Qué mascotas no tienen problemas con tu regla

"Recomendamos que no te acerques a ninguna iguana macho durante la menstruación".
22.6.17
Foto vía Wikimedia Commons

Otra vez estás en esos días del mes: te duele la espalda, tus pezones están hinchados y aunque das gracias por no haberte quedado embarazada, maldices a la Madre Naturaleza por tu período. Sin embargo, mientras yaces tumbada en el sofá desando que fuera posible materializar una chocolatina solo con el poder de la mente, tu pequeño gatito que adora esconderse bajo las mantas se acerca y se acurruca a tu lado. A veces es como un ibuprofeno instantáneo y peludo y te sientes mejor mientras cubres de besos a tu mascota. Otras veces sigues toda inflamada y odiando a la humanidad. Sea como fuere, te sientes agradecida de que tu gato haya intentado ayudar.

Mi amiga Silvia está convencida de que el perro de su novio la persigue cuando tiene la menstruación. "Cuando tengo la regla, se cuela en nuestra habitación para olisquear mi ropa interior sucia y entra en el baño cuando acabo de tirar un tampón", me cuenta. Aunque algunos animales reaccionan de forma más obvia ante la menstruación que otros, me propuse investigar exactamente hasta qué punto son intuitivos los animales domésticos en lo que respecta al período. Nos enteramos de qué mascotas saben que tienes la regla pero les da absolutamente igual y cuáles tratarán de atacarte y aparearse contigo.

Foto de Veronika Homchis vía Unsplash

Gatos

Mikel Delgado, asesora titulada de comportamiento felino y aspirante a un doctorado en la Universidad de Berkeley, explicó a Broadly que aunque no existen textos científicos sobre los gatos y la menstruación, ella cree que probablemente perciben el período debido a su extremadamente agudo sentido del olfato. "Detectarían la regla debido a los cambios hormonales y porque la menstruación produce olor", indicó.

"¿Ese cambio de olor les supone algún problema? Seguramente no", dijo Delgado. "Tienen otras formas de identificarnos, como nuestra voz y su sentido de la vista. Y en gran parte seguimos oliendo igual, así que nuestro gato no se preguntará ¿quién es esta extraña persona que ha aparecido de repente?".

Algunas mujeres insisten en que, cuando tienen la regla, su gato sabe lo que sucede. Anna, que convive con dos gatitos, dijo a Broadly: "Mis gatos saben cuándo tengo el período porque vienen y se acurrucan conmigo en el sofá cuando tengo calambres y me quiero morir".

En respuesta, Delgado dijo: "No creo que sean conscientes de que su mami tiene el período y puede estar de mal humor. No saben lo que es la menstruación ni lo que significa, pero si tienes dolores menstruales y estás todo el tiempo en el sofá, es posible que el gato quiera acurrucarse contigo. Aunque no porque crea que tienes la regla, sino porque simplemente se quiere acurrucar". De modo que, aunque los gatos pueden oler si tienes la menstruación, no necesariamente entienden lo que significa eso y, al más puro estilo gatuno, les importa un pito.

Delaney Dawson vía Unsplash

Perros

Es bien sabido que los perros son excepcionalmente sensibles a los olores. El húmedo hocico de los canes posee en torno a 220 millones de sensores, en comparación con los escasos 5 millones de los humanos. Este sentido es tan sensible que se utilizan perros para detectar cáncer de etapa temprana tan solo por el olfato. De modo que tendría sentido suponer que saben cuándo tenemos la regla.

Julie Hecht, estudiante de doctorado en comportamiento animal en la Universidad de Nueva York y autora de la columna "Dog Spies" (Perros espías) en la publicación Scientific American explicó al sitio web de animales Cuteness que "[los perros] saben que hay algo distinto de lo habitual ahí abajo". Sin embargo, igual que los gatos, reconocer el olor diferente no significa que reconozcan la menstruación. "Para ellos no tiene significado, pero sin duda pueden detectar que olemos diferente", explicó Hecht. De modo que, aunque no saben por qué hueles distinto, siguen percibiendo que es así, lo que provoca más olisqueos de la entrepierna y más búsquedas de tus compresas y tampones usados.

