Un hombre construyó una bomba en un restaurante como lección de seguridad

Cuando nadie llamó al 911 para informar sobre su comportamiento, él mismo llamó al Departamento de Policía de Des Moines.
23.1.19
GettyImages-518378245
Imagen vía Getty Images

Artículo publicado originalmente por Munchies Estados Unidos.

Nota del editor: esta historia se actualizó a las 5:26 pm con comentarios del Departamento de Policía de Des Moines.

En lo que parece como un guión sacado de una telenovela, un hombre que creía que todo el mundo está tan ocupado en otras cosas que podía sentarse en un lugar público y construir una bomba casualmente, decidió probar su punto haciendo exactamente eso.

Publicidad

El martes por la noche, Ivory Lee Washington, de 40 años, se sentó en el restaurante de sushi Akebono 515 en Des Moines, Iowa, y comenzó a sacar varios artículos de un recipiente sellado. Se movió de una mesa a otra sin ser molestado, y cuando el gerente de Akebono notó que por momentos conectaba algo a los enchufes, asumió que Washington solo estaba cargando su teléfono.

A las 6:40 PM, cuando nadie había llamado al 911 para informar sobre su comportamiento, él mismo le llamó al Departamento de Policía de Des Moines. Según KCCI, al principio Washington le dijo a los oficiales que su dispositivo explosivo hecho en casa era falso, pero el escuadrón de bombas fue solicitado en el restaurante para llevárselo de todos modos.

“Era un dispositivo explosivo improvisado que se podía activar. Podría haber sido detonado si hubiera querido, y existía la posibilidad de una detonación accidental, ya que el dispositivo podría haber explotado si se hubiera expuesto a la electricidad estática", Sgt. Paul Parizek le dijo a MUNCHIES. “Después de sus pruebas, el Escuadrón de Bombas del Departamento de Policía de Des Moines detonó una muestra del explosivo del dispositivo. El dispositivo era real".

Si Washington hubiera elegido detonar su dispositivo, cualquier cliente que estuviera a siete metros de su mesa habría resultado herido, y los que estuvieran a menos de tres metros podrían haber muerto.

"Afirmó que lo hizo para llamar la atención sobre el hecho de que a la sociedad no le importa la seguridad, y también para 'probar' la respuesta del departamento de policía", dijo Parizek. “Creo que lo veía como algo necesario; comentó que había hecho lo mismo en un suburbio y se sintió frustrado cuando nadie llamó a la policía. Luego vino al barrio del centro de Des Moines porque allí había más gente".

Akebono 515 no cerró durante o después del incidente, aunque se evacuó temporalmente cuando el departamento de policía llegó el martes por la noche, y estuvo volvieron a abrir el miércoles, como de costumbre. El Registro de Des Moines informa que Washington no tenía antecedentes penales y que su primera audiencia en la corte será el 25 de enero.

Armas DIY

Actualmente se encuentra recluido en la cárcel del condado de Polk por cargos de posesión intencional de material explosivo o incendiario. "Este es un excelente ejemplo de los peligros potenciales de las personas en nuestras comunidades que no dicen algo cuando ven algo sospechoso", agregó Parizek.

En noviembre, Arthur Posey fue arrestado luego de una supuesta amenaza hacer "explotar" un baño en Willie's Chicken Shack en Nueva Orleans. Cuando los agentes de policía detuvieron a Posey, él les dijo que solo quería decir, que iba a "explotarlo" con un movimiento intestinal explosivo. No le creyeron y fue arrestado por "proporcionar información falsa sobre incendios intencionados".