FYI.

This story is over 5 years old.

chile

Chile podría acoger a familias de origen sirio — y no sería la primera vez

El gobierno chileno evalúa la posibilidad de acoger a refugiados sirios. La desestabilización del Imperio Otomano a mediados del siglo XIX ya trajo a una importante comunidad árabe al país andino.
7.9.15
Migrantes y refugiados hacen cola en la isla griega de Lesbos. (Imagen por Angelos Christofilopoulos/AP)

El eco de la crisis de refugiados llegó hasta Chile, y su gobierno se plantea contribuir a la crisis humanitaria que conlleva. "Es una situación que se está evaluando. Al gobierno le preocupa profundamente esta situación humanitaria", afirmó en declaraciones recogidas por el periódico chileno La Tercera el canciller Heraldo Muñoz.

Según la misma fuente, la cancillería se habría reunido con dirigentes de la importante comunidad siria chilena sobre la posibilidad de activar un plan de recibimiento de refugiados sirios. No sería la primera vez que Chile arma un programa de reasentamiento solidario: en el año 2008, 117 personas de origen palestino de un campo de refugiados fueron acogidas en el país andino. La presidenta las recibió en el palacio de la Moneda y recordó que ella "también fue refugiada" durante el régimen de Pinochet.

Publicidad

"El año pasado llegaron algunas personas procedentes de Siria, pero no todas ellas formalizan la solicitud de asilo, ya que muchas veces establecen los contactos con sus familias de origen o parientes lejanos que se encuentran en Chile", cuenta a VICE News Elizabeth San Martín, trabajadora social y encargada de la sección en Santiago de la Fundación de Ayuda Social de las Iglesias Cristianas (FAIS), entidad asociada al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). Según ella misma, en 2014 hubo muy pocas solicitudes de personas de esta nacionalidad.

"No obstante, nosotros aquí en Santiago recibimos a tres personas que solicitaron asilo. Entonces es un número muy pequeño. La mayoría de solicitantes son colombianos", sigue San Martín.

La crisis de refugiados deja en papel mojado la regulación de la Unión Europea. Leer más aquí.

En Chile existe una comunidad árabe de mayoría cristiana ortodoxa muy importante: la integran unas 700.000 personas, 500.000 de las cuales de origen palestino. Y muy asentada en la sociedad chilena. Sergio Bitar, el encargado de negociar con el ejecutivo de Chile este nuevo programa, es ex ministro, actualmente miembro del Consejo Asesor de la Reforma a la Educación Superior y descendiente de sirios. Y Pablo Zalaquett Said, quien fuera alcalde de la capital del país, tiene ascendencia palestina.

"Lo que pasa es que esas personas en estricto rigor no llegan bajo la figura de refugio, como lo concibe el estatuto del refugiado", matiza San Martín.

Publicidad

"El exilio árabe — cristiano que se produce desde mitades del siglo XIX a inicios del siglo XX tiene una composición de casi un 70 por ciento de origen palestino, un 20 por ciento de tradición siria y un 10 por ciento libanés. Y dentro de ese universo yo diría que casi un 95 por ciento es de tradición cristiana, y fundamentalmente de tradición cristiana ortodoxa", explica a VICE News Eugenio Chahuán, director de la Revista de Estudios Árabes del Centro de Estudios Árabes de la Universidad de Chile.

"Precisamente en Siria, y en el mundo árabe en general, las comunidades cristianas están sufriendo una situación bastante compleja, con todos los atentados que ha habido de facciones islamistas hacia la minoría cristiana", continúa Chahuán. "La ciudad de Homs, por ejemplo, una ciudad que representa el 80 por ciento del origen de las comunidades sirias en Chile, es una ciudad fundamentalmente cristiana, y hoy lo que estamos viendo es que muchas de las familias que están asentadas en Chile están viendo que su familia y sus parientes están siendo objeto de agresión y de situaciones complejas. De hecho, han venido a algunos jóvenes a reunirse con las familias que ya llevan bastante tiempo".

"Chile es un país que ha acogido, por razones humanitarias, a un número no muy grande, pero sí por las posibilidades del país, y eso tiene que ver con lo que han significado hace un siglo atrás en la construcción del estado", concluye el académico. La inmigración árabe hacia el país andino coincide con la desestabilización del Imperio Otomano. Con ellos llevaron el oficio del comercio: empezaron con la venta ambulante y acabaron levantando la industria textil, la banca, la agricultura y la minería.

Pero a pesar de su emprendeduría, a los árabes se les conocía despectivamente como "turcos" por su procedencia otomana. Aunque en su defensa son famosas las palabras del intelectual Marcos Chamudes, que a mediados de 1950 arremetió contra lo que él llamaba "racismo antiárabe" tildando a diferentes figuras públicas de origen árabe, algunas cercanas al gobierno de Carlos Ibáñez del Campo (1877-1960), como "talquino, católico apostólico romano", "abogado egresado de la Universidad de Chile", de tener "autentica chilenidad" y de ser "más chileno que el Barrio Alto y Providencia".

España matiza su postura respecto a las cuotas de refugiados — sus excusas cuestionadas. Leer más aquí.

Sigue a Quique Badia en Twitter @qbadiamasoni