Ni con el #YoMero José Antonio Meade logra remontar
Ilustración por Mauricio Santos.
elecciones méxico 2018

Ni con el #YoMero José Antonio Meade logra remontar

Pese a ser un hombre de números, éstos no han jugado en favor del candidato de Peña Nieto. "Nadie sabe quién es" y "falta construirle una historia", opinan expertos en marketing.
25.5.18

Los candidatos a la presidencia para la elección de 2018 tienen un conjunto de asesores que delinean sus estrategias de campaña, y de quienes depende, en gran medida, el éxito o el fracaso de sus ambiciones. En esta serie llamada ‘X el voto’ entrevistamos a operadores políticos de varias consultoras, quienes nos cuentan cuáles creen que han sido los aciertos y los errores emanados de los 'Cuartos de guerra' de los contendientes.

Publicidad

Pese a ser un hombre de números, éstos no han jugado en favor de José Antonio Meade, el candidato a la Presidencia de la alianza Todos por México.

En su carrera hacia Los Pinos, el exsecretario de Hacienda sigue rezagado pues las encuestas lo colocan detrás de Andrés Manuel López Obrador de "Juntos haremos historia" y de Ricardo Anaya de la coalición "Por México al frente".

Y es que no debe de ser una tarea sencilla, tratar de llegar a la silla presidencial con las siglas de un partido, el PRI, que según una encuesta del Pew Research Center, cuenta con un porcentaje de desaprobación del 67 por ciento de la ciudadanía, muy por encima del 56 por ciento del PAN y del 49 por ciento de Morena.

Luego de meses de incertidumbre sobre quién sería el candidato oficial, en noviembre pasado, el presidente Enrique Peña Nieto finalmente lo arropó y lo presentó como el candidato de su partido para sucederle.


Las 'recetas' del doctor Meade, uno de los presidenciables en México.


El solo nombre de Meade, coinciden especialistas en comunicación política, “fue una buena jugada”, pues se trata de un político que “en el discurso no tiene afiliación política”. En el sexenio de Felipe Calderón fue secretario de Energía y Hacienda, y en el de Peña Nieto de Relaciones Exteriores, Desarrollo Social y repitió en Hacienda, sin haberse afiliado ni al PAN ni al PRI.

Daniela Valencia de la firma de consultores Abella y Valencia explica que la estrategia estuvo dirigida a atraer a los ciudadanos molestos, “mostrarles otra cara, una que no estuviese ligada a los escándalos o a la corrupción de los ex gobernadores de Veracruz, Chihuahua o Quintana Roo”.

Publicidad

Pero “su mejor virtud puede ser su peor defecto”, y eso se resintió en las bases del PRI, el partido que mejor cierra filas cuando así se les solicita. No todos en el PRI, explica Valencia, están satisfechos con esa decisión. De ahí el “háganme suyo” que pidió Meade a las organizaciones más añejas del partido como la Confederación de Trabajadores de México (CTM), la Confederación Nacional Campesina (CNC) y la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP).

El 28 de noviembre pasado, después de darse un baño de priísmo por estas tres organizaciones, Meade se convertiría en el primer candidato del PRI a la presidencia sin afiliación política. Pero ser un candidato ciudadano no es suficiente, señalan los estrategas consultados por VICE. Desde su punto de vista hay mucho trabajo que hacer en el war room de Meade que encabeza Alejandra Sota, quien fuera vocera del expresidente Felipe Calderón en los últimos años de su gestión.

Como impulsor de la estrategia de mensaje —uno de los puestos claves en una campaña, según expertos— ha participado Fernando Vázquez, director de la agencia PCN Consultores, conocidos en el gremio por llevar con éxito la campaña del panista Carlos Mendoza Davis, actual gobernador de Baja California Sur, y del gobernador en Querétaro, Francisco Domínguez.

Los estrategas

Fernando Vázquez, director de PCN Consultores presume —en la publicidad de la empresa— de tener en su haber 99 triunfos de 115 campañas realizadas, pues “en la política, no hay nada peor que perder”. PCN Consultores llevó la campaña de Héctor Yunes cuando contendió como senador en 2012.

En el otro lado del war room está el equipo de Julio Di Bella, quien abandonó el PAN en enero pasado y se sumó a la campaña de Meade para desempeñarse como Vicecoordinador de Redes y Afinidad. Julio fue ex director del Canal Once y quien estuvo a cargo de las campañas de Josefina Vázquez Mota a la Presidencia en 2012 y a la gubernatura del Estado de México en 2017. Se trata, según Anna Montiel de Imagen (doctora en Comunicación y profesora de la FCPyS-UNAM), de un buen equipo y de un candidato con “muy buenas cartas credenciales, de las mejores que hoy tenemos, buen manejo de redes sociales… es una persona que está cómoda hablando de números y eso es fundamental”.

Publicidad

México 2018: el 'Disneylandia' de los consultores políticos.


“Todos sabemos que ha sido un funcionario transexenal, un funcionario hasta cierto punto de los más honestos”, dice José Manuel Urquije, consultor y analista, premiado por la Academia de Artes y Ciencias Políticas en Washington, el año pasado. “Me parece que el error principal está en que no han terminado de decirnos cuál es el personaje, qué nos están vendiendo con José Antonio Meade, falta construir una mejor historia. Que se le venda como el gran funcionario que es, ese perfil ciudadano pero no común, un ciudadano inteligente, tecnócrata que puede hacer muchas cosas por el país”, señala Urquije. “Por ejemplo, todos saben quién es Andrés Manuel, es como la Coca Cola, sabes a qué sabe, cuánto cuesta, qué nos gusta y qué no nos gusta; en cambio con Meade eso no se sabe, todo debería de estar enfilado en un eje rector que es saber de su historia y conocerle mucho mejor”, explica el especialista.


El iracundo candidato paró oreja y mutó en AMLOVE.


Daniela Valencia de Abelle y Valencia, una firma con más de 10 años en el mercado de la consultoría, cuenta que la estrategia en favor del candidato del PRI carece de narrativa. “No es coherente que primero lo veamos como un funcionario público tecnócrata y luego lo veamos en aviones de clase turista o en el Metro. Esas cosas se construyen con el tiempo, no de la noche a la mañana”.

“Le falta mayor entusiasmo, más empuje a nivel verbal. También se ha equivocado en su vestimenta, pues ha mostrado logotipos de marcas y eso lo aleja de las personas de bajos ingresos”, dice Anna Montiel de Imagen y Comunicación, una empresa especializada en asesoría de imagen pública a candidatos, funcionarios y empresarios. El uso de redes, dice Valencia, “ha sido el adecuado y está funcionando. Si se enfoca correctamente en ello puede darle buenos números al candidato”. “El uso del #YoMero fue una buena jugada”, opina. El 7 de febrero Meade dijo en Twitter que “México necesita un Presidente serio. Un profesional que sepa enfrentar los retos internos y externos, que garantice estabilidad económica y brinde certidumbre jurídica”. La coordinadora de campaña de Andrés Manuel López Obrador le contestó al candidato del PRI con la frase “¿A quién propone?", lo que generó la frase en respuesta de José Antonio Meade: “YoMero”. Luego de ello las redes estallaron con memes y opiniones al respecto. “Generó flujo, se habló de Meade y eso, sea en positivo o negativo, es un acierto”, concluye Valencia.

Sin embargo Meade no logra remontar, y hasta el momento va en tercer lugar en las encuestas, muy por debajo de AMLO.

Sigue a Melissa del Pozo en Twitter: @melissadps

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs