tatuajes

Este artista tatúa lo que a él le da gana en sus clientes

Cientos de personas de todo el mundo han confiado en Monty Richthofen para que elija el tatuaje que crea que más les representa.

por Tim Geyer; traducido por Mario Clavero Ramos
03 Julio 2018, 4:15am

Foto por Grey Hutton 

Este artículo apareció originalmente en VICE Alemania.

¿Confiarías a ciegas en un amigo para que te tatuase en la piel lo que quisiera? ¿Y en un desconocido? Pues eso es lo que ha conseguido Monty Richthofen, quien ha convencido a cientos de personas para tatuarse lo que él les diga.

Bajo el nombre de Maison Hefner, este muniqués de 23 años hace tatuajes a adultos con mensajes motivacionales y mantras sin decirles cuáles son de antemano. Empezó a trabajar como tatuador un año y medio antes de comenzar su proyecto, My Words, Your Body (“Mis palabras, tu cuerpo”), en 2017. Actualmente, está en Londres terminando un grado de Diseño en la escuela de arte Central Saint Martins.

He contactado con él para descubrir por qué la gente accede a hacerlo, cómo elige los mensajes y qué ocurre si a alguien no le gusta el tatuaje.

Ein Hinterkopf mit der Tätowierung monty richthofen my words your body
Foto por Ferdinand Feldmann.

VICE: Hola, Monty. ¿Puedes describir el proceso que sigues?
Monty Richthofen: Todo empieza con una conversación que suele durar de treinta minutos a una hora y media en la que hago a cada persona las mismas cuatro preguntas: ¿Por qué quieres hacerlo? ¿Qué es para ti la confianza? ¿Por qué confías en mí? ¿Qué vas a hacer si no te gusta el tatuaje? Según sus respuestas, tomamos las decisiones correspondientes.

La duración de la conversación inicial depende de lo abiertas que sean y del tiempo que tarden en dar las respuestas. Hay gente que se pone a hablar de su vida amorosa, de su vida profesional o sobre la vida y la muerte.

¿Cómo eliges los tatuajes?
Basándome en mi propia experiencia y lo que me han contado, elijo el diseño que creo que más representa el momento que están viviendo. Tengo cinco cuadernos con unos 5.000 mensajes diferentes y hay veces en las que me lleva un tiempo tener que buscar la frase exacta, pero también me pasa que otras veces no tengo ni que abrirlos porque ya tengo las palabras adecuadas en mente. A partir de ahí, es decisión suya la parte del cuerpo que se quieren tatuar.

monty richthofen my words your body
Monty Richthofen

¿Están siempre sobrios?
Sí, nunca haría un tatuaje a una persona borracha. Tienen que ser conscientes de lo que está pasando en cada momento, razón por la que tampoco les dejo distraerse con el móvil o las redes sociales.

¿Por qué no haces simplemente el tatuaje que ellos elijan?
Porque no me gusta que el proceso tradicional sea siempre el mismo: alguien viene con una idea en la cabeza o elige un diseño de mis cuadernos, hago el tatuaje y nos despedimos sin haber tenido ni siquiera la oportunidad de conocernos adecuadamente. No me interesa que venga gente que no está en la misma onda que yo.

Lo que quiero es gente que acuda a mí para hacerse un tatuaje que marque una etapa específica de su vida y pueda ayudarla en un futuro. A veces se dice que solo tatúo imágenes de penes y otras tonterías, pero para hacer eso ya tengo a mis amigos. Nunca haría algo así a alguien que me regala su tiempo y su confianza, y que me revela sus intimidades.

monty richthofen my words your body
Foto por Ferdinand Feldmann

Puedes decidir lo que la gente va a llevar tatuado en su piel durante el resto de su vida. ¿Qué se siente al tener ese poder?
En nuestra sociedad, la gente aprovecha su poder en beneficio propio, pero eso no está bien. Yo nunca abusaría del poder que tengo sobre el cuerpo de los demás porque significa mucho más para mí contribuir positivamente a la vida de otra persona.

¿Haces que la gente firme algún tipo de acuerdo para protegerte?
No, y es probable que esté siendo muy ingenuo. Sin embargo, yo lo veo así: si ellos confían en mí, yo tengo que devolverles esa confianza. Además, nadie ha tenido ninguna queja de momento.

¿Por qué crees que la gente se arriesga de esa manera?
Creo que la mayoría de la gente se está obligando a salir de la zona de confort o simplemente quiere experimentar qué se siente al confiar en un desconocido, lo que se puede convertir en un proceso terapéutico. Obviamente, algunos salen encantados, pero siempre les recuerdo que un tatuaje es para toda la vida, así que tienen que estar seguros.

monty richthofen my words your body
El estudio de Richthofen en Londres- Foto de Grey Hutton

¿Qué tatuajes eliges para la gente que no te cae bien?
Si alguien no me cae bien, corto la conversación y le digo que no creo que esté preparado. Me ha costado lo mío, pero he aprendido a decir que no.

¿Cuántas solicitudes recibes?
Actualmente, tengo más de cien de todas partes del mundo. Intento apañármelas para responder a todas, pero es un proceso muy lento porque las conversaciones no son cortas y a veces se pueden volver pesadas, así que tengo que prepararme mentalmente para cada cliente.

¿Has cometido un error alguna vez?
Hubo una vez en la que un exsoldado acudió a mí en un momento en el que estaba intentando decidir qué hacer con su vida y decidí tatuarle la frase “Todo requiere su tiempo”. Sin embargo, me distraje un segundo, dejé de mirar la plantilla y me salí de la línea en una palabra. Él lo aceptó sin problemas, pero en aquel momento se podría haber dicho que el mensaje se podía aplicar tanto a él como a mí, ya que ninguno de los dos había conseguido su objetivo por aquel entonces.

monty richthofen my words your body

¿Tienes algún tatuaje favorito?
Uno de mis favoritos es “No soy quien te prometieron que era”, y se lo tatué a una persona que se acababa de hacer un cambio de sexo. Se lo hice en una cicatriz que le dejó la operación.

¿Solo acude gente joven o la variedad de clientes es más amplia?
Viene gente de todo tipo: estudiantes, padres, camioneros, famosos… Si vieras a alguna de estas personas por la calle, pensarías que no le pegaría nada hacerse un tatuaje sorpresa.

¿Qué piensan de tu trabajo los tatuadores tradicionales?
No creen que esté haciendo tatuajes realmente, pero no pasa nada. Tampoco tengo la necesidad de autoproclamarme tatuador, solo quiero hacer ver que los tatuajes pueden ser más que un mero servicio. Hoy en día, han desaparecido las costumbres que formaban parte de las manifestaciones artísticas. En el futuro, quiero intensificar aún más el proceso, posiblemente pasando un día entero con un cliente antes de hacerle el tatuaje.

¡Gracias, Monty!

monty richthofen my words your body
Richthofen elige sus ideas entre una lista de 5.000 mantras que tiene en varios cuadernos.
monty richthofen my words your body
Foto por Grey Hutton

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.