ESPAÑA

Estos son los cuatro casos que desvelan las prácticas criminales de Ausbanc y Manos Limpias

El caso Nóos, en el que se investiga a la Infanta Cristina; el caso de los ERE de Andalucía, con el presidente de Unicaja imputado, y los de las denuncias de Manos Limpias contra el Banco Sabadell y el portavoz de Facua, Rubén Sánchez.
20.4.16
Miguel Bernad custodiado por la policía. (Imagen por Ángel Diaz/EPA)
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

El secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, y el presidente de la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc), Luis Pineda, encabezaban una trama para sacar rédito económico, ganar influencias e incluso perjudicar a sus enemistades mediante la presentación y/o retirada de querellas por parte del sindicato.

De acuerdo con el auto judicial dictado este lunes por la Audiencia Nacional (AN) así queda "indiciariamente acreditado" en cuatro casos: "Palma", en relación al proceso judicial conocido como Nóos en el que se investiga a la Infanta Cristina; "Sevilla", referente al caso ERE en el que el presidente de Unicaja estaba imputado, "Sabadell", relativo a una denuncia contra el Banco Sabadell, y "Facua", que pivota entorno a la enemistad de Pineda con el portavoz de Facua, Rubén Sánchez.

Publicidad

El juez de la AN Santiago Pedraz asegura, en la sentencia interlocutoria que ha dictaminado la prisión sin condiciones para Bernad y Pineda, que, éste último, "dirigía [a través de la asociación que presidía] una organización criminal" cuya finalidad última era "la obtención de un beneficio económico ilícito".

Del Rivero, expresidente de Sacyr, habría pagado a Manos Limpias para que denunciara a Fainé. Leer más aquí.

Las prácticas empleadas se concretaban en presionar a ciertas entidades para llevar a cabo determinados tipos de acuerdos económicos enmascarados como convenios publicitarios que se materializaban, por ejemplo, con la inserción de anuncios en alguna de las revistas que tiene Ausbanc.

Para conseguir que las coacciones, dirigidas sobre todo a entidades financieras, surtieran efecto, Pineda utilizaba el poder de su cargo en Ausbanc, una asociación presuntamente dedicada a denunciar las prácticas abusivas de los bancos. Además, se valía del sindicato Manos Limpias "para reforzar dicha coacción" en los tribunales y en términos mediáticos.

Javier López, presidente de la empresa dedicada a la intermediación financiera Credit Sevices, que denunció sin éxito las supuestas prácticas de extorsión de las que fue víctima, lo explica así: "Pineda me dijo que si no le pagaba, me investigaría, y que si investigaba encontraría cosas…Que o bien estaba con él o bien contra él". De acuerdo con López, la extorsión subía, en su caso, 300.000 euros anuales.

Publicidad

El dictamen de Pedraz calcula que este tipo de prácticas estarían detrás del desvío de más de siete millones de euros.

Los casos

Caso Palma. Este asunto gira en torno al procedimiento judicial que afecta a la Infanta Cristina por el caso Nóos, en el que el sindicato Manos Limpias ejerce la acusación popular y en el que Luis Pineda "utilizaría la estrategia de intentar negociar la retirada de la acusación contra la Infanta a cambio de un acuerdo que le beneficie económicamente". Pineda llamó, en febrero de 2016, al director general de la Fundación La Caixa, Jaume Giró, y le propuso negociar la retirada de la acusación popular de Manos Limpias contra la Infanta Cristina.

En marzo, se puso en contacto con el subdirector general de la asesoría jurídica del Banco Sabadell y le dijo que le comunicara a Miquel Roca [Secretario no Consejero del Banco Sabadell y encargado de la defensa de la Infanta Cristina en el caso Nóos a través de su despacho Roca Junyent Abogados Asociados] que el interlocutor idóneo para negociar el asunto relacionado con el archivo de la causa contra la Infanta Cristina era el propio Pineda. Roca y el subdirector jurídico lo denunciaron a la policía.

Caso Sevilla. Manos Limpias ejerce la acusación popular en el denominando caso ERE, en el que se investiga a Braulio Medel, presidente de Unicaja, entidad bancaria con la que Pineda, a través de las empresas del grupo Ausbanc, negocia y firma diversos convenios, fundamentalmente de índole publicitaria.

Publicidad

La estrategia del presidente de Ausbanc y de Bernad consiste, de acuerdo con el auto, en "un intercambio de información con el secretario general de Unicaja con el propósito de preparar la declaración [de Medel] ante la autoridad judicial, de manera que se confeccione una intervención de Manos Limpias que se ajuste a los intereses de aquel [el presidente de Unicaja] y poder así solicitar el cese de su imputación". A cambio de ello Ausbanc recibirá una importante y adicional contraprestación económica abonada por Unicaja y camuflada en convenios publicitarios y patrocinio.

La entidad financiera pagó más de un millón de euros para que Manos Limpias retirara la acusación contra su presidente. Las negociaciones se llevaron a cabo a principios de 2016 a través del secretario general de Unicaja. El 1 de marzo el abogado del sindicato presenta el escrito para desimputar a Medel. Después, Pineda le envía una carta a Medel con un mensaje muy claro: "Misión cumplida".

Caso Sabadell. La pruebas [conversaciones telefónicas y burofax realizadas a principios de 2016] demostrarían como Luis Pineda diseña una estrategia para hacer creer al subdirector jurídico de Banc Sabadell, entidad financiera contra la que Manos Limpias interpuso una querella, que va a mediar para que ésta se retire. A cambio, Pineda trataba de conseguir que el Sabadell redujera la deuda a un constructor de su entorno. El presidente de Ausbanc sería "el instigador y quien marca las pautas" de la negociación y ordena la retirada de la querella por parte de Manos Limpias.

Irregularidades y chanchullos acorralan al pseudosindicato anticorrupción Manos Limpias. Leer más aquí.

Caso Facua. En una conversación con un abogado de Manos Limpias en Sevilla, Pineda le pide que impute por "subvención encubierta" a Rubén Sánchez, portavoz de la asociación de consumidores Facua, en el caso de las presuntas facturas falsas de UGT-Andalucía, en el que Manos Limpias ejerce la acusación popular.

En la misma conversación se hace referencia a la sentencia que condenó a Ausbanc, a Luis Pineda y a un director de publicaciones de Ausbanc, a indemnizar a Sánchez con un total de 90.000 euros por intromisión ilegítima en el derecho al honor del portavoz de la asociación.

Publicidad

Este es un extracto de la transcripción de la citada conversación que tuvo lugar a finales de 2015:

– Abogado de Manos Limpias: Siguiendo indicaciones tuyas [de Pineda], lógicamente en lo que nos estamos centrando es en todo lo que afecte…

– Pineda: En imputar a éste, en imputar a éste [en relación a Rubén Sánchez].

– Cuenta conmigo.

Sigue a Maria Altimira en Twitter: @MariaAltimira

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs