Cómo tatuar un brazo protésico
Mario Leuci y Valentina Acciardi durante la sesión. Todas las fotografías por el autor
tatuajes

Cómo tatuar un brazo protésico

Hablamos con la modelo Valentina Acciardi, la primera persona que se hace un tatuaje en una prótesis de silicona.
06 Julio 2017, 4:00am

El artículo fue publicado originalmente en VICE Italia.

Es difícil sentirse único cuando estás esperando que te hagan un tatuaje en una sala repleta de personas completamente cubiertas de tinta, pero así es precisamente como se sentía Valentina Acciardi. Cuando conocí a la modelo en el Riccione International Tattoo Show, en el norte de Italia, Acciardi estaba a unos pocos instantes de convertirse en la primera persona que se hace un tatuaje en una prótesis de silicona.

En 2004, Acciardi perdió el brazo derecho cuando un día, volviendo a casa de un evento de trabajo de Playboy, el conductor se durmió al volante y tuvieron un accidente. El impacto hizo que Valentina saliera disparada por la luna frontal y la modelo estuvo en coma durante cuatro días.

A pesar de que su brazo protésico —que empieza en la clavícula— no tiene ninguna función motora, Valentina no ha permitido que el accidente cambie sus ambiciones. Desde ese día, ha organizado varias iniciativas benéficas, ha escrito un libro e incluso ha aparecido en la 13.ª edición de Gran Hermano de Italia. El tatuaje, me contó, no era más que el siguiente asalto de su lucha.

"La idea en realidad surgió de un amigo en común que tenemos el artista Mario Leuci y yo", dijo. "Me contó que habían estado trabajando en un proyecto y me preguntó si a mí me podía interesar. Pensé que un tatuaje sería una gran manera de lidiar con la tragedia y de ayudar a volver a vivir una vida normal".

El proceso es más complicado de lo normal porque la piel de silicona que recubre la prótesis es resistente al agua y no permite que se pueda colorear

Leuci, que ha trabajado como tatuador durante 30 años, diseñó el tatuaje de Valentina: un autorretrato de ella. El proceso, como explica Leuci, es más complicado de lo normal "porque la piel de silicona que recubre la prótesis es resistente al agua y se produce de tal modo que no permite que se pueda colorear. Así que hemos tenido que inventar una técnica nueva. El primer paso fue rebajar ligeramente la piel de la prótesis para abrir los poros. Después empecé a calcar el dibujo con un pincel, y por último, lo rellené a mano con una aguja pequeña".

Valentina Acciardi tatuaje prótesis brazo nueva técnica discapacidad tatuajes

Leuci desarrolló una nueva técnica para asegurarse de que los colores se vieran en el brazo protésico

Al contrario que las prótesis, la piel real contiene una capa que puede absorber el color y permite que se extienda al tejido. Crear el tatuaje a mano, nos explicó Leuci, ayudó a solventar el problema. "Si hubiera usado la típica pistola de tatuar, la piel de silicona se rasgaría al instante", dijo. "Por eso sigo una técnica japonesa llamada puntillismo, que consiste en infinitas pequeñas inyecciones de color aplicadas a mano usando una aguja mucho más pequeña".

Mario mojó la punta de la aguja en la tinta y, con delicadeza, empezó a hacer puntitos en la prótesis para asegurarse de que absorbía el color. Después, cubrió el tatuaje con el mismo material de la prótesis para evitar que los cambios de temperatura y el contacto con el agua lo arruinen.

Hasta que Leuci acabó, se formó una gran multitud para hacer preguntas y sacar fotos. Valentina tendrá que pasar por más sesiones para acabar el tatuaje, pero dijo que está orgullosa de haber completado la primera parte con éxito. Más adelante, Leuci espera poder desarrollar más técnicas de tatuaje de prótesis que permitan abrir nuevos caminos en el mundo del arte corporal.

Valentina Acciardi tatuaje prótesis brazo nueva técnica discapacidad tatuajes

Leuci aplicando los últimos retoques a la primera parte del proceso

Valentina Acciardi tatuaje prótesis brazo nueva técnica discapacidad tatuajes

Se usa una aguja 'cheyenne' para asegurarse de que la prótesis no se desgarre

Valentina Acciardi tatuaje prótesis brazo nueva técnica discapacidad tatuajes

Valentina tendrá que pasar por unas cuantas sesiones más antes de que el tatuaje esté acabado