FYI.

This story is over 5 years old.

El relator de DDHH de la ONU en Palestina dimite porque Israel no le permite el acceso

El diplomático indonesio Makarim Wibisono que asumió el cargo en 2014 asegura que Israel nunca ha respondido sus múltiples demandas de acceso a territorio palestino.
El diplomático indonesio Makarim Wibisono (a la derecha) durante una comisión de Derechos Humanos de la ONU, 14 de marzo de 2005. Imagen por Laurent Gillieron / EPA

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

El relator especial de la ONU sobre la situación de los derechos humanos en los territorios palestinos ha presentado su dimisión ante la continua negativa por parte de Israel de permitirle la entrada en Palestina. El diplomático indonesio Makarim Wibisono asumió el cargo en junio de 2014. En un comunicado difundido el lunes, Wibisono declaró que se le habían dado garantías de acceso por parte de Israel para entrar en Gaza y Cisjordania. "Entendí que con este mandato Israel me concedería acceso, como observador imparcial y objetivo", escribió Wibisono.

Publicidad

Pero al igual que su predecesor, el profesor estadounidense de Derecho Richard Falk, quien desempeñó el cargo de 2008 hasta 2014, a Wibisono se le impidió acceder a territorio palestino a través de Israel. Aunque Falk fue capaz de entrar en la Gaza controlada por Hamas en 2012 a través de Egipto, Wibisono descartó esta opción por considerarla demasiado peligrosa, dada la situación de conflicto en la península del Sinaí.

El diplomático indonesio asegura en el comunicado que ha transmitido, tanto por escrito como de forma oral, su deseo de viajar a Palestina a través de Israel, pero no recibió ninguna respuesta oficial. El lunes se refirió a la falta de cooperación israelí en una carta enviada al Presidente del Consejo de Derechos Humanos de la ONU; el organismo, con sede en Ginebra, que designa a los relatores especiales.

"Sin respuesta de Israel a mi última solicitud de octubre de 2015 para tener acceso a territorio palestino a finales de 2015, acepto, con profundo pesar, que la premisa sobre la que tomé el mandato, la de tener acceso directo a las víctimas en territorio palestino ocupado, no se cumplió", dijo Wibisiono.

A pesar de no poder acceder a territorio palestino, Wibisono ha trabajado en línea a partir del suministro de información vía entrevistas realizadas en países vecinos, como Jordania y Egipto, y a través de teleconferencias. En marzo de 2015 presentó un informe centrado, en gran medida, en la intervención militar de Israel en Gaza el verano anterior. Citando cifras de la ONU, Wibisono sostuvo que 2.256 palestinos habían sido asesinados durante el conflicto, incluyendo 1.563 civiles, 538 de los cuales eran niños, y pidió a Israel que investigara las muertes.

Publicidad

"Los números muestran la magnitud de la devastación, pero las estadísticas, por sí solas, no pueden hacer justicia a la intensidad del sufrimiento humano o explicar el impacto que el conflicto tendrá sobre los palestinos que viven en Gaza durante los meses y años por venir", escribió Wibisono.

El informe también cita las violaciones en curso cometidas en el lado occidental, incluida la detención sistemática y malos tratos a niños palestinos. "Es especialmente lamentable que los niños palestinos estén sufriendo la peor parte de las políticas y prácticas de la ocupación israelí, ya sea como resultado del bloqueo y las hostilidades en Gaza, el uso excesivo de la fuerza por las fuerzas de seguridad israelíes en protestas legítimas y manifestaciones pacíficas, así como operaciones de búsqueda en los campos de refugiados, y el abuso y los malos tratos en las cárceles israelíes", sigue Wibisono.

Una comunidad universitaria española enciende el debate sobre el boicot académico a Israel. Leer más aquí.

El puesto del relator especial sobre la situación de los derechos humanos fue creado por el organismo predecesor del Consejo de Derechos Humanos, la Comisión de Derechos Humanos, en una resolución de 1993. El último relator al que Israel concedió un pase fue al profesor de derecho surafricano John Dugard, que entró en 2007, de acuerdo a un portavoz de la oficina de Derechos Humanos de la ONU.

Publicidad

"Es mi más sincero deseo que quienquiera que sea el que me sustituya tenga éxito para resolver la situación actual de estancamiento, para así hacer saber a la población palestina que el mundo no ha olvidado su difícil situación y que los derechos humanos universales son, de hecho, universales", afirma Wibisono.

La misión de Israel en las Naciones Unidas, así como su Ministerio de Relaciones Exteriores, no ha respondido a las solicitudes de declaraciones. El gobierno israelí ha tenido una relación conflictiva con los órganos pro derechos humanos de la ONU, incluido el Consejo de Derechos Humanos, al que acusa de parcialidad anti-israelí y de centrarse de manera desproporcionada en las denuncias presentadas en su contra.

Además de no responder a la oficina de Wibisono, Israel ha dicho que no cree que el Tribunal Penal Internacional (TPI), que inició una investigación preliminar sobre los crímenes cometidos en Palestina, tenga jurisdicción sobre los territorios palestinos ocupados. Aunque Israel se retiró de Gaza en 2005 mantiene un bloqueo en la zona costera. Si la demanda de intervención del TPI se materializara, la corte podría implicar tanto a israelíes como a palestinos.

España importa proyectiles de Israel en detrimento de la industria local. Leer más aquí.

Sigue a Samuel Oakford en Twitter: @samueloakford

Sigue a VICE News en Español en Twitter: @VICENewsES