Foto de Ricky Kharawala vía Unsplash

Roedores

Como los perros, los roedores son más sensibles a su sentido del olfato que al de la vista. La Dra. Beth Breitweiser, veterinaria en el hospital de especies exóticas All Wild Things Exotic Hospital, dijo a Broadly que los roedores podrían ser capaces de detectar que su dueña tiene el período, pero lo más probable es les dé igual. "Si percibieran la menstruación, sería posible que cambiaran su comportamiento, pero no se han realizado investigaciones sobre el tema", dijo la Dra. Breitweiser. "Teniendo en cuenta que los roedores como mascotas no suelen interactuar demasiado con sus dueños, no se producirá un cambio demasiado palpable en su comportamiento".

Foto de Vittorio Zamboni vía Unsplash

Aves

Parece que el tema de la menstruación en relación con las mascotas domésticas no ha sido demasiado investigado. Lorelei Tibbetts, técnica veterinaria titulada y gerente de prácticas en el Centro de Medicina Aviar y de Especies Exóticas de la Ciudad de Nueva York, explicó a Broadly que nunca se ha llevado a cabo una investigación formal sobre la intersección de las aves y la menstruación. Pero esta falta de investigación no impidió que Tibbetts afirmara con rotundidad que las aves no son conscientes del período de sus dueñas. Dicho de forma simple, "las aves no tienen un sentido del olfato muy desarrollado, como los perros", dijo Tibbetts. "Mientras que los perros son cazadores y poseen un agudo olfato, las aves no serían conscientes de ningún cambio en su propietaria".

Foto de Boris Smokrovic vía Unsplash

Reptiles

"Recomendamos que no te acerques a ninguna iguana macho durante la menstruación", advirtió Breitweiser. Aunque las iguanas son normalmente mascotas muy tranquilas, se sabe que han atacado a sus dueñas cuando estas están menstruando. Breitweiser atribuye estos ataques al cambio en el olor de las feromonas de sus dueñas y al característico estoicismo de las iguanas, que dificulta saber leer qué pasa por la cabeza de estos reptiles. "Como son tan hieráticas, no puedes adivinar si las iguanas quieren a sus dueños. Dispongo de evidencia anecdótica que demuestra que sí aman a sus dueños, como cuando cambian de color o reconocen a sus propietarios", explicó Breitweiser. "Pero algunos machos se vuelven agresivos por el motivo que sea con estos niveles diferentes de feromonas. Especialmente si estás al nivel de sus ojos".

En el informe "Iguanas macho en temporada de apareamiento y hembras humanas", de Melissa Kaplan, autora de Iguanas for Dummies (Iguanas para dummies), leemos que las iguanas no solo atacan a las mujeres que tienen la menstruación, sino que también tratan de aparearse con ellas. Kaplan explica que algunas iguanas poseen órganos especiales que pueden detectar las hormonas de las mujeres cuando menstrúan y que esa capacidad podría llevarles a tener la impresión de haber detectado una pareja sexual: sus incautas propietarias.

Kaplan continúa describiendo su experiencia personal con sus iguanas, Elvys y Freddy. Aunque "Elvys nunca trató activamente de aparearse [con Kaplan] durante el período menstrual [de ella], sí que se volvía más apegado que durante el resto del mes". Por su parte, "Freddy sí que intentó aparearse [con ella]". Los intentos de apareamiento de Freddy incluyeron que arremetiera primero contra su cuello y después contra sus manos, lo que provocó que sus manos "estuvieran gravemente desgarradas e infectadas durante un par de meses".

Pero no todos los reptiles suponen una amenaza cuando tenemos la regla. Aunque se ha demostrado que las serpientes pueden detectar la menstruación, Breitweiser explicó que, en general, la capacidad de los reptiles para percibir el período depende de su sentido del olfato. Pero considérate advertida: no cojas una iguana en brazos cuando tengas el período.