FYI.

This story is over 5 years old.

Salud

Estos padres antivacunas serán enjuiciados por la muerte de su bebé de 19 meses

Los padres de un bebé fallecido se enfrentan a una pena de prisión de hasta cinco años, después de haber decidido tratar la meningitis de su hijo con un mejunje casero, elaborado a base de proteínas y de sirope de arce, entre otros inútiles...
14.3.16
Imagen vía Facebook
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Esta pareja canadiense ha sido imputada por negligencia con resultado de muerte después de que su bebé de 19 meses muriera cuando estaba bajo su cuidado. El pequeño fue víctima de una meningitis que sus padres solo quisieron tratar con un mejunje casero.

David Stephan, de 32 años y su mujer, Collet Stephan, de 35, se han declarado no culpables del cargo de no socorrer adecuadamente a su hijo Ezekiel, que murió hace ya cuatro años. Si son declarados culpables podrían enfrentarse a penas de hasta cinco años de cárcel.

Publicidad

"No estoy diciendo que le asesinaran, que le maltrataran o que le ignoraran — le querían, ha afirmado el fiscal, Clayton Giles, durante el juicio, según informa el periódico local Global News. Sin embargo, no le llevaron al médico hasta que ya era demasiado tarde — cuando ya era extremadamente tarde.

Ezekiel llevaba enfermo dos semanas, cuando, de pronto, dejó súbitamente de respirar. Fue en ese momento, cuando ya no había nada por hacer, cuando sus padres, finalmente, resolvieron llamar a una ambulancia. Entonces el pequeño fue trasladado hasta un hospital de Calgary en helicóptero. Cinco días después fue desenchufado de las máquinas que le mantenían con vida.

"¿Qué duda cabe?. Ambos, padre y madre, le querían y nunca quisieron hacerle ningún daño. Sin embargo la pregunta es: ¿acaso no deberían de haber buscado el cuidado médico mucho antes?", se pregunta Tim Caulfield, presidente del departamento de políticas de salud de la universidad de Alberta. "Yo creo que esa es la cuestión que el fiscal ha intentado exponer ante el jurado".

Los doctores concluyeron que el pequeño padecía una infección pulmonar, que se complicó hasta desembocar en la fatal meningitis — una conclusión que quizá no sorprendiera a Collet, la madre del pequeño. En una entrevista mantenida con la policía montada del Canadá, a quienes contactó el personal médico del hospital tras recibir al pequeño, Collet le contó a un agente que una enfermera que era amiga íntima de la familia había visitado al pequeño al principio de su enfermedad, y que esta le habría advertido que era muy probable que Ezekiel tuviera meningitis.

Publicidad

Collet contó a la policía que había dado por sentado que Ezekiel, quien ya había padecido mucosidades y fiebres altas en 2012, estaba aquejado de una infección respiratoria, y que estaba convencida de que sus remedios naturales le estaban ayudando a reponerse. Según consta en las conversaciones grabadas con la policía, los progenitores habrían afirmado que prefieren los remedios naturales debido a que habían tenido algunas experiencias negativas con el sistema médico convencional anteriormente.

Ofensiva contra la homeopatía: ¿placebo o terapia efectiva? Leer más aquí.

David y Collet le habrían dado a Ezekiel varios "remedios" a su hijo, básicamente con la intención de estimular su sistema inmunológico, cuando descubrieron que se estaba poniendo cada vez más rígido y letárgico. Entonces le administraron un extracto de hojas de aceituna, proteína de suero de leche, agua y sirope de arce, un zumo elaborado con frutas del bosque congeladas y un brebaje elaborado con una mezcla de vinagre de manzana, salsa de rábanos, pimientos picantes, cebollas machacadas, ajo y jengibre, según ha informado la emisora CBC.

Sin embargo, el padre de Ezekiel, David, ha acudido a Facebook para arremeter contra las informaciones de esta cadena. Según el padre del niño muerto, el relato de la emisora estaría lleno de inexactitudes, pese a que no ha especificado de cuáles se tratarían.

