Cómo el caso de Nacho Vidal ha afectado al porno español

El parón de la industria está obligando a los profesionales del sector a buscar alternativas para no quebrar.

|
26 Febrero 2019, 4:00am

Imagen de VICE

Desde que salió la noticia en la que se decía que presuntamente Nacho Vidal tenía VIH el mundo del porno está revolucionado. “Muchas hemos llamado directamente a la clínica para informarnos de los protocolos a seguir y de momento el único es parar de trabajar, hacernos una analítica ahora y otra dentro de dos meses para comprobar que está todo bien”; nos explica Laura* trabajadora en el sector. No quiere publicar su nombre real porque le sabe fatal hablar sobre un compañero sin su permiso.

El protocolo establece que cuando hay un positivo de VIH en la industria se paren los rodajes durante al menos 40 días, con todas las consecuencias que esto conlleva. “A las personas que ya tienen un nombre no les afecta", asegura Laura, "pueden dedicarse a hacer webcamming u ofrecer otros servicios online, pero para las pequeñas como yo tenemos de tirar de otros negocios como la prostitución”, nos dice.

Después de que el supuesto positivo de Nacho Vidal se convirtiera en viral, Laura ha recibido una gran cantidad de mensajes, ya sea de conocidos o clientes para preguntar si ella estaba bien. “Es ridículo. Se ha sobredimensionado de tal forma que está contribuyendo a reforzar un estigma sobre nuestra industria. Sin saber cómo, la gente relaciona las palabras, porno, sida y Barcelona”, explica Laura.


MIRA:


“Se le está dando mucho bombo a un riesgo que sabemos que corremos todos los actores y actrices”, nos dice Ana*, que también quiere permanecer en el anonimato para no hacer leña del árbol. “Desde mi punto de vista es muy triste, las estadísticas fuera del porno sí que dan miedo”, asegura.

Y es que la noticia ha dividido de alguna forma a los y las profesionales. “Hay muy poco compañerismo”; nos dice. “Que sí, que hay buenísimas personas en el sector, pero no tantas como debería y en este caso se acaba de demostrar”, confiesa Ana. “A mí la noticia me afectó porque me hizo darme cuenta de que la gente no nos ve como personas ni como profesionales. Nos ven como máquinas de hacer billetes, con pocos sentimientos y como si nos pudiesen vender como un coche”, asegura la actriz, que lo ve todo como una gran injusticia.

A las personas que trabajan en el cine para adultos independiente no les ha afectado demasiado. “No trabajamos al ritmo del porno mainstream ni tampoco trabajamos con sus performers”, nos explica Silvia*, productora y directora. Según nos comenta no han tenido que cancelar nada porque en estos días tampoco tenían previsto rodar nada.

Javi* es productor de cine adulto mainstream. El parón le ha afectado de pleno. Cree que el tema es complicado y como piensa que sus declaraciones podrían llegar a afectar su negocio prefiere no publicar su nombre real. En su caso no se plantea rodar nada hasta verano, por seguridad. La productora la tiene junto a su novia, que es actriz porno y webcammer y Javi se dedica también a gestionar su imagen. Ahora es su actividad principal.

“Creo que toda la escena está comprometida. Estoy convencido de que el problema no se ha originado en el porno, habrá que ver que pasa, pero pienso que la infección no ha sucedido en una escena”, asegura el productor.

Según nos cuenta es muy fácil culpabilizar a la industria: “ahora aparecerá mucha gente hablando de lo mal que está rodar sin condón, pero nosotros en el porno tomamos una serie de precauciones que son muy exhaustivas”, explica. “Es una pena porque esta noticia va a ensuciar nuestra imagen. Lo que más me duele es que ya es una industria que está demonizada de por sí y solo faltan casos como este”.

Javi dice que plantea su trabajo como algo artístico y bonito. “Tanto mi novia como yo hemos estudiado dirección de cine y lo vemos un trabajo igual que el cine convencional, en el que se disfruta incluso más. Ahora habrá que esperar unos meses para ver quién tiene un problema y quién no. Todo el mundo está un poco jodido, hay cosas por confirmar y es complicado”, nos dice.

El panorama es distinto cuando se trata de una gran productora. Nos hemos puesto en contacto con Torbe, uno de los productores de porno español más conocidos, y nos explica que a ellos no les ha afectado en nada. “Nunca hemos tenido contacto con Nacho Vidal y las dos únicas actrices con las que hemos coincidido rodaron con nosotros antes de rodar con él”, nos asegura.

A nivel económico nos dice que tampoco le ha afectado puesto que explica que, como todas las productoras, tienen escenas rodadas y almacenadas para situaciones de emergencia. Según nos cuenta, durante estos días de parón publicarán escenas ya rodadas con otras actrices que nunca hayan rodado con el actor que supuestamente se ha infectado.

Las personas que trabajan de cámaras, productoras o maquilladoras en rodajes porno suelen ser freelancers y ahora han tenido que buscarse la vida fuera del porno. Algunos han aprovechado para hacer vacaciones.

Otras personas van y vienen del porno según los proyectos que les vayan apareciendo, lo que les ha dejado al margen del efecto del parón, como en el caso de Alberto*, sonidista que trabaja, entre otros clientes, para una de las productoras de porno más conocidas de nuestro país. En su caso en particular cada 3 o 4 meses rueda seis películas porno seguidas.

A Pedro tampoco, es cámara habitual de la porn star Lara Tinelli y este mes le han cancelado un rodaje. “Ahora estoy rodando videoclips, algo de publi y también algo de tele de vez en cuando”, me explica, “seguramente habrá algún cámara que le haya afectado más, porque yo me dedico a otras cosas a parte del porno”.

El parón de la industria del porno ha afectado a todos de forma desigual y como todas las crisis, son los pequeños profesionales los que se ven más afectados.

*Se han cambiado los nombres para proteger la identidad de los entrevistados.

Sigue a Alba Carreres en @AlbaCarreres.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.