoría de los países de occidente son terrenos conocidos: los cartógrafos de la música grabada han trazado ya varios mapas y saqueado varias aldeas obteniendo botines invaluables.

Publicidad

Más recientemente, el oeste africano y Brasil se convirtieron en los destinos favoritos de los caza-vinilos. En África los discos de músicos de afrobeat, highlife y afrofunk han sido reeditados y son de relativamente fácil acceso. Los compilaciones de Tim Maia, Os Mutantes y reediciones de Jorge Ben y Marcos Valle llenaron y siguen ocupando los anaqueles de las tiendas desde la década pasada.

Otro destino que sigue estando en boga entre los buscadores de sonidos nuevos es Turquía. Recuerdo que en el 2007 el beatmaker Oh No (hermano de Otis Jackson Jr. mejor conocido como Madlib) editó un disco de nombre Dr. No’s Oxperiment que incluía muchos beats con sampleos de rolas de rock turco o "rock de Anatolia" como se le conoce al género fruto de la fusión entre el rock occidental y el folclore turco. Ese fue mi primer acercamiento a este mestizaje de música popular, nacido en la antigua Constantinopla. Por su parte Jay Dee, también conocido como J Dilla, de Detroit, abre su Welcome 2 Detroit con un sampleo de la canción impronunciable para un servidor "Haliç'te Gün Batışı" de la banda turca Moğollar. Moğollar en turco significa Mongol y fue una de las bandas que durante los setenta experimentó con el rock psicodélico y progresivo de occidente incorporando sonidos turcos.

Siendo que Turquía se encuentra geográficamente en el medio del continente Euroasiático y representa el acceso, para occidente al oriente y viceversa; es natural que su música tenga un sonido que contiene la influencia de bandas inglesas y americanas como los Doors, los Beatles y los Stones combinándolo con instrumentos orientales como el zas. El zas es un instrumento de cuerdas que amplificado tiene un sonido más apto para el rock que el ya reconocido sitar. En su momento el sitar fue utilizado por bandas americanas y europeas en sus esporádicas y poco afortunadas incursiones a los sonidos de orientales.

Con la llegada a Turquía de los instrumentos musicales propios del rock como la guitarra y el bajo eléctricos, los músicos locales empezaron a experimentar con ellos. Se dice que el rock de Anatolia tiene su origen en un concurso de talento local en el cual existían dos condiciones: la primera, interpretar temas en el idioma local y, la segunda, interpretar temas clásicos del folclore turco. Bien podría ser ese el origen de bandas como Moğollar, Cem Baraka, Silüetler y Erkin Koray, que es considerado casi unánimemente como el padre del rock de Turquía.

El guitarrista Erkin Koray comenzó su carrera durante los años cincuenta haciendo covers de canciones de rock and roll populares. Así empezaría una carrera exitosa y revolucionaria en su país, armado de una guitarra eléctrica y el cabello largo. Durante los sesenta fue insultado y asaltado varias veces en las calles de Estanbul por su ropa y su larga cabellera. Incluso fue acuchillado por un ultraderechista. Nada de eso detuvo a Erkin en su camino a convertirse en una leyenda de la música en Turquía. Precisamente a Erkin se le atribuye la invención del Zas eléctrico que se convertiría en uno de los sonidos característicos del Rock de Anatolia y de la obra del guitarrista.

Hacía finales de los setenta, Turquía iniciaría un período de régimen militar que causaría un éxodo de artistas y con ello la producción musical de las bandas de rock turco se vendría abajo dramáticamente. Si bien la producción de vinilos en los sesenta y setenta fue muy prolífica, durante los ochenta todo ese rock psicodélico no tuvo reediciones y aunque existen copias de discos de rock turco en el mercado, el precio es muy elevado.

A principios de la década corriente se comenzaron a editar compilaciones de rock y folk turco que reúnen lo mejor de las décadas más exitosas del género. Para aquellos que están en contra de las compilaciones, mírenlo desde el punto de vista económico: pueden ser adquiridas por un precio mucho más accesible que en el que se encuentran las versiones originales. Si bien es increíble el sentimiento de poseer una edición original, las compilaciones pueden ser una gran introducción a estos sonidos.

En Revancha tenemos la serie Turkish Freakout que está compuesta por dos compilaciones dobles dedicadas al Psych-Folk turco y que incluyen temas de Erkin Koray, Ersen y Afet Serenay entre otros. También contamos con copias del Istanbul 70 que trae clásicos de Mogollar, Esmeray y Derdloyklar entre otros íconos de la música turca de los setenta.

Recuerda seguir a Revancha en Facebook, Twitter e Instagram.