"La idea de estimular el sistema inmunológico con sirope de arce, zumos y fruta congelada es tan disparatada que me marea", ha redactado el indignado progenitor. "Es sabido que todos esos ingredientes contienen grandes cantidades de azúcar. Yo antes sospecharía que se trataría de una fórmula perfecta para alimentar a las posibles bacterias o los virus ya existentes en el organismo, una solución que provocaría en el sistema inmunológico el efecto contrario a la estimulación".

Publicidad

Según el periódico Global News, el tribunal escuchó en boca de sus padres que el pequeño Ezekiel, de 19 meses de edad, creía estar mejorando. Sin embargo, después de dormir una siesta, dejó de respirar — fue entonces cuando llamaron al 911.

Los Stephan han manifestado estar consternados por haber sido imputados criminalmente por la muerte de su hijo y no han querido responder a las peticiones de entrevista de VICE News. Lo que sí han hecho ha sido publicar algunos detalles sobre el juicio en un perfil de Facebook creado en homenaje a su hijo.

En el mismo, la pareja argumenta estar convencida que los abogados del estado estarían actuando de acuerdo con un plan premeditado, y que este no sería otro que ir a por las personas que no creen en las vacunas —la llamada comunidad antivacunas — de la que ellos serían representantes.

Si salimos declarados culpables, escribieron el pasado 10 de febrero, "se sentará un precedente legal según el cual, cuando un niño caiga enfermo, aquellos padres que elijan no vacunar a su hijo tendrán una mayor responsabilidad de acudir a la medicina convencional antes que los padres que les han vacunado. Y en caso de que los niños no vacunados padezcan algún daño por efecto de un enfermedad para la que exista una vacuna, entonces se podrá imputar criminalmente a esos padres…. Se trata de una estrategia deliberada para dar un nuevo paso más a favor de la vacunación".

Publicidad

Sin embargo, Caulfield considera que se trata de una teoría demasiada alambicada, y no cree que se trate de un argumento demasiado convincente. Según él, el gobierno debería de combatir "las pseudociencias que resulten auténticamente perjudiciales para la salud, sin embargo la teoría de las vacunas… resulta demasiado forzada".

"En tal caso, decidir no visitar a un médico en un caso tan grave como el de meningitis, para el que existe una cura clara, resulta todavía más evidente — pero lo único que justifica su decisión de no haber acudido a un médico son sus previas experiencias adversas", ha contado. "Existiendo vacunación, puede que la causa no estuviese tan clara".

Un estudio revela que el paracetamol no solo reduce el dolor, sino también el placer y las reacciones emotivas. Leer más aquí.

"Dicho esto, igual sí que la sentencia podría sentar un precedente legal que aliente la idea de tomar decisiones más científicas", abunda. "Este caso podría sumarse a ese debate y podría ser invocado por aquellos que creen que el gobierno tiene que ser más expeditivo cuando combata determinadas aproximaciones poco científicas en materia de salud".

Esta no es la primera vez en que los Stpehens se meten en problema por su debilidad por los remedios naturales. La pareja tiene una empresa llamada Truehope Nutritional Supoort, que en 2004 demandó al departamento de Salud del Canadá en los tribunales, después de que la administración del país decidiera interceptar un pequeño cargamento de uno de los suplementos vitamínicos que la pareja comercializaba bajo el nombre EMPowerplus, y cuya posología parecía, a todas luces, sospechosa.

Truehope vendía entonces el producto como "un tratamiento alternativo para la salud mental", para tratar a personas con trastornos bipolares, trastornos de ansiedad, y otras enfermedades mentales.

Si bien la agencia de Salud del Canadá no ha podido bloquear su distribución, lo que sí que ha hecho ha sido emitir varias advertencias durante años sobre "los riesgos potenciales para la salud" que entraña consumir EMPowerplus, y mostró su preocupación ante el hecho de que "se esté prestando asesoría médica por parte de personal no cualificado para hacerlo".

Sigue a Tamara Khandaker en Twitter: @Anima_tk

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs