FYI.

This story is over 5 years old.

Miles de brasileños marchan contra la corrupción y exigen la dimisión de Rousseff

Más de 200 protestas se convocaron en Brasil este domingo por tercera vez desde marzo para protestar contra el mandato de Dilma Rousseff.
Photo par Fernando Bizerra Jr./EPA

Miles de brasileños salieron a las calles este domingo para protestar contra la corrupción y la incompetencia del mandato de Dilma Rousseff. Es la tercera protesta contra el gobierno de Rousseff que tiene lugar desde marzo cuando salieron a las calles alrededor de tres millones de personas.

Sin embargo, la protesta de este domingo podría ser la más importante y podría hacer que Rousseff abandone su cargo, afirmaron diversos analistas a Associated Press. Las estimaciones iniciales cifran la asistencia en decenas de miles — una cifra destacable pero no tan importante como las de las protestas que se llevaron a cabo en los meses anteriores.

Publicidad

Varios miles de personas con distintivos verdes y amarillos se manifestaron a largo de la playa de Copacabana en Río de Janeiro, un grupo más pequeño que el que resultó en la manifestación de marzo en el mismo lugar.

En Recife, en el extremo más oriental de la costa de Brasil, miles de personas más llenaron las calles, ondeando la bandera nacional, cantando y bailando. Un manifestante disfrazado con un traje, sobre zancos, quiso recordar la investigación del caso de corrupción Lava Jato. En total, se convocaron unas 200 manifestaciones más en todo el país.

El número de menores asesinados en Brasil se ha duplicado en los últimos 25 años. Leer más aquí

Brazil against socialist dictatorship in progress with Lula and Rousseff — Paulo Sa Elias (@psael)August 16, 2015

En una de las protestas, cientos de personas corearon exigieron la dimisión de Rousseff, declarando que el 93 por ciento de los brasileños desaprueban su gobierno. Una encuesta de Wall Street Journal realizada a principios de este mes prueba que no andan muy desencaminados: sólo el 8 por ciento de los brasileños califica la administración de Rousseff como "buena o excelente", y el 71 por ciento la consideran "mala o terrible."

Los índices de aprobación de Rousseff son los peores de cualquier presidente brasileño desde Fernando Collor de Mello, quien fue obligado a renunciar después de un escándalo de corrupción en 1992.

Las protestas del domingo podrían determinar si el futuro de Rousseff puede acabar en un juicio político o una renuncia como la de Collor. Leonardo Picciani, líder del Partido del Movimiento Democrático en la Cámara Baja, afirmó a Bloomberg: "Los representantes en la cámara baja están prestando mucha atención a las protestas del domingo para ver si tienen un impacto nacional".

Sigue a VICE News en Español: @VICENewsEs

Mira el documental de VICE News, "Contra la copa: el otro lado del Mundial en Brasil (parte 1)"