Identidad

Hablamos con John Cameron Mitchell sobre cultura popular y los derechos de la comunidad LGBTQ

“Es una historia sobre encontrarte a ti mismo y dejar de lado la condición de víctima”, afirma el director de 'Hedwig and the Angry Inch'.
Captura de pantalla 2019-04-17 a las 15
Captura de pantalla vía Youtube.

Considerada una película de culto para la comunidad LGBTQ, la historia de Hedwig and the Angry Inch ha sido retomada y adaptada en diferentes ocaciones para presentarse a lo largo del mundo. Platiqué por teléfono con su creador, John Cameron Mitchell, acerca de como la industria del entretenimiento ha ayudado a cambiar la percepción que se tenía y se tiene de la comunidad LGBTQ. Además aproveché para preguntarle qué esperar de su presentación en el Auditorio BlackBerry de la Ciudad de México el próximo 22 de mayo.

Publicidad

Hedwig and the Angry Inch se estrenó hace 20 años en Off-Broadway. Le pregunté a John acerca del contexto en el que se creó su personaje. “Hedwig nació de la era del SIDA”, me platica el director, “sí que mi sexualidad estaba atada a la mortalidad, la política, el activismo y la ira”.

En varias ocasiones Mitchell ha aclarado que Hedwig no es un personaje trans, más bien queer, ya que en palabras de su creador: “cuando era hombre, se vio obligado a realizar una reasignación de género en contra de su voluntad, para escapar del Este [Alemania] y es solo más tarde, cuando él es ahora ella, bueno, obligada a ser ella y [después] abandonada”. La personalidad de Hedwig es “autocreada”. Al no sentirse identificado como hombre o mujer, se ve obligado a vivir una transformación que lleva a cabo a través de la música.

Aunque Hedwig and the angry inch no es innovador en cuanto a retratar a la comunidad LGBTQ, Mitchel dice que hay una diferencia marcada con las demás historias que se venían contando, como: Rent, Kinky Boots o Spring Awakening. “Hedwig es diferente de aquellos porque usa la energía del arrastre, la comedia y el punk-rock junto con el performance y se fusiona para convertirse en un híbrido de estas cosas.”, comenta el originario de El Paso, Texas. “Es una historia sobre encontrarte a ti mismo y dejar de lado la condición de víctima, porque al final es simplemente: 'tómame como soy', que creo que es una línea de Rent”.

Publicidad
1555533609609-Captura-de-pantalla-2019-04-17-a-las-153739

Captura de pantalla vía Youtube.

Según John, las enfermedades de transmisión sexual marcaron un punto importante para que las personas queer demandaran sus derechos. Esa lucha condujo al matrimonio gay y otras leyes y derechos para las personas homosexuales. Él es un fiel creyente de que la narrativa audiovisual tuvo un gran efecto en eso afirmando que: “Contar estas historias, tanto documentales como de ficción, es extremadamente importante, especialmente cuando la gente empieza a desconfiar de los hechos o las noticias” y citando la frase de su nuevo musical (Anthem), me dijo, “Si todas las noticias son falsas, todas las historias son verdaderas”, y es que el piensa que la gente solo está poniendo atención a las noticias que quieren escuchar cosa que considera peligroso ya que uno podría vivir en una “cámara de eco” en la que solo recibimos nuestros propios comentarios en un loop infinito.

Las referencias a Hedwig and the anrgy inch son varias, desde documentales como A Decade Under the Influence (Demme y LaGravenese, 2003), el año pasado en el largometraje de Netflix, Alex Strangelove (Johnson, 2018) y hasta en la serie protagonizada por Asa Butterfield, Sex Education #1.5 (Herron, 2019). Le pregunté acerca de esta última referencia que se le hizo a su personaje. “Estoy muy orgulloso de eso. Pero no es solo porque se nos hace referencia, es cómo nos hacen referencia. “, me respondió emocionado, “En esa historia, el origen del amor se juega como un baile escolar y los dos amigos bailan juntos, quiero decir que ni siquiera son parejas románticas, solo son mejores amigos”. Además le encanta que se vistan de Hedwig, porque según él, todos pueden ser Hedwig, sin importar su edad, raza, género o sexualidad.

Platicando sobre la situación política de su país, la cuál considera muy extraña y embarazosa para muchos de sus ciudadanos, él considera que “todos los estadounidenses deberían verse obligados a vivir fuera del país durante al menos un año para comprender que el mundo es más grande que un estúpido suburbio norteamericano, que las personas viven de maneras muy diferentes, y que la gente desea paz, felicidad y armonía”.

Para finalizar nos adelantó lo que podremos esperar en su próxima visita a la Ciudad de México el 22 de mayo en el Auditorio BlackBerry. La gira The Origin of Love es un concierto en el cuál John Cameron Mitchell describe como una “celebración de Hedwig” en la que cuenta el origen de este personaje y de cómo en conjunto con Steven Trask lo creó, así como el papel que las influencias de los evangelios cristianos o los diálogos de Platón jugaron a la hora de escribirlo. El director se mostró emocionado por regresar a nuestro país ya que cree que la Ciudad de México tiene una gran reputación en este momento, comparándola con la edad de oro de Nueva York, describiéndola como enérgica, creativa y optimista.